Mike & The Melvins – “Three Men And A Baby”

Lunes, 25 de abril de 2016 | 11:57 pm | No hay comentarios
Mike & The Melvins – “Three Men And A Baby”

Artista:

Mike & The Melvins

Álbum:

Three Men And A Baby

Año:

2016

Sello:

Sub Pop

“Más vale tarde que nunca”, reza el popular dicho que en esta ocasión se le atribuye a Melvins, quienes presentan en “Three Men And A Baby” un álbum que se trabajó para ser lanzado hace 16 años. Corria el año 1998, cuando la banda godheadSilo, de la cual Mike Kunka era parte, se redimía a un hiato indefinido, por lo que el músico decide salir de gira con su banda amiga, Melvins. Fue ahí donde surge la idea de grabar un disco bajo el nombre Mike & The Melvins, algo que se concreta en 1999, pero queda abandonado por varios años hasta su rescate a fines de 2015, donde el álbum fue finalizado y masterizado para su tan postergado lanzamiento.

MIKE & THE MELVINS 01Su edad se ve reflejada de inmediato con la partida, a cargo de “Chicken ‘N’ Dump”, sonando tal como los Melvins de los años 90, con un sludge metal sucio y lleno de distorsión, y elementos más cercanos al grunge, ese sonido que se mezcla con el metal más thrasher, tal como se aprecia en “Limited Teeth”, con uno de los ritmos en batería más metaleros del álbum, ejecutados implacablemente por Dale Crover. La distorsión durante el desarrollo del álbum es clave, todo pasa de una manera casi fugaz, provocando toda una experiencia al momento de oírlo, en gran parte, por la continuidad entre canciones, algo que queda expuesto con “Bummer Conversation”, con un dominio general del bajo utilizado por Kevin Rutmanis, quien era bajista de la banda en aquellos años cuando se grabó el LP, y Mike Kunka, quien, además de cantar, aportó con el detalle duro que sólo un doble bajo puede darle a las composiciones de King Buzzo.

Parte de la rareza de Melvins, tanto en su formación como su música, radica en lo poco común de sus canciones, como el extraño cover a Public Image Ltd, “Annalisa”, que podría ser perfectamente un simple jam de estudio, pero aquí se transforma en un cuidadoso puente junto con “A Dead Pile Of Worthless Junk”, donde toda la banda hace su trabajo casi independiente entre sí, rememorando muy bien el titulo de la canción, ya que se siente como una suma de partes inconexas, ejecutadas con el “cuidadoso” desorden que sólo Melvins puede entregar.”Read The Label (It’s Chili)” trae de vuelta el espíritu noventero con un riff y letra en la senda del grunge y el rock alternativo de aquella década, siempre sobre la línea de bajo que lleva la delantera en cuanto a la estructura sonora de cada uno de los tracks.

Bajo la premisa utilizada por Melvins de mezclar diversos estilos, “Dead Canaries” llega como un track de lo más experimental, con la distorsión y los efectos en guitarra haciéndose notar, mientras que “Pound The Giants” desata la furia de Crover en las baquetas, con Buzzo y Kunka cantando MIKE & THE MELVINS 02oscuramente. Riffs poderosos, potentes redobles y los guturales de Buzz Osborne llevan al extremo el sonido de Melvins, desembocando en “A Friend In Need Is A Friend You Don’t Need”, típica canción de Melvins (con un titulo largo) que no es más que un solo de batería junto a algunos pasajes de guitarra e interacción con una audiencia, lo que da la sensación de ser una canción ejecutada en vivo, pero que Dale Crover lleva a otro nivel con su espectacular forma de tocar la batería. Las influencias de Black Sabbath se evidencian inmediatamente en “Lifestyle Hammer” y “Gravel”, con un ritmo pesado pero pausado, llevando la vibra muy al estilo de los riffs ejecutados por Tony Iommi en las legendarias composiciones del cuarteto británico. El cierre, se compone de una canción bastante atípica, “Art School Fight Song”, con una batería en plan black metal, con indescifrables susurros y un sonido de estática que hace las veces de guitarra.

Gracias a este álbum, Melvins comprueba una vez más su versatilidad como banda, entregando composiciones experimentales y desafiando las convencionalidades de la industria, tanto en su estilo como la música en general. Todo lo que salga de la retorcida mente de King Buzzo y Dale Crover radicará en un distorsionado viaje mediante canciones, tal como lo han hecho en cada uno de sus álbumes, donde han pasado desde tener múltiples músicos (utilizando dos bateristas en algunas presentaciones) a presentarse como trío. Sean tres, cuatro o seis integrantes en su formación, la banda no para y ya se alista para editar otro trabajo en un par de meses más, por lo que en el formato y estilo que sea, una cosa es segura: habrá Melvins para rato.

Por Manuel Cabrales

Enlace corto:

¿Cuál es la banda que más quieres ver en RockOut Fest 2016?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...