Karma To Burn – Arch Stanton

Lunes, 25 de Agosto de 2014 | 12:44 pm | No hay comentarios
Karma To Burn – Arch Stanton

Artista:

Karma To Burn

Álbum:

Arch Stanton

Año:

2014

Sello:

FABA / Deepdive Records

A menudo, hacer música instrumental resulta un reto tanto para quienes lo ejecutan como para los posibles oyentes. Pasa con la mayoría del post-rock, quienes prescinden de las voces voluntariamente con el fin de entregarse por completo a los pasajes atmosféricos que proponen, con el peligro de conseguir el aburrimiento del auditor promedio, acostumbrado a entregarse a una línea vocal y a un mensaje sugerente. En materia de rock pesado la propuesta es aún más escasa, pero si le damos una vuelta a ese fenómeno, resulta al menos curioso que sea así de escasa. Los riffs machacantes y disonantes tienen un encanto y una cadencia que vive fuera de cualquier arreglo vocal, y a eso juega magistralmente el trío de West Virginia, Karma To Burn, quienes luego de una historia irregular desde el año 1997, interrumpida por un hiato de siete años en la década del 2000, vuelven con el tercer disco de su “segunda patita” y sexto en lo general, llamado “Arch Stanton”.

KARMA TO BURN 01Claros y directos, ni siquiera se toman la molestia de dotar a los títulos de sus canciones de una solemnidad o un concepto que los allegue a los múltiples prejuicios y clichés del hard rock, sus nombres son sólo números, y su apuesta es un rock que se maneja por la carretera con una potencia y groove envidiable que se sienten desde “Fifty Seven”, la canción que abre los fuegos de artificio que están a punto de estallar en cada canción. “Fifty Six” actúa como un látigo que presiona con un fill de batería al inicio, para luego alternar el headbanging más destructor de cuellos y rock & roll a granel.

“Fifty Three” explora el stoner rock al filo del sludge metal, y da cuenta de la fuerte influencia cinematográfica. Sin hilar mucho más fino, hay que recordar que el título de este disco es el nombre de la tumba donde está escondido el tesoro en el clásico spaghetti western “El Bueno, El Malo y El Feo” (1966) de Sergio Leone, y el track posee una pulsión de Medio Oeste como si el mismísimo Ennio Morricone estuviera dirigiendo con furia este convoy incontrolable, la misma que se manifiesta en “Fifty Four”, a caballo sobre los riffs.

Su guitarrista, Will Mecum, tuvo que aguantar en este proceso la salida del bajista Rich Mullins este año y del baterista Rob Oswald hace un par de años, pero nada impidió que “Arch Stanton” viera la luz, y que “Fifty Five” y su crudeza se convirtieran en uno de los puntos altos de este disco, visceral y por ratos lo-fi en el mayor sentido de distorsión posible. El headbanging vuelve en gloria y majestad en “Twenty Three” con los nuevos integrantes de la formación de Karma To Burn, el irlandés Rob Halkett KARMA TO BURN 02del combo punk The Exploited al bajo, y Evan Devine de Ancient Shores en la batería. Hasta acá, sobran las razones para convencerse de la calidad del disco.

El stoner filoso y arrollador aparece nuevamente en “Fifty Eight”, para terminar haciendo evidente la influencia de Morricone con el sample de la canción principal de “El Bueno, el Malo y el Feo” que inicia “Fifty Nine”, el track que termina de la mejor forma posible el disco.

Haciendo una retrospectiva no muy difícil de llevar a cabo (los álbumes de Karma To Burn rara vez exceden la hora de duración), estamos en presencia de uno de los trabajos más redondos del trío y que los pone a la cabeza de la escena del stoner rock instrumental, y del stoner en general. Un disco a tener en cuenta para este año, aunque no diga una sola palabra.

Por Danny Arce

Enlace corto:

Comentar

Responder