Pixies – Indie Cindy

Martes, 22 de Julio de 2014 | 11:20 am | No hay comentarios
Pixies – Indie Cindy

Artista:

Pixies

Álbum:

Indie Cindy

Año:

2014

Sello:

Pixiesmusic, PIAS

La idea de una carrera perdurable, en el estricto sentido de permanencia y vigencia sobre los escenarios, forma parte de lo que se podría considerar una trayectoria exitosa, sin embargo, Pixies apostó por retomar una carrera que se dejó en pausa y que fue marca característica del sonido alternativo de la década de los noventa. Continuar en esta misma senda, considerando que una de sus piezas más esenciales como lo es la bajista, Kim Deal, haya optado por desligarse de la banda, previamente a que se publicaran los EP’s que forman este disco, no es algo que pase desapercibido para quien quiera reencontrarse con una de las agrupaciones más icónicas, inspiradoras e influyentes de la escena underground. Este nuevo larga duración es el compilado de una serie de EP’s que fueron difundidos entre septiembre de 2013 y marzo de 2014, y que contó con la colaboración del productor Gil Norton, quien ya había participado en las grabaciones de los últimos tres discos de estos norteamericanos, previos a este lanzamiento. Doce pistas son las que se nos presentan en este “Indie Cindy” y que se extiende por poco menos de una hora, donde la banda nos enseña esta nueva propuesta.

PIXIES 01“What Goes Boom”, nos permite comprobar si, efectivamente, las expectativas que se fueron acumulando respecto a esta reunión eran las más oportunas. Y es que, claro, veinte años fuera de los estudios genera una cantidad y variedad de percepciones y juicios, que muchas veces encuentran su origen en los temores que producen las actualizaciones sonoras y estilísticas. Con este tema en particular, se vislumbra un giro en su sello característico, pero más asociado a la madurez musical. Las distorsiones siguen presentes, sólo que ahora los arreglos surgen mucho más limpios y amables, tal como sucede con “Greens And Blues”, donde la voz de Black Francis emana delicadamente y se funde con los suaves acordes de la guitarra de Joey Santiago, la misma que se encarga de iniciar la canción que le otorga el título a este registro, la cual presenta la misma estructura antes mencionada, pero que rompe levemente el esquema destacando con una composición más relacionada con el surf rock. “Bagboy” integra un spoken word, casi a modo de discurso, que se desarrolla sobre una interesante implementación de sintetizadores que se arriesga, explícitamente, con sonidos más contemporáneos.

“Magdalena 318” arranca con un atractivo riff que se complementa a la perfección con la batería de David Lovering, creando una pieza que se aventura con sonidos sutilmente sugestivos, y que conforma la antesala para “Silver Snail” que, si bien, menos entusiasta que las pistas anteriores, se desplaza serenamente incluyendo, eventualmente, unos acordes genéricos del antes mencionado surf rock. Con “Blue Eyed Hexe”, aunque nunca tan evidente, Pixies se decide a juguetear con sonidos más duros; más gritos y menos susurros, inclusión que a la mitad de esta reproducción es para nada despreciable. “Ring The Bell” no destaca por sobre las demás pistas en cuanto a la fórmula utilizada. Posee precisamente todos los elementos antes descritos, sólo que la armonía y melodías se perciben mucho más constantes y reiterativas, tal como sucede con “Another Toe In The Ocean”. “Andro Queen” considera en su articulación sonidos reminiscentes a lo que podemos encontrar en sus registros PIXIES 02anteriores. Distorsiones, una guitarra acústica, leves sonidos espaciales, adicionado a la fragilidad que expresa la voz del frontman, Black Francis. Concluyendo este “Indie Cindy”, nos encontramos con “Snakes” y “Jaime Bravo”, que continuando con la tónica general, cuenta con implementos que se pueden apreciar en la estructura melódica de la mayoría de las bandas actuales que tomaron como influencia a los oriundos de Boston, Massachussets.

La evolución era algo inevitable, pero quizás no tan imprescindible. Sin embargo, las secuelas de esta reinvención no han sido tan evidentes. Si bien, claramente, la ausencia de Kim Deal se ha convertido en uno de los episodios más lamentables y controversiales de la banda, no merma abruptamente en la continuidad de su línea estilística y profesionalismo. En resumen, “Indie Cindy” es una propuesta diferente, pero que logra mantener la identidad de la banda, incorporando a su fórmula clásica las influencias que han ido nutriendo –a lo largo de estas dos décadas- a cada uno de sus integrantes, y que es digno de ser atendido, no sólo por curiosidad, sino que además para comprobar que efectivamente el tiempo no transcurrió en vano.

Por Carolina Velásquez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...