Imagine Dragons – Smoke + Mirrors

Viernes, 13 de Marzo de 2015 | 12:07 pm | No hay comentarios
Imagine Dragons – Smoke + Mirrors

Artista:

Imagine Dragons

Álbum:

Smoke + Mirrors

Año:

2015

Sello:

Interscope

El segundo disco de la banda oriunda de Las Vegas, viene a confirmar lo que ya estaba claro en la primera producción: los Imagine Dragons son ambiciosos y vienen por más. El álbum se caracteriza por coros masivos, una potente producción y por letras existenciales adolescentes que tanto gustan a su público. Quizás un poco alejado de la euforia y  aceleramiento de “Night Visions” (2012), el de este año es un disco un tanto más reflexivo e introspectivo, pero que no pierde de vista la masividad, ni al público que han conquistado hasta ahora.

IMAGINE DRAGONS 01“Shots”, que abre el disco, es una interesante canción bailable, festiva y discotequera, donde el falsete y la repetición del coro nos remiten a la pista y a las luces de colores. Sintetizadores y guitarras están al servicio de lo festivo, donde la consigna es pasarlo bien y distraerse. Un tema liviano y grácil para dar la partida a esta colección de canciones. A continuación se cambia el enfoque, ya que en la intensa y jugada “Gold” la voz de Dan Reynolds y las intervenciones de producción le dan al tema un aire dramático, que va muy acorde con la letra. Incluso es válido preguntarse, ¿se referirán a ellos mismos? Si se piensa un poco en lo que cantan (“¿En quién confiar cuando todo lo que tocas se convierte en oro?”), este track podría ser muy representativo de lo que la banda es hoy en día, y del explosivo éxito que tuvieron en años anteriores. Son muy generosos y abiertos de compartir sus problemáticas con el público, o por lo menos de dejar en el aire aquella inquietud.

La canción que da el título al disco nos remite mucho a Coldplay, bajando la intensidad, pero cumpliendo con la tarea de mantener el tono y la atmósfera del presente trabajo. Después vienen las canciones más logradas del álbum. “I’m So Sorry” tiene un coro potente y golpeado, que en estadios debiera ser el delirio de la multitud. Es un tema con cambios de intensidad, con contrastes que demuestran bastante arrojo a la hora de componer, y que funciona, dotándola de fuerza interpretativa. Es un recurso que habla muy bien de la banda y de la ambición compositiva que se mencionaba al principio. Posteriormente viene la entretenida “I Bet My Life”, donde de nuevo se apuesta al coro potente para contar esta historia de perdón en la pareja. Intensa y adolescente, romántica y absoluta; una estupenda canción.

IMAGINE DRAGONS 02En el resto de los tracks se continúa con el tono y las temáticas planteadas al comienzo, pero con música más quieta y reflexiva, no tan eufórica, en la cuales encontramos influencias de Coldplay y además de U2, sobre todo en la guitarra de “It Comes Back To You”. Tanto la atmósfera musical como las letras plantean trascendentes temáticas referidas al amor, a la certeza de la realidad y a la búsqueda de sí mismo. Es encomiable el esfuerzo de esta agrupación norteamericana por decir cosas con sentido, por dotar a su música de mensaje y contenido y, por último, hacerse cargo del tiempo que vivimos, de las inquietudes que tienen, logrando así una empatía importante con su público. En esta línea destaca “Dream”, tema quieto y melancólico, que continúa con la línea más dramática del disco. El piano, la percusión y la voz líder canta que no todo es lo que parece, que la realidad es aparente, y va creciendo en intensidad hacia el final, y de nuevo recuerda mucho el estilo de Coldplay, en una búsqueda que promete resultados interesantes en el futuro.

“Smoke + Mirrors” es un buen disco de búsqueda, de transición, que deja conforme e identifica al fan de Imagine Dragons. Y este proceso es positivo, pues se aprecia que el grupo no está estancado creativamente ni vive del éxito alcanzado con el aclamado “Night Visions” (2012). Además, la producción –aunque excesiva a ratos- está al servicio de la obra y es claramente un aporte al sonido de la banda. El tiempo dirá si Imagine Dragons encuentra una veta creativa que reafirme su identidad por sobre las evidentes influencias que se aprecian aquí. Se nota talento, persistencia y reflexión en el mensaje, y estas actitudes deparan un  futuro promisorio a una agrupación que se nota que está creciendo y avanzando con su música. Definitivamente Imagine Dragons se está haciendo un importante lugar en la escena musical de hoy en día y este trabajo así lo demuestra.

Por José Alvear

Enlace corto:

Comentar

Responder