Spoon – They Want My Soul

Martes, 19 de Agosto de 2014 | 10:40 am | No hay comentarios
Spoon – They Want My Soul

Artista:

Spoon

Álbum:

They Want My Soul

Año:

2014

Sello:

Loma Vista

En esto de la creación musical, el paso del tiempo puede significar muchas cosas. Por un lado, podríamos interpretar que las ideas para componer y las ganas de trabajar se han agotado. Por otro, podríamos aducir que el tiempo es en esencia ese espacio vital que permite nutrirse de nuevas experiencias para así continuar. Cualquiera sea el caso, lo cierto es que el indie rock de Spoon volvió este 2014 con una nueva placa de estudio, después de una prolongada y acordada pausa de 4 años. “They Want My Soul”, octavo disco de la banda encabezada por Britt Daniel, no se aleja del patrón sonoro tan característico en la mayor parte de sus anteriores trabajos. Sin embargo, la originalidad y lo SPOON 01nuevo viene de la mano de la simpleza del sonido, la sobriedad de la instrumentación y la pulcritud de los arreglos.

Es este un disco fundamentalmente introspectivo, compuesto de un repertorio de tan sólo de 10 canciones. En poco más de 35 minutos y alejados de cualquier pretensión de megalomanía sonora, los temas apuestan por las melodías sencillas, coros pegadizos y efectos moderados.  No hay que ir muy lejos para advertir que Spoon se desliza musicalmente por un territorio ya explorado y dominado por ellos. Ahora bien, lo valioso se halla en el reconocimiento de una propuesta que planta una esencia que refuerza una identidad y una marca registrada.

Con “Rent I Pay” el disco amanece en medio de una combinación rítmica entre una batería poderosa y profunda, adornada de unos trazos afilados de guitarra. “Inside Out” es una destacable canción, que presenta una atmósfera de relajo en medio de un coro que invita a la reflexión sobre los efectos del paso del tiempo. El disco vuelve a retornar hacia la vertiginosidad con “Rainy Taxi”, retomando el camino propuesto por el tema inaugural, pero que suma unos efectos de piano que, a ratos, asombran por su efectividad y sencillez. La intensidad del disco se mantiene con el protagonismo dado a “Do You”, una canción que lastima con unos arreglos y efectos bien medidos de guitarra, batería y sintetizadores. “Knock Knock Knock” apuesta por un atmósfera sombría y unos pinchazos de guitarras distorsionada que devuelven el disco hacia la tranquilidad rítmica.

SPOON 02“Outlier” se sumerge en unos efectos de sintetizadores que recuerdan los primeros años de la banda y le prepara el camino al tema que da vida al disco: “They Want My Soul”, que hace concebir a la banda como una agrupación madura con una propuesta ya definida, que plantea temáticas actuales y problemáticas. Algunos buenos momentos con pequeños toques modernos de blues se oyen en “I Just Don’t Understand”. El momento animado y casi bailable, se aproxima hacia el final de la placa con “Let Me Be Mine”, para culminar con una hermanada “New York Kiss”, que es sin lugar a dudas una de las pocas apuestas por la experimentación y la novedad que el disco propone.

Spoon en “They Want My Soul” repite una fórmula que le ha servido para mantenerse en la escena indie por prácticamente 20 años. Siendo un trabajo bien logrado y correctamente adornado, termina reproduciendo y repitiendo algo ya hecho y escuchado hace años. Se echa de menos el momento en que la banda apueste ya no por la fidelidad a sí mismos, sino por la innovación e inventiva que ciertamente ostentan.

Por Javier Mardones

Enlace corto:

Comentar

Responder