Papa Roach – The Connection

Lunes, 1 de Octubre de 2012 | 12:00 pm | Comentarios (2)
Papa Roach – The Connection

Artista:

Papa Roach

Álbum:

The Connection

Año:

2012

Sello:

Eleven Seven Music

“The Connection” es el séptimo álbum de estudio de los californianos de Papa Roach, sucesor del no tan exitoso “Metamorphosis” (2009) y de “Time For Annihilation” (2010), el primer trabajo que incorpora temas en vivo. Esta placa fue grabada en los estudios The Red House en Sacramento, California, y su producción estuvo a cargo de los experimentados John Feldmann (Panic At The Disco!, The Used y Escape The Fate) y James Michael (Sixx:A.M. y Halestorm), quien también fue responsable del trabajo de 2009.

El disco será editado bajo el alero de la casa discográfica “Eleven Seven Music” y estará compuesto por 13 canciones que, según declaraciones del propio Jacoby Shaddix, tienen el sello de los sonidos más primitivos de Papa Roach. También saldrá al mercado una edición de lujo que contendrá dos tracks adicionales: “What’s Left Of Me” y “9th Life”. La banda estará mostrando su nuevo material en la gira europea que realizarán durante noviembre y diciembre, y que marcará el regreso a los escenarios de Shaddix, quien tuvo que ser operado de urgencia el pasado mes de agosto, debido a un nódulo que se formó en una de sus cuerdas vocales.

“Engage” constituye la introducción del álbum, un breve corte que despliega algunos matices de sonido industrial. Llega el turno de toda la energía y potencia de “Still Swingin”, el primer sencillo que se desprende de la placa, una canción que de inmediato muestra sus credenciales de la mano de una atractiva melodía, un pegajoso estribillo y la intensidad de la batería que no para de golpear. Con “When Did The Angels Go” las revoluciones se mantienen en lo más alto, apareciendo los sonidos más comerciales y melódicos con la impronta de la guitarra de Jerry Horton. “Silences Is The Enemy” comienza con una delicada secuencia de teclado y sintetizador para explotar en una pieza dinámica y energética, que no escatima en derrochar fuerza, convirtiéndose en un excelente prospecto para single. Mucho más contenida que su predecesora, “Before I Die” privilegia un estilo mucho más suave, con interesantes incrementos esporádicos de intensidad, pero manteniendo siempre una línea conservadora. “Wish You Never Met Me” fundamenta su estructura en el sintetizador y en la base rítmica de la batería, una canción interesante, con un sonido 100% nu metal.  La primera mitad del disco la cierra “Give Me Back My Life”, un tema que muestra similitudes con Linkin Park y que destaca por su potencia y velocidad.

“Breathe You In” mantiene la tendencia a las melodías intensas, con mucha presencia de percusión, cuerdas y sonidos sintetizados. Es precisamente en este punto donde queda en evidencia la principal falencia de Papa Roach: la incapacidad de innovar en su propuesta, lo que se refleja en canciones demasiado monótonas y predecibles. “Leader Of The Broken Hearts” llama de inmediato la atención, ofreciendo una faceta mucho más cargada a la electrónica, tomándose un descanso de los sonidos intensos, casi coqueteando con la pista de baile. Todo vuelve a la normalidad con “Not That Beautiful”, que centra todos sus esfuerzos en una melodía plana, que termina por aburrir y que no aporta en demasía al desarrollo del álbum. Si existe algo a rescatar en “Walking Dead” son las enérgicas secuencias de batería de Tony Palermo, porque el resto de la canción vuelve a pecar en la falta de creatividad, no existiendo una búsqueda en la mixtura de los sonidos. “Won´t Let Up” tiene una propuesta más cercana al metal alternativo, pareciéndose mucho al estilo de P.O.D. El final del recorrido lo trae “As Far I Remember”, quizás el único corte que podría caer en la categoría de balada rock, mostrando algunos tintes melancólicos y delegando bastante del protagonismo en el uso del sintetizador.

En “The Connection” Papa Roach se mantiene fiel a su estilo, no asumiendo demasiados riesgos en lo que respecta a la experimentación con nuevos sonidos y habitando un terreno que, con casi dos décadas de trayectoria, les resulta más que cómodo. Si bien es cierto existen algunos cortes bastante interesantes, como “Still Swingin”, “Leader Of The Broken Hearts” y “Silences Is The Enemy”, el álbum como un todo termina por tornarse monótono, cayendo en un círculo vicioso de melodías recurrentes, en donde se echa de menos una propuesta más arriesgada. Es probable que este disco sea del gusto de los fanáticos más incondicionales de la banda, pero para el resto de los mortales pasará sin pena ni gloria.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:
(2)
  1. JaimikO_o says:

    y pasará sin pena ni gloria este disco, recuerdo haberle dado como caja al Infest

    • sergio soto says:

      Papa roach es otra banda hace rato paso a ser un rock glam moderno y se quedaron felices en la escena de california. nada que ver con el gusto de cabros shicos de hace 10 años. a mi me gusto solo que es otra banda!

Comentar

Responder