Florence + The Machine – How Big, How Blue, How Beautiful

Martes, 18 de Agosto de 2015 | 1:35 am | No hay comentarios
Florence + The Machine – How Big, How Blue, How Beautiful

Artista:

Florence + The Machine

Álbum:

How Big, How Blue, How Beautiful

Año:

2015

Sello:

Island

Florence + The Machine está pasando por una de sus mejores etapas en lo que lleva de carrera, y se nota, no sólo porque ha logrado posicionarse como cabeza de cartel en gran parte de los más importantes festivales, ni porque haya logrado posicionarse en la cima de todos los rankings de la mano de su último lanzamiento, o porque pueda darse el lujo de reemplazar a bandas del peso de Foo Fighters en un festival de la talla de Glastonbury, sino que el gran momento que atraviesa la banda liderada por la carismática Florence Welch se da también a nivel interno, entre quienes componen la agrupación: poco a poco van sintiéndose más cómodos en el camino que han decidido recorrer. Florence declara estar superando la ansiedad que le significaba presentarse ante grandes multitudes –hecho por el que, confiesa, llegó a abusar del alcohol en más de alguna ocasión- y la banda completa comienza a sentirse cada vez más afiatada y más cómoda trabajando en conjunto, y esto se siente fuerte y claro en “How Big, How Blue, How Beautiful”, en sus composiciones, en cada instrumento, en cada detalle agregado que entra a formar parte de una sinergia, donde todo apunta hacia un mismo horizonte en común.

FLORENCE AND THE MACHINE 01A propósito de la fractura de pie que sufrió la vocalista en la más reciente edición de Coachella, unas semanas antes del lanzamiento oficial del disco, a través de su cuenta de Instagram la artista afirmó que “este álbum se trató mucho acerca de hacer algo a partir de lo que estaba roto”. Y es justamente lo que Florence Welch y compañía nos hace sentir desde el primer track, “Ship To Wreck”, una potente bienvenida, donde la fuerza de la voz de Florence nos invita a alejar los pies del suelo y dejarnos llevar por lo que será el principio de este viaje. En ella, se refiere a algunas de las conductas autodestructivas en que solía incurrir, pero también nos muestra cómo puede transformar esto en energía para emprender el vuelo y con este impulso llegar al siguiente track.

“What Kind Of Man” ya había sido estrenada como sencillo a principios de año, y desde ese entonces nos hacía prever la atmósfera que reinaría en este disco: intenso, con claros mensajes que necesitaban ser gritados a los cuatro vientos de la mano de la prodigiosa voz de Florence, acompañados de melodías pop con actitud avasalladora, mismo sello que caracterizó a la banda desde su debut con “Lungs” (2009). A continuación, “How Big, How Blue, How Beautiful”, la canción que da nombre al disco, si bien no alcanza clímax tan altos como los dos primeros tracks, se constituye como una canción sólida, un poco más calma, pero en la misma tónica recia y potente.

Las revoluciones comienzan a bajar poco a poco hasta llegar a “Various Storms & Saints”, “Long & Lost” y “Caught”, tres baladas situadas estratégicamente como tracks intermedios en el disco, cargadas de reflexiones con el matiz introspectivo necesario para sustentar el golpe energético de las otras pistas. Todo adornado por un acompañamiento musical mucho más discreto, que sitúa la voz de Florence como si del instrumento principal se tratase, posición que la británica ha sabido llevar en este caso entonando las notas más dulces y guardando la potencia para momentos sabiamente seleccionados. Posteriormente, los ánimos comienzan a retomarse de la mano de “Third Eye”, un FLORENCE AND THE MACHINE 02llamado al amor propio, a sacar ánimos cuando estos escasean, un impulso a la fuerza interna que todos tenemos y que, por circunstancias de la vida, solemos apagar con nuestras propias dudas e inseguridades. El cierre del disco queda a cargo de la poderosa “Mother”, la cual mantiene una tensa calma durante sus estrofas, para alcanzar la catarsis durante el coro y hacia el final de la canción. Un cierre de proporciones, que retoma lo que se buscó fuera la tónica total de la entrega.

En general, “How Big, How Blue, How Beautiful” se trata de un disco mucho más enérgico respecto del anterior, “Ceremonials” (2011), uno donde se hablaba de escapar y de pugnas internas sin resolver. Ahora el giro argumental apunta hacia enfrentar los conflictos y continuar con la vida. Florence + The Machine ha decidido hacer frente a sus monstruos internos y nos ha entregado como resultado este disco, una fotografía del aprendizaje constante por el que atraviesa, y que agradecemos pueda captar de manera tan sincera y cargada de potencia.

Por Evelyn Munzenmayer

Enlace corto:

Comentar

Responder