Reel Big Fish – Candy Coated Fury

Jueves, 5 de Julio de 2012 | 3:17 pm | No hay comentarios
Reel Big Fish – Candy Coated Fury

Artista:

Reel Big Fish

Álbum:

Candy Coated Fury

Año:

2012

Sello:

Rock Ridge Music

Los californianos de Reel Big Fish vuelven a las pistas con su séptimo álbum de estudio, tras cinco años sin revelar material original, siendo su último trabajo con temas propios “Monkeys For Nothin’ And The Chimps For Free” (2007). El disco fue grabado en el estudio personal de la banda en el condado de Orange y producido por el propio líder y vocalista, Aaron Barrett. El arte de la portada corre por cuenta del ilustrador Thom Foolery y, según antecedentes entregados en el sitio oficial del grupo, este álbum sería muy parecido a sus dos primeros trabajos, con la misma intensidad, energía frenética en la música y sarcástico sentido del humor.

El disco no podría comenzar de mejor manera, con la pegajosa melodía de “Everyone Else Is An Asshole”, canción que derrocha energía y dinamismo en cada una de sus líneas, lo que complementado en un divertido coro, la convierten en todo un éxito. La intensidad se mantiene de la mano de “Punisher”, que delega mayor protagonismo en la trompeta de John Christianson y que conserva el estilo lúdico, pero sin ser tan potente como su predecesor. “She’s Not The End Of The World” en sus primeros segundos esboza una melodía mucho más suave, lo que de inmediato se transforma en otro tema enérgico, que no escatima en velocidad y que en base a letras simples captura fácilmente la atención. Llega el turno del primer cover del álbum, la canción “Don’t Let Me Down Gently” original de los británicos de The Wonder Stuff. Un tema entretenido, adornado por una base de trompeta que parece salido de un número circense, y que lo convierten en uno de los grandes aciertos del disco. El viaje continúa con “I Know You Too Well To Like You Anymore”, que mantiene las revoluciones en lo más alto, sacando provecho de la rapidez de su melodía. “Hiding In My Headphones” despliega matices diferentes, disminuyendo el tempo de la canción, centrando la atención en la letra y las múltiples voces. El cierre de la primera parte del álbum queda a cargo de “I Dare You To Break My Heart”, que comienza con unos potentes acordes de guitarra, para proseguir con una melodía alegre, llena de energía y vitalidad.

El disco se llena de sarcasmo con “Your Girlfriend Sucks”, que mantiene la tendencia a las melodías rápidas, con gran participación de la siempre valiosa trompeta, tan propia de los sonidos ska. “Don’t Stop Skankin” muestra una nueva faceta de Reel Big Fish, con una melodía instrumentalmente mucho más elaborada, que a ratos deslumbra con matices muy cercanos al jazz. Los sonidos acústicos de una guitarra son la introducción de “Famous Last Words”, que baja la intensidad, pero que sorprende por su agradable estribillo. El potente inicio de “Lost Cause” es un indicador inequívoco de la vuelta de los sonidos mucho más enérgicos y lúdicos, pero que a ratos coquetea con una base más armónica. “I Love/You Suck” desde un principio muestra sus credenciales ska-punk, con una melodía que puede sonar un poco saturada, pero que, a medida que transcurre, gana en fuerza y velocidad. El álbum mantiene el tono ligero y bromista de la mano de “P.S. I Hate You”, que destaca por un ritmo pegajoso y una base que invita a saltar y disfrutar cada línea. La última canción de la placa es también el segundo cover del disco. La importancia de “The Promise”, que aparece en el álbum debut de los ingleses de When In Rome, radica en que es lo más cercano a una balada que encontraremos en todo este trabajo, y en base a una melodía sensible y agradable, constituye el cierre perfecto para el disco.

“Candy Coated Fury” tiene su principal atributo en la capacidad para mezclar múltiples estilos y sonidos sin perder la identidad de la banda. Se cumple a cabalidad lo reseñado por los californianos en su sitio oficial: canciones muy rápidas, llenas de energía y vitalidad, con un estilo entretenido y sarcástico. En cada uno de los cortes que componen esta placa, se denota el entusiasmo de la banda por volver a sus sonidos más clásicos, que esbozaron en sus primeros trabajos: “Everything Sucks” (1995) y “Turn The Radio Off” (1996). Fiel a su estilo, Reel Big Fish nos entrega una colección de 14 éxitos que se dejen escuchar fácilmente de principio a fin, dejando una agradable sensación en los sentidos.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder