Slowdive – “Slowdive”

Martes, 9 de Mayo de 2017 | 1:58 am | No hay comentarios
Slowdive – “Slowdive”

Artista:

Slowdive

Álbum:

Slowdive

Año:

2017

Sello:

Dead Oceans

Durante por lo menos la última década, ha habido un revival del shoegaze, ese estilo que recibió su nombre de la prensa inglesa de finales de los 80 y principio de los 90, donde la difícil categorización de las bandas que tenían en común una fuerte tendencia a los pedales de distorsión, las voces aletargadas y que estaban entre el rock psicodélico y el post-punk, les hizo recibir ese pseudónimo algo malicioso: “esos que se quedaban mirando los zapatos”. Entre ellos destacan My Bloody Valentine, Lush y Ride, y Slowdive está dentro de los conjuntos más icónicos de esta camada de bandas, y ahora, tras su reunión hace tres años, lanzan el álbum homónimo “Slowdive”, que surge tanto por el anhelo de una fanaticada renovada que clamaba por la aparición de un nuevo disco, como por la honesta tendencia del conjunto de manifestarse de manera espontánea, tal como lo hiciese antes su triste disolución en 1995.

No cabe hablar acá de las múltiples caídas que tuvo que experimentar la banda a lo largo de su carrera. Hoy el conjunto puede disfrutar de un reconocimiento que felizmente no fue póstumo. El bajista Nick Chaplin afirmó desde el comienzo de su reunión en 2014: “No queríamos sólo estar tocando un montón de canciones viejas a gente de nuestra edad. Hablamos acerca de hacer música nueva incluso desde antes de que empezáramos a ensayar”, y la honestidad que se escucha en álbumes como “Just For A Day” (1991) se percibe a flor de piel en su nuevo disco desde el primer momento, en esa capa de sonido invernal que a la vez se siente cálido, que llena la atmósfera con voces que se funden creando esta “muralla de sonido” característica del género, funcionando como horizonte donde se vuelven una con el sonido nostálgico de la guitarra, la batería y el bajo.

Si bien, desde “Pygmalion” (1995) la voz de Neil Halstead ha experimentado un desgaste evidente por el paso del tiempo, en el álbum hace un uso inteligente de efectos para darle más matices a esta, como bien se muestra en la canción “Slomo”: mientras que la voz de Rachel Goswell parece haber permanecido inalterable en el tiempo, su desempeño vocal en “Everyone Knows” es sencillamente celestial, y el sonido veloz y preciso de las bases de batería hacen que la música se experimente como un viaje etéreo acelerado. Los duetos característicos de la banda son un lugar en que ambos vocalistas han encontrado desde siempre un terreno cómodo donde trabajar, y en ese sentido “No Longer Making Time” se siente como un homenaje a la emblemática “When The Sun Hits” del álbum “Souvlaki” (1993), donde las voces armónicas, tras una melodía tranquila y un riff plácido de la guitarra, alcanzan un coro intenso. El sonido es familiar, pero se experimenta una indudable renovación.

Otro aspecto notable que Slowdive ha conservado de sus tres discos predecesores, es la majestuosa manera de dar cierre a sus álbumes, y este no es la excepción: en “Falling Ashes” un piano sutil, casi como una caricia, hace avanzar el último tema del álbum con solemnidad, cerrando con voces entrecruzadas que terminan con una sensación de dulzura que, fiel al estilo de la banda, se siente como una caída lenta.

Este nuevo disco de Slowdive cumple con trasmitir algo que pocas bandas pueden: autenticidad. Porque, siendo justos, hay que reconocer que en el sinnúmero de agrupaciones que se reúnen año a año en búsqueda de sus viejas glorias, es difícil encontrar una pieza que sea realmente honesta, que tenga un uso tan cuidado de la instrumentación y que, a la vez, sea increíblemente fiel a la motivación de crear, donde se siente el influjo de una emotividad desbordante. Y es que el homónimo de Slowdive produce la alegría de encontrarse con un viejo amigo, verlo cambiado, escuchar todo lo que ha aprendido con el tiempo y darse cuenta que, aun así, ha conservado su esencia: una sencillez y una calidez que le pertenece por naturaleza.

Por Diego Márquez

Enlace corto:

Comentar

Responder