Peter Murphy – Lion

Martes, 17 de Junio de 2014 | 12:48 pm | No hay comentarios
Peter Murphy – Lion

Artista:

Peter Murphy

Álbum:

Lion

Año:

2014

Sello:

Nettwerk

Incombustible. Trabajando bajo las tinieblas, Peter Murphy no se da tiempo para grandes descansos, y a sus 56 años de edad sigue sorprendiendo con música de calidad. Mientras las giras alrededor del mundo no se han detenido, ya era hora de recibir material inédito del inglés, quien se unió a Martin Glover, bajista de los legendarios Killing Joke, para encerrarse en el estudio por unos cuantos días y tocar hasta que el disco estuviera listo. Así es cómo nació “Lion” (2014), un grupo de canciones donde entró a jugar la improvisación y las vísceras de un hombre que parece no tener límites. En un viaje bastante más espeso que el que nos propuso en “Ninth” (2011), el británico apuesta por la introspección absoluta, en casi una hora de música que nos conduce por pasajes luminosos y oscuros, como si Murphy diseccionara su propia alma y la imprimiera en el disco.

PETER MURPHY 01“Hang Up” es la encargada de abrir el álbum, con un Murphy dándolo todo en el canto, tanto así, que en entrevistas el hombre ha reconocido que no sabe cómo enfrentará estas canciones en vivo, ya que pocas veces se había visto alcanzando un registro tan alto. Nosotros podremos comprobarlo in situ el próximo 18 de julio, pero lo cierto es que en la grabación de estudio sorprende escuchar los desgarradores gritos del británico, que no se cansa de poner su garganta a prueba en la excelente “I Am My Own Name”, uno de los cortes “gancheros” de la placa y con la marca registrada de Peter Murphy. “Low Tar Stars” sigue por la misma senda, esta vez apostando por la electrónica, en una canción que fácilmente podría haber formado parte de un catálogo de lo mejor del new wave de los años ochenta. Por lejos, el tema más pop de todo el disco, y también uno de los más destacados del conjunto; para escucharlo una y otra vez.

Para comenzar a bajar las revoluciones y entrar en las partes más existencialistas de “Lion”,  “I’m On Your Side” sigue jugando con las sonoridades electrónicas de la mano de un coro desgarrador y un crescendo que nos deja listos para enfrentar el resto de las canciones, aunque comenzamos a encontrarnos con algunos ripios. “Compression” es una de las más largas, un corte que no entra a la primera y cuyo coro, inspirado y todo, es demasiado similar al escuchado en “I’m On Your Side”, y así también lo es en su estructura, por lo que queda una sensación de déjà vu, que se acrecienta con sus más de seis minutos de duración. Para levantar las cosas llega la emocionante “Holy Clown”, donde vuelven a entrar las guitarras y el Peter Murphy más directo y a la vena.

PETER MURPHY 02A pesar de ser reconocido por su gusto por la oscuridad y el culto que se ha creado en base a su trabajo y figura, las sombras suenan más luminosas que nunca en “Lion”, donde parece existir una melancolía mucho más inspiradora, como las que presentan “The Rose” y “The Ghost Of Shokan Lake”, contrastando con la faceta más reconocida del músico y anotándose como dos claros ejemplos del camino que busca labrar con su décimo trabajo de estudio. Quizás es por esto que “Lion” no se digiere con tan sólo un par de escuchas. Lo cierto es que estamos ante un Peter Murphy que está intentando cosas nuevas, jugando con el canto operático, que funciona muy bien en algunos cortes, pero repetitivo en otros. Sin llegar a jugar en contra de su trabajo, hay que reconocer que la fórmula termina por cansar en algunos instantes, que vienen a ser el gran “pero” de este nuevo disco. La energía vuelve a subir hacia el final de este trabajo con “Eliza”, otro de los momentos más light del LP y que se cuela inteligentemente antes de “Loctaine”, quizás la más bella y sentimental del conjunto, pero que adolece de los defectos señalados anteriormente. Para terminar, “Lion” es la encargada de cerrar el disco, manteniéndose en la misma tónica del resto de los temas, pero sacando a relucir lo mejor del conjunto.

Peter Murphy se anota otro gran disco en su longeva trayectoria. Puede que no sea fácil digerir en primera estancia lo mostrado en “Lion”, pero sólo hacen falta un par de escuchas para que el disco enganche y se pueda disfrutar de cada una de las capas sonoras que el inglés ha plasmado en un trabajo interesante, que da un vuelco a la oscuridad que creíamos conocer para mostrarnos el lado más luminoso e inspirado de las tinieblas.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...