Fuel – Puppet Strings

Viernes, 21 de Marzo de 2014 | 12:10 pm | Comentarios (1)
Fuel – Puppet Strings

Artista:

Fuel

Álbum:

Puppet Strings

Año:

2014

Sello:

MegaForce Records

Muchas de las bandas acuñadas bajo el alero del post-grunge experimentaron un ascenso tan drástico, que el sentido de relación, complementación y cohesión al interior de dichos conjuntos, fue muy inferior al esfuerzo que empeñaron por alcanzar la consolidación en un terreno que les ofrecía la fama a la vuelta de la esquina. Y, efectivamente, esta ambición fue la que logró situar a la mayoría de estas agrupaciones como iconos de un movimiento que hasta el momento continúa vigente, pero que no les ha asegurado la gloria perpetua en la escena. Los norteamericanos de Fuel pueden dar fe de esto, y es que desde su álbum debut, “Sunburn” (1998), han sufrido modificaciones tan importantes en su alineación, como lo fue la baja del vocalista Brett Scallions, siendo reemplazado por Toryn Green durante el período en que se llevó a cabo “Angels & Devils” (2007).

FUEL 01“Puppet Strings” nos trae de vuelta a su vocalista fundador, Brett Scallions, luego de una década desde su última participación en “Natural Selection” (2003), acompañado de una formación totalmente fresca que incluye al bajista y ex miembro de Shinedown, Brad Stewart, además de Andy Anderson y Ken Schalk, quien tras terminar la grabación de este larga duración, decidió dejar la banda y no participar en las giras promocionales. Este álbum, que consta de diez pistas, fue producido por Eddie Wohl y mezclado por Ben Grosse, quien ha trabajado con bandas como Alter Bridge, Disturbed y Thirty Seconds To Mars.

“Yeah!” es el tema que se encarga de abrir este nuevo registro, track publicado para ser descargado gratuitamente a través del sitio web de la banda. Según palabras de Scallions, fue lanzado como gancho promocional, y resulta ser un buen incentivo, conteniendo potentes riffs y, claro, un coro básico pero pegadizo. El primer single oficial es “Soul To Preach To”, de la que recientemente se publicó su realización audiovisual. Es un tema que nos habla sobre la redención y que es impulsado por una cálida guitarra acústica que, de pronto, se ve interrumpida por cambios bruscos y muy enérgicos en la instrumentación general. Con “Hey, Mama” estos estadounidenses apuestan por nuevos sonidos, algo más relacionado con el country rock y el blues, además de la inclusión de un órgano que conspira por traernos arreglos vinculados al góspel. “Time For Me To Stop” es un tema que fácilmente podría tener cabida en alguna de las producciones anteriores, y que alberga una estructura sólida, con guitarras poderosas y solos protagónicos. “Wander” posee un inicio emotivo y relajado; una balada sólida, que apuesta más por lo desgarrador que por lo empalagoso.

FUEL 02Llegando a la mitad de este disco, surgen “Cold Summer” y “I Can See The Sun”, ambas con sonidos ligeros, amables, pero muy dinámicos. “Puppet Strings”, tema que le da el nombre a esta placa, se presenta con la colaboración del guitarrista y compositor, Robby Krieger. Es una canción con melodías campiranas, que alcanza su punto cúlmine cuando aparece un solo de quien alguna vez estuvo a cargo de las guitarras en la mítica banda The Doors. “Headache” es una composición furiosa y muy potente, y precede a la última pieza de esta obra, “What We Can Never Have”, que se dispone muy delicadamente a través de guitarras acústicas y sutiles distorsiones que funcionan como antesala de una embestida colérica que apunta a la resignación, y que nos traslada a lo más conmovedor y desgarrador que se podrá encontrar en este último trabajo de Fuel.

Es cierto que el aporte de los integrantes de Fuel ha sido interrumpido de una forma tan constante que no hubiese sido sorpresa que, llegado un momento, hubieran preferido sepultar a esta banda y quizás haber iniciado otro proyecto con diferente nombre. Pero nada pudo estar más alejado de sus intenciones, ya que independiente de la formación, lo que al parecer les es más significativo es el hacer perdurar su marca como grupo establecido y fortalecido en el medio. Con este último trabajo nos muestran una faceta más madura, con una fórmula significativamente diferente a la que se puede apreciar en las producciones previas, utilizando más recursos y sin exagerar en las incorporaciones. Es una buena propuesta, y quizás sea el promotor para que esta banda norteamericana encuentre por fin a su familia definitiva.

Por Carolina Velásquez

Enlace corto:
(1)
  1. Andrés says:

    Gran Banda!!!

Comentar

Responder