Ritchie Kotzen – Cannibals

Miércoles, 18 de Febrero de 2015 | 12:25 pm | No hay comentarios
Ritchie Kotzen – Cannibals

Artista:

Ritchie Kotzen

Álbum:

Cannibals

Año:

2015

Sello:

Headroom-Inc

Para muchos,  Richie Kotzen es un artista que logra refrescar la escena musical de tanto en tanto. Su trabajo en “The Winery Dogs” como en su carrera solista, demuestra que posee  una gran flexibilidad en su sonoridad individual, y “Cannibals” es una muestra de aquello, permitiendo generar atmósferas eclécticas en base a sonoridades R&B, funk y soul. Cabe destacar que, así como en sus discos anteriores, Kotzen es el único músico en la performance instrumental. Además, el trabajo en letras denota una cercanía a tópicos tales como el  desamor, la lujuria, la conquista de la pareja y la sensualidad.

RICHIE KOTZEN 01El title track del disco, “Cannibals”, entrega el primer golpe con un rasgueo potente y un trabajo en baterías impecable. El trabajo de Kotzen en el bajo manifiesta su cercanía a sonidos llenos de cadencia setentera, lo cual es posible reconocer en  “In An Instant”. “The Enemy” corresponde a una balada reposada, cuyas letras reflejan esa añoranza a las canciones de los años setenta, con un sonido cercano a Bruce Springsteen, lo cual se potencia en el trabajo de voces gospel.

“Shake It Off” y “Come On free” sorprenden, mostrando a un Kotzen calmado, y sus habilidades en los teclados Hammond, junto con un potencial vocal, generan escalofríos. Las guitarras retornan en “I’m All In”, en el cual podemos encontrar la esencia de este disco: una canción que entrega los tiempos para solos de guitarras, junto con un trabajo en voces evidente. “Stand Tall” es otra muestra del virtuosismo del hombre proveniente de Pennsylvania, Estados Unidos,  en una mixtura rock/funk exquisita, y un groove que levanta del asiento a cualquier oyente. “Up (You Turn Me)” es  una balada de carácter melódico, con un fuerte trabajo en coros y una delicadeza única en el manejo de los tempos.

RICHIE KOTZEN 02Sin embargo, “You”, el siguiente track, arrastra la emocionalidad completa, con un trabajo en teclados y voces definitivos. Acá se puede apreciar el rango vocal de Kotzen, con una voz dulce y cálida, demostrando su trabajo en agudos de manera soberbia. Esta emocionalidad llega a su cumbre con “Time For The Payment”, una balada con arreglos en guitarra clásica, y con ribetes de flamenco, que ayudan a construir una canción llena de misticismo y pasión.

Así es que “Cannibals” transita desde canciones rock y funk hacia un sonido íntimo, lleno de matices, y con un Richie Kotzen en su mejor nivel. Si bien no es usual a su carrera solista y  a lo que le conocemos en The Winery Dogs, es un disco que se puede escuchar sin sobrecargas emocionales. Siendo una de las primeras publicaciones del presente año, “Cannibals” deja con una grata sensación sonora  a sus oyentes.

Por Orlando Cisterna

Enlace corto:

Comentar

Responder