Savages – Adore Life

Lunes, 25 de Enero de 2016 | 11:04 am | No hay comentarios
Savages – Adore Life

Artista:

Savages

Álbum:

Adore Life

Año:

2016

Sello:

Matador

La vida puede dar muchas vueltas, con muchos estados y sentidos diferentes. La felicidad, la tristeza, la rabia o la determinación de hacer un cambio, son procesos complejos y siempre conducidos por un profundo deseo de aferrarse a algo. Bajo el mensaje de adorar la vida, Savages vuelve a renacer furiosamente con un LP lleno de emociones y una declaración más que clara de lo que son y seguirán siendo. Luego del aclamado “Silence Yourself” (2013), “Adore Life” (2016) se presenta como un álbum completamente a la altura, con todo lo que se podría esperar de la magistral entrega del cuarteto post punk.

SAVAGES 01Un riff irrumpe de la nada para iniciar la descarga de rabia que es “The Answer”, donde Jehnny Beth luce su desatada e inspiradora interpretación sobre la destreza de sus compañeras en una canción que invoca el atronador manifiesto que expresaron en su disco anterior. Fay Milton, encargada de las baquetas, demuestra su potencial en una perfectamente sincronizada ejecución de “Evil”, envuelta en esa aura post punk que sólo ellas pueden entregar con tanta exquisitez sonora. El álbum se va deslizando a través de pasajes de calma y caos. “Sad Person” hace brillar a la bajista Ayse Hassan, quien elabora implacablemente junto a los riffs de Gemma Thompson. Ambas se unen en perfecta sincronía para darle paso a “Adore”, desesperanzadamente épica, con Jehnny preguntado: ¿No es humano adorar la vida? Lo que plantea lo corto que puede ser nuestro paso por este mundo; una verdadera arenga a adorar las cosas que nos rodean, ya que nadie sabe cuándo puede llegar el fin.

La furia y la melancolía empiezan a reposar en “Slowing Down The World”, canción que, precisamente, pone un poco más lentas las cosas, con todos los instrumentos luciéndose de una manera increíble y Hassan y Thompson pasando a ser las verdaderas protagonistas. “I  Need Something New” persigue la marcha de Milton en la batería, calmadamente hasta la irrupción de sus compañeras, con una letra desoladora. Beth pide a gritos la necesidad de algo nuevo, en una ruidosa ceremonia llena del carácter tan único de Savages. La comparación eterna con Joy Division, además de la figura de Beth con la de Ian Curtis, es notoria en ciertos aspectos, como en “When In Love”, que se presenta con un riff muy parecido a lo que entregaba en sus años el cuarteto de Manchester.

SAVAGES 02El final se conduce hacia una calma más reflexiva. En “Surrender” se hace uso de un acople distorsionado, con las líneas de bajo de Hassan sosteniendo una canción que resulta ser un poco anti climática para lo que traía el álbum, por lo que su merito está en lo pulcro de su interpretación. La última cuota de furia la pone “T.I.W.Y.G.”, una composición muy punk, que se diferencia del catalogo general de la banda por su novedad, transformándose de inmediato en una de las posibles favoritas de cara a lo venidero. Este track desvanece su rabia hacia el final para fundirse en “Mechanics”, el cierre desolador de una obra que representa de principio a fin los cánones principales de lo que significa Savages.

La agrupación demuestra que su genialidad no era sólo de un LP, situándose como verdaderos estandartes de la actualidad, con una brillantez que les dará un status legendario cuando sean parte del recuerdo. A todos los que dicen que el rock está muerto, se les debería recomendar poner más atención: se están perdiendo a una generación dorada, que manipula y hace propio cada estilo que encuentra a su paso.

Por Manuel Cabrales

Enlace corto:

Comentar

Responder