Tame Impala – Currents

Martes, 28 de Julio de 2015 | 1:54 am | Comentarios (3)
Tame Impala – Currents

Artista:

Tame Impala

Álbum:

Currents

Año:

2015

Sello:

Interscope

Tame Impala es, hoy por hoy, la “niña bonita” del indie rock actual. Convidados estelares de cuanto festival veraniego europeo haya, son la punta de lanza y cara visible del movimiento que reivindica la necesidad de retrotraer las influencias del rock psicodélico de fines de los sesenta y gran parte de los setenta. Su lider creativo, el obsesivo guitarrista y vocalista Kevin Parker, goza de la venia casi unánime de la prensa especializada, quienes alaban su talento para crear música retozando en los luminosos y multicolores páramos de la psicodelia. Su último disco de estudio, “Lonerism” (2012), los catapultó al estrellato, aunque luego de eso no mucho sucedió. Tres años tuvieron que pasar para que volvieran al ruedo discográfico con su más reciente álbum, “Currents”, de este año.

TAME IMPALA 01Atendibles y respetables serán siempre las necesidades de un músico de ser honesto consigo mismo y probar nuevos horizontes musicales, algo ya patente en su anterior trabajo; la irresistiblemente ganchera “Feels Like We Only Go Backwards” es prueba tangible de un intento por posicionarse en el espectro más radio friendly de su música, algo que en “Currents” es patente. “Let It Happen”, uno de los singles promocionados, es claro ejemplo de la premisa, donde escasean las guitarras y se opta por un sonido mucho más pop. Parker dijo a un medio estadounidense que “si logro convencer a un fan de la banda que un sintetizador de los ochenta puede ir bien con una base rítmica de los setenta, entonces habré conseguido algo”, lo que con el correr de los singles liberados fue haciéndose claro, algo que a la fanaticada más allegada al sonido guitarrero no le sentó del todo bien y creó una división en sus filas.

La forma más sensata de cuajar el sonido nuevo de Tame Impala en las cabezas de los fans, es entendiendo el concepto: “Currents” es un disco de transición y lo es en muchos sentidos. Es un disco volátil, en el que Parker divaga entre sus ambiciones de ser el mejor compositor, músico y productor de su camada –algo que logra a medias acá- y su necesidad de mostrarse sincero y abierto a explorar nuevos horizontes musicales. También es un disco de ruptura: hay mucho del quiebre de Parker con Melody Prochet, la cantante del por muchos considerado alter ego femenino de Tame Impala, Melody’s Echo Chamber. El interludio “Nangs” no le aporta demasiado al disco, como sí lo hace “The Moment”, cisma dentro del cisma mismo, explorando abiertamente los campos del pop y el R&B, nuevamente carentes de guitarra. “Yes I’m Changing” es el epítome del concepto del álbum, aceptar el cambio como seres humanos sujetos a cambios; una bella balada enrazada en lo más profundo del pop de raíz negra hecho por blancos, como si los Bee Gees estuvieran reformados y aceptando los nuevos tiempos naturalmente.

TAME IMPALA 02Algo del sonido tradicional resuena al comienzo de “Eventually”, otra balada más del catálogo de “Currents” y track imprescindible de este álbum, donde habla de considerar el paso adelante (o al costado) como algo necesario, con su frase definitiva: “Porque sé que seré más feliz / y sé que tú también”. El interludio “Gossip” sirve de introducción a “The Less I Know The Better”, donde el bajo reina y le da horizonte a la canción. El problema sobreviene a la hora de replicar patrones y, en ese sentido, canciones como “Past Life”, “’Cause I’m A Man” o “Love/Paranoia”, si bien sirven para reforzar el concepto del álbum, logran que desde la mitad hacia adelante se torne predecible, musicalmente hablando. No están las sorpresas que, por ejemplo, rebosan “Innerspeaker” (2010), su opera prima, siendo “Disciples” la gran y refrescante excepción que, con su ritmo algo más vivaz, le aporta algo más de diversidad.

“Currents” no es el mejor álbum de Tame Impala y tal vez no sea un imprescindible en su carrera discográfica; su valor radica principalmente en su viraje estilístico y en la honestidad que se desprende de él y, aun más, en la pregunta que plantea tácitamente: si esto es una especie de puente, ¿qué habrá del otro lado del él? Estamos a la espera.

Por Danny Arce

Enlace corto:
(3)
  1. Diego says:

    Nangs, disciples y the less i know the better lo mejor del disco y de lo mejor que ha salido últimamente. Grande Tame!

  2. Boris says:

    Muy buen disco, yo me quedo con new person same old mistakes.
    A todos los que esperaban lo mismo les pregunto….qué hubiera pasado si se autoplagiaban para satisfacer sus demandas?, don parker se arriesgó y salió airoso, es oreja el disco.

  3. Nunca he sido fan de Tame Impala. De hecho, apenas pude soportar escuchar completos Innerspeaker y Lonerism porque al oirlo, me daba la impresión de que Kevin Parker hacía lo (im)posible por cantar como John Lennon; y su banda por tocar como los de Liverpool en su época más loquilla. Pero a pesar de las reticencias que tenía de escucharlo, Currents me sorprendió principalmente porque me pareció un verdadero intento de sonar como ellos mismos. El disco me parece fresco, intenso, con un equilibrio notable entre la neopsicodelia y el pop. Puntos bajos tiene:el orden de las canciones no me termina de convencer y hay un par de canciones que creo que podrían estar de más, pero joyitas como Yes I’m Changing, The Less I Know The Better o Disciples hacen que estos momentos menores se vean como meros detalles.
    Creo que si como tú comentas de un disco de transición, lo aplaudo, porque me parece que van bien encaminados,han dado con su propio sonido y de ahora en adelante sonarán como Tame Impala y no como una versión (o copia descarada) de la era Pitchfork de The Beatles.
    Le doy 8/10 jumbitos 🙂

    PD: El disco lo vengo escuchando de hace rato, pero recién me topé con tu review, por eso el comentario atrasado XD

Comentar

Responder