Leonard Cohen – “You Want It Darker”

Lunes, 21 de noviembre de 2016 | 11:16 am | No hay comentarios
Leonard Cohen – “You Want It Darker”

Artista:

Leonard Cohen

Álbum:

You Want It Darker

Año:

2016

Sello:

Columbia

Antes de tener noticia sobre su fallecimiento, el último disco de Leonard Cohen se escuchaba de antemano como un conjunto de sonidos rituales referidos a la muerte. Algo que, si bien no ha sido una novedad en las casi cinco décadas de su trayectoria como músico, esta vez pesa de una forma única que acaba siendo profética. Y es que los guiños a este asunto se venían advirtiendo con anterioridad: días antes a la publicación del álbum, Cohen confesaba a The New Yorker “estar preparado para morir”. Quizá no sea extraordinario que un hombre de 82 años se encuentre tan cerca de la muerte, pero sí lo es la visión con que se es consciente de este hecho y la tranquilidad con que se asume. Nos hace pensar inevitablemente en lo ocurrido con David Bowie y la publicación de “Blackstar”; no todos tienen ni tendremos la entereza de escribir nuestro propio epitafio.

leonard-cohen-01Luego está la divulgación de la carta enviada por Cohen a Marianne Ihlen durante los últimos días de vida de quien fuera uno de sus más grandes amores, a quien conociera en la isla de Hidra en el mar Egeo durante la década del sesenta, y además musa inspiradora de canciones como “So Long, Marianne” y “Bird On A Wire”. En la misiva el poeta escribe: “Bien, Marianne, hemos llegado a este tiempo en que somos tan viejos que nuestros cuerpos se caen a pedazos; pienso que te seguiré muy pronto. Que sepas que estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, creo que podrás tocar la mía”.

Y en medio de todo esto tenemos la lucidez de “You Want It Darker”, el decimocuarto álbum de estudio, testamento y último legado de un trabajo que se publica a menos de un mes de su deceso. Y tal como en su antecesor, “Popular Problems” de 2014, el blues es un ritmo predominante sobre el cual bailan las últimas reflexiones de su autor. Un aura litúrgica y ceremonial se despliega a lo largo de todas las composiciones, empezando por la homónima del disco, en parte gracias a la colaboración del coro de la Sinagoga Shaar Hashomayim. En ella repite sosegadamente “Estoy listo, Señor”, mientras que en los versos y outro se alude al término hebreo “Hineni”, cuya traducción se entiende como “estoy aquí” en el contexto de un diálogo con Dios. Ese toque fúnebre pero sutil de los coros de voces masculinas se vuelve a repetir en “It Seemed The Better Way”, uno de los temas más notables del conjunto de nueve canciones.

leonard-cohen-02Las referencias bíblicas continúan en “Treaty”, acompañada por un piano delicado que ampara los vaivenes de un estado melancólico, en donde –con la maestría de siempre– Leonard Cohen logra hacer convivir lo terrenal con lo divino. Su calidad como compositor y poeta se evidencia en temas como “Leaving The Table”, donde sobre una guitarra blusera reflexiona acerca de la terminación de un conflicto, sobre la madurez y liberación que se encuentra al dejar ir ciertos rencores para tener paz. Otro de los temas recurrentes en las líricas de Cohen es el amor y las relaciones de pareja, y en “If I Didn’t Have Your Love” se evoca una serie de imágenes desoladoras con el fin de ejemplificar lo que hubiese sido su vida sin la presencia de la persona amada. En comunión con esto, “Traveling Light” trae al recuerdo su relación afectiva con Marianne Ilhen, logrando emotivas alegorías sobre la soledad: “Supongo que solo soy alguien que ha renunciado a ti y a mí”. La introducción vocal del coro femenino también revive una de sus melodías emblemáticas, “Dance Me To The End Of Love”.

Cerrando el disco encontramos acentos proféticos, como en “Steer Your Way”, publicado el 20 de junio de 2016 como poema en The New Yorker: “Dirige tu camino más allá de un altar y del centro comercial / Dirige tu camino a través de las fábulas de la creación y la caída / Dirige tu camino más allá de los palacios que se elevan por encima de la putrefacción / Año tras año, mes tras mes, día tras día, pensamiento tras pensamiento”, para finalizar con un arreglo orquestal en “String Reprise / Treaty”, en donde como desenlace Cohen recita versos del tema “Treaty”,  dejando en el aire un sentimiento nostálgico que bien puede ser interpretado como una de las más hermosas despedidas. Pareciera que nada sobra ni falta, tanto a nivel individual como general. Todos los aspectos característicos de su trabajo a lo largo de los años están y se hacen notar en cada una de las canciones que poseen un peso propio. Las reflexiones sobre la existencia, el amor y el desamor, las alusiones religiosas, la melancolía, la ausencia. Se trata abiertamente del epílogo, la escena última, íntegra y lúcida, de un artista que forja su espacio en el recuerdo y acepta con sabiduría el tránsito final.

Por Camila Fuentes

Enlace corto:

¿Cuál es la banda que más quieres ver en RockOut Fest 2016?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...