Mark Lanegan – Imitations

Jueves, 12 de Septiembre de 2013 | 2:42 pm | Comentarios (7)
Mark Lanegan – Imitations

Artista:

Mark Lanegan

Álbum:

Imitations

Año:

2013

Sello:

Vagrant

Desde “Scraps At Midnight” (1998), “Field Songs” (2001) y “Bubblegum” (2004), se ha identificado en la música de Mark Lanegan incuestionables influencias en el folk y el blues americano. A ello se suma una conmovedora murria lírica y la conciencia que ha tomado de su excepcional voz. Aún campaneando entre la distorsión y la acústica, le han llovido las comparaciones con Tom Waits, Neil Young, Nick Cave, Lou Reed y Johnny Cash. Tras esos tres álbumes, vino un sinnúmero de colaboraciones que puso una extensa pausa en su discografía. Volvió con el cuestionado “Blues Funeral” (2012), en el que incorporó la electrónica y nos dejó con incertidumbre para lo que vendría. Pues bien, ha llegado “Imitations” (2013) y, nuevamente, nos ha sorprendido: covers, maravillosos covers. En él, si bien “imita” a algunos músicos contemporáneos, la esencia está en las versiones a solistas clásicos que durante su niñez acostumbraba escuchar en los discos de sus padres, mientras ellos jugaban a las cartas con sus amigos.

MARK LANEGAN 02El álbum abre con la serena “Flatlands” de Chelsea Wolf, lanzada este mismo año y en la que homologa su versión original a través del arpegio análogo constante. Le siguen la balada country “She’s Gone” de Vern Gosdin y la desgarradora “Deepest Shade” de The Twilight Singers, un molde perfecto para entronizar la voz de Lanegan y embellecerla con piano y violines. Seguido, un bloque de elocuente inspiración jazzística parte con dos canciones popularizadas por el clan Sinatra. Primero es “You Only Live Once” de Nancy Sinatra, de cuerdas acústicas y con una melodía vocal in crescendo; y luego “Pretty Colors,” de Frank, que habla sobre el despecho de un amor no correspondido. En ella el timbre del ex Screaming Trees se asemeja sorprendentemente al de “La Voz”, ornamentada con suaves rasgueos reverberantes, cepillos en la percusión y pausas donde el vibráfono encabeza la instrumentación. A ellas les sucede “Brompton Oratory” de Nick Cave, en la que la base original hecha con teclado esta vez es ejecutada con trompetas y efectos de guitarra; las baquetas nuevamente son reemplazadas por cepillos. Sin duda un acierto, convirtiendo un tema cogitabundo y constante, en una balada inspiradora y llena de capas.

Tres veces interpreta Lanegan al baladista ganador de dieciocho discos de oro, Andy Williams, uno de los más escuchados en casa durante su infancia. Primero es la escrita por Neil Sedaka, “Solitaire”, sobre un hombre que con indiferencia quedó abandonado por su amada. En ella, la batería y el slide guitar de la versión de 1973 son sustituidos por un pandero que marca los tiempos, y violines con aún mayor protagonismo. Nuevamente el trabajo vocal es emocionante. Las dos restantes son “Lonely Street”, sin mayores innovaciones, y “Autumn Leaves”, uno de los puntos más altos de “Imitations”, donde el ingreso de la percusión y la intensificación de todos los bloques sonoros la ensalzan hacia una suspensión cautivante.

MARK LANEGAN 01El álbum lo completan “Mack The Kinife” de Bobby Darin, un brioso éxito del jazz de fines de los cincuenta escrito por Kurt Will, ahora adaptada en una sencilla y enternecedora melodía acústica; la mejor del disco “I’m Not The Loving Kind” de John Cale, sobre un tipo consiente del inmerecido amor que desea de regreso junto a su mujer, donde Lanegan mantiene su escritura musical hecha para el gran “Slow Dazzle” (1975) y mayor provecho saca de su voz gracias a las cadencias y matices que la sustentan; y “Elégue Funèbre” de Gerard Manset, compuesta en los setenta y en la que tanto el idioma francés como los efectos de cuerda son conservados.

Mark Lanegan es hombre de rock, de punk, de un blues rudo, pero también es hombre oscuro, melancólico y emotivo. A través de las canciones escogidas para este álbum lo externaliza con autenticidad y pureza, sin dar motivos para impugnar este nuevo giro en su trayectoria. “Imitations” es como compartir y leer en voz alta una carta de amor guardada desde la infancia. Sólo queda dar las gracias por tan noble apertura, apagar la luz y escuchar.

Por David Guzmán

Enlace corto:
(7)
  1. kt says:

    podrían
    poner un link dnd bajarlo, o estoy pidiendo mucho??

  2. Me encanta Lanegan, todas sus facetas..
    Creo que escucharé este disco todo el mes [:
    Ojalá vuelva a Chile..

  3. Mausoler says:

    Faltó indicar en el review que ya había sacado un disco de covers llamado I’ll take care of you, y que su anterior disco no es el Blues Funeral, sino el Black Pudding también editado este año.
    Lo que he escuchado de Imitations está maravilloso.
    Saludos

Comentar

Responder