Kevin Drew – Darlings

Jueves, 10 de Abril de 2014 | 11:39 am | No hay comentarios
Kevin Drew – Darlings

Artista:

Kevin Drew

Álbum:

Darlings

Año:

2014

Sello:

Arts & Crafts

Tuvieron que pasar casi siete años para que Kevin Drew pudiera por fin lanzar un disco solista en el sentido más puro de la palabra. Luego de un fructífero período en el que el cantautor canadiense participó de una serie de proyectos cinematográficos y musicales, nos entrega un álbum que no tiene mayores pretensiones que la de revelar a un artista que busca entregar una obra propia e íntima, y aquello se siente en cada una de las once pistas que componen “Darlings”.

KEVIN DREW 02Las temáticas que toca el autor dan una señal de confianza que sorprende, pasando de las odas a la vida nocturna urbana, a las baladas que, a pesar de su extrema honestidad, mantienen una sensación de ternura sobre la cual se genera una empatía que en verdad acoge. Esta cercanía con el autor responde también a los arreglos musicales, que mezclan un sonido acústico con melodías pop que muchas veces ayudan a darle profundidad a una obra que, a pesar de ser minimalista, no carece de complejidad.

“Good Sex” es el epitome de lo señalado anteriormente. En un comienzo no queda claro si lo suyo es una tierna confesión, o una velada broma. Mientras sus versos carecen de delicadeza (“El buen sexo nunca te hace sentir vacío / El buen sexo nunca te hace sentir limpio”), su coro destapa la verdadera intención de la composición, dejando bien en claro que esta es una canción mucho más romántica de lo que uno podría esperar.

“It´s Cool” y “Body Butter” avanzan en la misma línea, aunque de manera más lánguida, priorizando el trabajo vocal de Drew, el cual muchas veces se asemeja de manera interesante a lo hecho por Bono en U2. Esta comparación no es antojadiza y llama profundamente la atención, toda vez que la intimidad de este trabajo contrasta de manera radical con la masividad del sonido de la banda irlandesa. Y al final del día, es justamente esa sensación de cercanía lo que marca a este disco. A veces resulta de manera notable, pero a ratos también puede terminar cayendo en el ensimismamiento, alienando al oyente con canciones que parecieran estar hechas para el deleite del autor primero, y la audiencia después.

“Darlings” no tiene grandes pretensiones, de manera que es posible que muchos se sientan cautivados al adentrarse a este mundo, mientras que otros quizás consideren que el álbum carece de atractivo. De cualquier forma, es refrescante escuchar a artistas transitando por territorios no explorados, y alejados de la parafernalia existente.

Por Emilio Guerrero

Enlace corto:

Comentar

Responder