Monster Magnet – Last Patrol

Lunes, 21 de Octubre de 2013 | 11:15 am | No hay comentarios
Monster Magnet – Last Patrol

Artista:

Monster Magnet

Álbum:

Last Patrol

Año:

2013

Sello:

Napalm Records

El stoner rock es una de esas categorías que, por ser tan amplias, termina siendo un tanto inútil al momento de describir a las bandas que se podrían agrupar dentro de ella. Y si bien bandas como Kyuss, Fu Manchu y Monster Magnet compartían ciertos rasgos macro que podían ayudar a crear una suerte de hilo conductor, la verdad es que al analizar un poco más en profundidad, podemos ver que en realidad el panorama es bastante más variopinto que lo que inicialmente se pensaba. En ese sentido, y siendo sumamente rigurosos, es posible afirmar que la banda que la tenía más difícil era por lejos Monster Magnet.

MONSTER MAGNET 01Su rock psicodélico se amparaba, al igual que Fu Manchu y Kyuss, en la influencia directa de agrupaciones como Blue Cheer, Black Sabbath e incluso Blue Oyster Cult. Pero, además, poseía un fuerte componente sacado derechamente de bandas más psicodélicas como Captain Beyond por ejemplo. Es por eso que las obras de Monster Magnet fueron siempre un poco más complejas que las de sus contemporáneos, tanto en su ejecución como en su propuesta. Aquello no siempre ayudó, sin embargo, a Dave Wyndorf y compañía. Al ser más complejos, se transformaban casi automáticamente en la banda menos accesible, y así pasaban a ser mucho más eclécticos que sus pares. Y si bien a lo largo de su carrera lograron crear obras que fueran un tanto más simples de digerir como “Powetrip” (1998) o “4 Way Diablo” (2008), la regla general siempre ha sido la de ejecutar un rock espacial con tintes épicos, que pareciera no dar ningún tipo de concesión.

“Last Patrol” es el décimo disco de Monster Magnet y demuestra que la psicodelia y el rock espacial siguen siendo, para bien o para mal, los mejores aliados de Dave Wyndorf. “I Live Behind The Clouds” da inicio al álbum, con una guitarra hipnotizante que lentamente se va sumergiendo en un océano sonoro, donde la voz de Wyndorf logra irrumpir demostrando por completo sus cualidades como frontman. Son cuatro minutos y medio de dura introspección que sirven de puente para la épica “Last Patrol”. Con nueve minutos, es por lejos la canción que más se extiende de todo el álbum, y si bien podría ser un riesgo el que sea apenas la segunda canción en un disco que se extiende por poco más de una hora, la verdad es que su potente riff y sus quiebres dignos de un spaghetti western logran alzarlo como uno de los puntos altos del álbum.

MONSTER MAGNET 02“Three Kingfisher” y “Paradise” mantienen la atmósfera con un Wyndorf sumamente reflexivo, y una yuxtaposición sonora donde las guitarras acústicas y las cítaras ayudan a crear aquel sonido tan típico de Monster Magnet, a pesar de no poseer necesariamente la fuerza a la que nos tienen acostumbrados. Y aunque esta es una obra mucho más contemplativa, canciones como “End Of Time” y “Strobe Light Beatdown” demuestran que ese rock & roll rápido y juvenil también forma parte del arsenal de esta banda. “Stay Tuned” por su parte pareciera ser un fiel reflejo de lo que la banda encarna. Una obra reflexiva, que si bien no será disfrutada por un público masivo, logra llevarnos en un viaje de reflexión y contemplación.

“Last Patrol” probablemente no será el disco que permita a Monster Magnet superar aquella barrera que siempre se ha interpuesto entre ellos y un público mucho más masivo. Sin embargo, es sin lugar a dudas un álbum que puede ser considerado como uno de los puntos altos de su carrera, y que demuestra que Dave Wyndorf y compañía se encuentran en mejor forma que nunca.

Por Emilio Guerrero

Enlace corto:

Comentar

Responder