Soul Asylum – Delayed Reaction

Miércoles, 20 de Junio de 2012 | 1:40 pm | No hay comentarios
Soul Asylum – Delayed Reaction

Artista:

Soul Asylum

Álbum:

Delayed Reaction

Año:

2012

Sello:

429 Records

Tuvieron que pasar seis años desde el lanzamiento de “The Silver Lining” (2006), para que los norteamericanos de Soul Asylum nos sorprendieran con nuevo material. Este trabajo constituye su décimo disco de estudio y tiene la particularidad de que será el primer álbum sin Karl Mueller, bajista y fundador de la banda, quien falleció en2005 acausa de un cáncer de garganta (fue reemplazado por Tommy Stinson). La placa fue producida por la misma banda, bajo la supervisión del experimentado John Fields.

La apertura del álbum queda a cargo de “Gravity”, que es también el primer sencillo que se desprende de la placa. Una canción con una melodía muy cercana a los sonidos más clásicos de la banda que, a medida que se desarrolla, crece en velocidad e intensidad. El disco continúa con “Into The Light”, un tema mucho más entusiasta que su predecesor, sacando ventaja con una base mucho más pegajosa y un sonido más ligero. “The Streets” sube las revoluciones en función de su velocidad y una melodía que no escatima en intensidad, con algunos tintes punk y un sonido no tan depurado. Se produce un cambio brusco de ritmo con “By The Way”, la primera balada del álbum, que por consecuencia delega el protagonismo en la voz de David Pirner, que parece estar mejorando con los años. La primera mitad del disco la cierra la enérgica “Pipe Dream”, que no logra destacar por sobre el resto y que sólo se queda en una melodía agradable y unos buenos solos de guitarra.

“Let’s All Kill Each Other” sorprende con su intensidad y dinamismo, propio de las bandas punk-rock, una combinación que da buenos dividendos, convirtiéndola en uno de los tracks más pegajosos de la placa. Llega el turno de “Cruel Intentions”, una gema que parece sacada de un disco de jazz; una hermosa pieza que tiene su valor en el atrevimiento de incursionar en un estilo totalmente nuevo, y por lo bien logrado de su sonido, con un piano que marca a la perfección la línea de la canción. La melodía de “The Juice” pasa prácticamente desapercibida, destacando sólo por la incorporación de una armónica que le entrega un nuevo matiz al tema. “Take Manhattan” trae de vuelta los sonidos que tanto éxito le dieron a la banda a mediados de la década del noventa, con una melodía bastante sencilla y un estribillo pegajoso y fácil de llevar. El cierre corre por cuenta de “I Should’ve Stayed In Bed”, que baja totalmente la intensidad, de la mano de una letra oscura y un ritmo pesimista, que dejan un sabor amargo en los sentidos.

El gran problema con “Delayed Reaction” es que cuando se ha esperado tanto por un nuevo trabajo, se generan demasiadas expectativas respecto a lo que se puede ofrecer, y es en este contexto que Soul Asylum se queda corto en su propuesta. Quizás podría funcionar bien como un disco debut, pero para una banda con casi 30 años de trayectoria, se espera una apuesta mucho más elevada. Para la posteridad quedará “Cruel Intentions”, que es sin lugar a dudas lo más destacable de la placa: un destello de genialidad en un universo de conformismo.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder