Foster The People – Supermodel

Jueves, 27 de Marzo de 2014 | 3:11 pm | Comentarios (1)
Foster The People – Supermodel

Artista:

Foster The People

Álbum:

Supermodel

Año:

2014

Sello:

Columbia

La historia de Foster The People parte como la de muchos proyectos musicales: de mentes brillantes que nacen tan grandes, que necesitan imperiosamente un soporte interpretativo que las sustente en el tiempo. Mark Foster, el cerebro detrás de esta maquinaria de hits, quien originalmente se desempeñaba como creador de jingles publicitarios en una agencia dedicada al rubro, luego de un período oscuro de drogas, alcohol y bohemia, tuvo la sensibilidad pop de crear uno de los hits más pegadizos de esta década que apenas se empina por su mitad, el inefable “Pumped Up Kicks”, creado en la etapa en la que hoy conocemos como Foster The People, con el baterista Mark Pontius y el bajista Cubbie Fink, por allá por el año 2010. El single tuvo alta difusión y luego de todo ello nació “Torches” (2011).

FOSTER THE PEOPLE 01De esta explosión de indie pop, que pese a las intenciones iniciales de Mark Foster que, teniendo una amplia paleta de estilos terminó siendo un pop de factura impecable, plagado de beats y melodías pegadizas, pocos quedaron ausentes. A poco andar de este año, Foster declaró tener intenciones de crear un disco más maduro y más rockero, y el teaser que lo acompañaba daba ciertas señales que aquello podía volverse realidad. Estas intenciones cuajaron en “Supermodel”, y lo cierto es que esta tentativa de madurar el sonido se logró. Si para eso tomamos “Are You What You Want To Be?”, la sensación que queda es de satisfacción, guitarras gancheras y un beat potente de batería confirmando la idea. Con “Ask Yourself” y su guitarra casi acústica de entrada y el pulso a contrapunto, llenan de novedad los oídos.

Donde se podría fruncir el ceño es en el single “Coming Of Age”, en el que el beat de batería ya empieza indefectiblemente a recordar a “Pumped Up Kicks”, pero tiene una guitarra etérea encima, así que la atención se distrae. Luego, al entrar la parte fuerte de la canción, asoma un riff que hace olvidar toda aprensión. En “Nevermind” se entremezcla un clásico ritmo de rock con guitarras que tienen un agradable gustillo a bossanova más un breve solo de guitarra. La tarea hasta este entonces está cumplida, salvo que “Pseudologia Fantastica” asoma como un recordatorio que, lo que estamos oyendo, a fin de cuentas no deja de ser Foster The People, con tintes electrónicos que retrotraen a “Torches”, pero con una pulsión y un tratamiento instrumental distintos, mucho más orgánico y una inserción guitarrera que hasta recuerda a un My Bloody Valentine prostituido y entregado al pop más comercial.

FOSTER THE PEOPLE 02Del breve inserto coral que es “The Angelic Welcome Of Mr. Jones” salta bruscamente a “Best Friend”, llamada obviamente a ser single, derechamente bailable y apegada a la raíz de la banda, acompañada por algo similar a secciones de bronces y un seductor bajo en onda funky. “A Beginner’s Guide To Destroy The Moon” comienza con un sampleo a “LVL” de A$ap Rocky, mostrando que no sólo de pop vive el hombre, sino que también de las influencias que una vez Mark Foster quiso insertar en su música y que ahora pudo lograr mezclándolas con pop rock hecho y derecho, y su característico falsete.

“Goats In Trees”, con su guitarra acústica, puede servir perfectamente como interludio al sonido que el álbum ha desarrollado hasta ahora o como prueba que el espectro sonoro de Foster The People da para mucho más; cualquiera sea la opción, es bienvenida. En “The Truth” dan cuenta del porqué en su momento los vincularon a toda la camada de indie rock, sonando –al menos vocalmente- a MGMT en sus primeros años, para terminar con “Fire Escape”, un pecadillo en el que muchas bandas caen, un downtempo casi en su totalidad construido con guitarra acústica, tal vez innecesario o, si lo vemos positivamente, una coronación a este nuevo sonido.

Con todo lo anteriormente dicho, “Supermodel” es una prueba que Foster The People tiene mucho más que decir que “Pumped Up Kicks” y que el imaginario musical de Mark Foster puede que esté apenas comenzando a surgir.

Por Danny Arce

Enlace corto:
(1)

Comentar

Responder