Spoon – “Hot Thoughts”

Miércoles, 29 de Marzo de 2017 | 1:51 am | No hay comentarios
Spoon – “Hot Thoughts”

Artista:

Spoon

Álbum:

Hot Thoughts

Año:

2017

Sello:

Matador

Cuando una banda consistentemente está en el umbral de la excelencia, la más mínima expresión de incoherencia se ve horrible. Spoon cuenta con una reputación de calidad probada, de ideas constantemente cambiantes, y de tener su fuerte en la generación de trayectos instrumentales potentes y significantes. Por ello, era digno de temer que los norteamericanos volvieran a asociarse con Dave Fridmann, el hombre detrás del sonido característico de MGMT o The Flaming Lips, cerrando filas con un pop psicodélico que ya habían incluido en parte en “They Want My Soul” (2014). Fridmann tiene fama de adueñarse del sonido de la gente con la que trabaja, y aunque en “Hot Thoughts” -el noveno álbum de la agrupación- esto no llega a ocurrir, es en ciertas expresiones de incoherencia que un trabajo con un potencial gigante pierde un estatus inmaculado para pasar a ser parte de lo terrenal y criticable.

En la generalidad, “Hot Thoughts” sigue siendo un disco con el estándar de Spoon, es decir, muy bueno, con canciones trabajadas con delicadeza y estilo propio. En la generalidad, sigue existiendo una perseverancia en el poder de lo instrumental como discurso en sí, siendo mensaje y medio, sin depender sólo de las letras para expresar emociones. El problema es cuando la virtuosidad no es algo tan evidente como en otros materiales. Este es el primer material editado por la banda sin el multi instrumentista Eric Harvey, quien se fue luego de la gira anterior, y esa confianza en que todo sonará tal como se necesita no está en un cien por ciento, algo que tras varias escuchas al disco se nota. No hay tanta cercanía a las capas sonoras complejas o a esos sonidos escondidos que hacen de un álbum algo a lo que se vuelve una y otra vez.

Algo interesante de “Hot Thoughts” es la clara existencia de dos mitades, una cara A y una cara B, como en los vinilos antiguos. No hay un trayecto lineal que culmine entre el track 1 y el 10, sino que existe narratividad entre los tracks 1 y 5, y entre el 6 y el 10, con dos canciones evidentemente pensadas como cierres de cada cara. “Pink Up” es la más larga del disco, rica en sintetizadores y en dulzura, sin tanta sensación de oscuridad como el resto de la cara, con la engreídamente cool “Hot Thoughts” o la dinámica y vibrante “WhisperI’lllistentohearit” como emblemáticos ejemplos.

En tanto, el cierre de la cara B es “Us”, un track instrumental de alto vuelo, con un saxofón modificado como si fuera una perilla manejada en un track antiguo de Daft Punk, con intención e ideas claras, entre lo extraño y lo sexy, entre la psicodelia y un jazz futurista. El problema de la cara B, que parte tan bien con “Can I Sit Next To You” y la increíble “I Ain’t The One”, es que tras la correcta “Tear It Down” (que parte igual a “Bad Religion” de Frank Ocean) viene “Shotgun”, el peor tema de Spoon en mucho tiempo, y que quita la solemnidad de la seguridad presentada por la banda a lo largo de todo el resto de los tracks, decayendo justo en el peor momento la posibilidad de disfrutarlo mucho más.

“Hot Thoughts” sigue trayendo la calidad de Spoon, como siempre, innovando y llegando a un sonido que se apropia de sintetizadores y un swag implacable, interpretado de gran forma por Britt Daniel, quien comanda a la banda en un nuevo clásico para ellos, con tracks que serán parte de su gran legado, pero con algunos detalles que impiden decir que tocaron techo o que igualaron otros momentos brillantes de su discografía. Y para un proyecto con tanta capacidad y calidad, lamentablemente hoy esa es la exigencia, lo que impide saborear con todo el buen gusto que se quisiera algunos de los singles más deliciosos de la carrera de Spoon.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...