Fiona Apple – The Idler Wheel Is Wiser Than The Driver Of The Screw And Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do

Jueves, 21 de Junio de 2012 | 3:01 pm | Comentarios (1)
Fiona Apple – The Idler Wheel Is Wiser Than The Driver Of The Screw And Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do

Artista:

Fiona Apple

Álbum:

The Idler Wheel Is Wiser Than The Driver Of The Screw And Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do

Año:

2012

Sello:

Epic

Mucha gente cree que la energía es un atributo que se manifiesta sólo en lo externo. Algunos estiman que el mejor intérprete es aquel que grita más fuerte y que mueve más las manos. La espectacularización del arte ha hecho que se crea que quien más show hace, logra un mejor cometido. Por eso, figuras como Fiona Apple refrescan todo y cada uno de sus lanzamientos se convierten en un acontecimiento instantáneo, esperado por miles o millones alrededor del mundo, pese a que cada entrega de la norteamericana se haga esperar, y bastante.

“The Idler Wheel Is Wiser Than The Driver Of The Screw And Whipping Cords Will Serve You More Than Ropes Will Ever Do”, es el extenso título de un trabajo que denota que Fiona está de vuelta sólo como ella sabe: sin concesiones de (casi) ningún tipo.

El título del álbum referencia a la sinergia de una maquinaria conectada y a diferentes tipos de cuerdas. Nada conectado más allá de la vocación de Fiona de soltarse de las amarras y los engranajes ya conocidos para hacer su trabajo con sencillez y libertad.

Con cuatro discos a su haber en 17 años de carrera, Fiona ha sabido tomarse su tiempo y tener un sello característico que trasciende productores, eras y décadas. Desde el siglo pasado ha sabido hacer lo suyo, con honestidad brutal y una filosofía donde la construcción con las propias manos es más importante que cualquier gesto grandilocuente o uso de tecnologías.

De hecho, este, su cuarto disco, es totalmente acústico, y no podría haber calzado mejor con esta disposición de una cantante que, casi sin querer, viene a reclamar su lugar cuando en los últimos años las figuras femeninas de gran entrega vocal y emocional se han multiplicado.

Pero la neoyorquina logra un registro como ningún otro en seis años de pop. Partiendo del arrojo y la lucha mental de “Every Single Night”, y con momentos sublimes como el inicio parsimonioso, pero bello de “Valentine”, o la extraña mezcla entre optimismo y sed de venganza de “Anything We Want”, “The Idler Wheel…” es más que una colección de canciones; es una serie de emociones convertidas en canción.

“Left Alone” presenta la mayor muestra del registro vocal de Fiona, mientras que “Hot Knife” consolida ese tinte tribal que a ratos se denota en las percusiones, agregando referencias al “Bitte Orca” de Dirty Projectors (2010) o ese espíritu primitivo de “Earth Intruders” de Björk.

Las percusiones son vitales en este álbum. Charley Drayton fue el partner de Apple en la realización de este álbum, grabado prácticamente en secreto. El percusionista logró salir de lo común y conseguir todas esas sutilezas que hacen de cada track un viaje interminable, lleno de detalles y de pequeños sonidos que acomodan los intensos fraseos y quiebres vocales de una Fiona con más variables que nunca.

Es que ella quiere “sentir todo”, como se sugiere en “Every Single Night”, entonces debe interpretar todo. Lo impresionante es el criterio tan simple como variopinto con el que lo logra.

Muchos se quedarán con la honestidad que destila este disco. Otros, con la belleza de la emoción y los sonidos que remiten a una carrera tan ecléctica como sólida. Pero lo que más destaca en “The Idler Wheel…” es la atención a los sonidos de la cotidianeidad y esa búsqueda y experimentación en las percusiones y en la propia voz de Fiona, que no hace más que constatar que lejos de seguir una misma senda, lo que la intérprete es un constante avance, sin shows y con puro arte, siendo un imperdible de este año.

Por Manuel Toledo-Campos

Enlace corto:
(1)
  1. Mario says:

    Ella es toda una artista y lo refleja en este disco que es un arte. Consejo: apagar luces y sonidos externos, solo audifonos o un buen equipo de sonido yescuchar, observar cada sonido, su lugar y tiempo. Magía pura y detalles aflorecen cada vez que se oye cada cancion. Grande Apple!

Comentar

Responder