Iced Earth – “Incorruptible”

Lunes, 24 de Julio de 2017 | 12:47 am | No hay comentarios
Iced Earth – “Incorruptible”

Artista:

Iced Earth

Álbum:

Incorruptible

Año:

2017

Sello:

Century Media

En el mundo de la música, decir que una fórmula funciona no es un pleonasmo. Existen numerosas bandas que se aferran a una determinada forma de composición y sus esfuerzos no alcanzan para estructurar su identidad. Es cosa de abrir una lista de metal recomendada por Spotify y encontrar bandas con dos o tres álbumes a cuestas, todos los cuales son tremendamente triviales. Por eso es digno de celebrar a bandas como Iced Earth, que, si bien en algún punto han carecido de cierto coraje para tomar riesgos, de todas maneras han construido un camino firme, consolidando un sonido relativamente único, pasando la inexorable prueba del tiempo.

En tal orden, “Incorruptible”, su último disco, es la continuación de la senda trazada en sus anteriores trabajos, siendo una buena dosis de heavy metal norteamericano moderno. Al escucharlo, de ninguna forma el oyente se encontrará con una experimentación o con algo novedoso (para bien o para mal) del estilo con el que Jon Schaeffer ha prolongado casi tres décadas de carrera. En tal sentido, este último álbum de Iced Earth se puede caracterizar como un trabajo intrínseco de la historia de la banda, pero que ha corregido muchos –no todos– de los detalles criticados años atrás en su extenso catálogo. Sin ir más lejos, y como consideración general, se entrevé que la simpleza de los riffs filosos vuelve a ser protagonista en casi todas las canciones, dejando de lado composiciones más intrincadas presentes en su anterior trabajo (“Plagues Of Babylon”, 2014) o aquellos guiños evidentes a Iron Maiden que rozaban la copia. Estos aspectos, si bien no se han difuminado del todo, no alcanzan a opacar el excelente talante del disco, fundado en la fuerza de las seis cuerdas rítmicas de su líder.

A lo largo de los casi 54 minutos, Iced Earth realiza un recorrido por cada uno de los recursos compositivos que ha demostrado en su trayectoria, pasando por las canciones más duras, como “Great Heathen Army” o “Seven Headed Whore” –esta última con mucho de Slayer–, los giros épicos de “Black Flag”, “Brothers” o “The Veil”, o la balada altisonante estilo “Watching Over You” del ya clásico “Something Wicked This Way Comes” (1998), ahora remozada y hasta revivida en algunos parajes en “Raven Wing”. Esta diferencia de estilos interna entrega versatilidad al escuchar el disco en su totalidad, pero su vínculo con algún otro tema del inventario de los floridanos es fácilmente identificable por quien se encuentra familiarizado con el mismo.

Ahora bien, las fallas presentes en sus anteriores trabajos se encuentran bien mitigadas, en parte por una producción no tan ambiciosa. Las orquestaciones grandilocuentes que buscaban epopeya forzada, si bien es cierto que eran incipiente en sus trabajos previos, han sido reemplazadas por arreglos escuetos y precisos, que no ensombrecen el estilo directo de los norteamericanos (salvo en “Seven Headed Whore”, en donde se arreglan los agudos de una forma grotesca). Un ejemplo de aquello es la verticalidad y simpleza del mejor tema del opus, “Defiance”, una demostración brutal de metal, pero con un coro emotivo en donde se delinea de buena forma la voz de Stu Block sin sobrecargarla. A su vez, en la instrumental “Ghost Dance (Awaken The Ancestors)” la tenue entrada desoladora genera la atmósfera precisa para que Brent Smedley despliegue un arsenal interesante e innovador de golpes para dar paso al juego de guitarras clásicas de heavy metal, lo cual resulta en un ejercicio interesante.

Como se desprende de lo señalado, no existen puntos bajos en este trabajo de Iced Earth, por lo que sus fans más acérrimos podrán degustar nuevamente de la fórmula pesada sin mayores estridencias ni sobresaltos. Es necesario recalcar que este disco no posee grandes ambiciones en un plano más global, sino que, al parecer, Schaffer y compañía parecen decididos a consolidar su trabajo de nicho, siendo honestos con ellos mismos y con sus fans hasta el final, bajo la consigna “¿porque cambiar si no está mal?”. Y, ciertamente, está bueno.

Por Pablo Cañón

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...