Marilyn Manson – Born Villain

Domingo, 6 de Mayo de 2012 | 9:49 pm | No hay comentarios
Marilyn Manson – Born Villain

Artista:

Marilyn Manson

Álbum:

Born Villain

Año:

2012

Sello:

Cooking Vinyl Records

Después de pasar casi desapercibido durante la última década, gracias a sus dos últimos lanzamientos que, por decirlo menos, fueron bastante irregulares, Marilyn Manson regresa con su octava placa, “Born Villain” (2012), para rememorar el sonido que le valió elogios durante los 90´s. Sin ánimos de sonar revisionista, menos kitsch, Manson vuelve a lo que sabe hacer mejor, rock industrial, con esos guiños a NIN y a Depeche Mode, que se transforman en el norte a seguir para este nuevo disco.

El comienzo es directo, y bastante amigable, con dos temas que dan preponderancia a las bases electrónicas y a esa sensación de estar escuchando un tema fabricado para la radio. “Hey, Cruel World…” y “No Reflection”, son Marilyn Manson, con todos sus ingredientes tradicionales, pero suavizados y gancheros. “Pistol Whipped”, es un tema que perfectamente calzaría en una noche discotequera. Afortunadamente, para todos los que estaban esperando a un Manson más visceral, llega “Overneath The Path Of Misery”, un tema más pesado, cuya simple base rítmica da espacio para que las guitarras hagan lo suyo, en una canción que contiene todos los tópicos de las letras del norteamericano.

“Slo-Mo-Tion”, tiene todo el groove de canciones como “The Dope Show” o “The Nobodies”, y el bajo y batería llevan el ritmo de la rockera “The Gardener”. “Born Villain” es un disco bastante oreja, siguiendo la línea que sentaron los discos “Eat Me, Drink Me” (2007), y “The High End Of Low” (2009). Pero a pesar de alejarse del sonido que esos dos discos trataron de imponer, todavía existen reminiscencias de ellos en temas como “The Flowers Of Evil”.

La influencia de Trent Reznor queda patente en “Children Of Cain”, canción que perfectamente podría pertenecer al catálogo de NIN. A decir verdad, no hay mucha variedad musical en este regreso. Casi todos los temas se sostienen en una base electrónica, donde la voz de Manson es la protagonista, y que a pesar de sonar más cercanos a su estampa, pecan de ser muy largos y monótonos, siendo “Disengaged” una prueba de ello.

Las guitarras vuelven a ser protagonistas en “Lay Down Your Goddamn Arms”, para un tema ganchero, pero que no representa nada nuevo en la carrera de Manson. “Murderers Are Getting Prettier Every Day”, viene a romper el letargo, con un tema muy poderoso, donde la voz de Manson, por fin pone a prueba sus cuerdas vocales, y el ritmo hiperkinético de la batería, dan forma al tema más extremo de la placa.

“Born Villain” (la canción), tiene un aire al Depeche Mode de los últimos años, que no se lo saca nadie, en otro tema que parte interesante, pero peca de repetitivo. Lo peor del disco, llega para el final con “Breaking The Same Old Ground” y “You’re So Vain”, sobre todo en la última, repitiendo todos los errores que hicieron que sus últimos dos discos pasaran sin pena ni gloria.

Un álbum sólo para fanáticos, que agradecerán el volver a escuchar el sonido característico de la banda, pero no encontrarán nada nuevo bajo el sol. “Born Villain”, es sólo otro disco más en la carrera del americano.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:

Comentar

Responder