Eric Clapton – Old Sock

Lunes, 11 de Marzo de 2013 | 10:45 am | No hay comentarios
Eric Clapton – Old Sock

Artista:

Eric Clapton

Álbum:

Old Sock

Año:

2013

Sello:

Bushbranch Records

El incombustible Eric Clapton vuelve a sorprender con un nuevo álbum de estudio, el vigésimo primero de su fructífera carrera, y sucesor del exitoso “Clapton” (2010). Esta placa está compuesta por diez versiones de las canciones favoritas de Slowhand, en donde se entremezclan toda una gama de estilos que han marcado al guitarrista desde su infancia, tales como el jazz, soul, rock, reggae y blues. Además, este trabajo incluye dos temas originales, “Every Little Thing” y “Gotta Get Over”, y cuenta con la colaboración de destacados artistas, entre los que se encuentran J.J. Cale, Paul McCartney, Chaka Khan, Steve Winwood y Jim Keltner.

ERIC CLAPTON 01La producción del álbum estuvo a cargo de Doyle Bramhall II, Simon Climie, Justin Stanley y el propio Clapton, y será distribuido bajo el sello discográfico del artista, Bushbranch Records, en formato CD y doble vinilo. Como dato anecdótico se encuentra la poco nítida imagen de la portada, la que fue tomada por el icónico guitarrista con su propio dispositivo móvil.

“Further On Down The Road”, original de Taj Mahal, es el primer tema en mostrar sus credenciales, ofreciendo una entretenida melodía con matices de reggae, donde sobresale la perfecta ejecución de la armónica. El disco continua con “Angel”, canción que cuenta con la colaboración del legendario J.J. Cale apoyando en los coros y cuerdas, estructurando una exquisita y agradable pieza, donde los pasajes de guitarra brillan con luces propias. Llega el turno de una versión remozada del clásico de los treinta “The Folks Who Live On the Hill”, en donde Clapton saca a relucir un estilo más cercano al blues, de la mano de una base rítmica relajada y tranquilizadora. En “Gotta Get Over”, Chaka Khan, la reina del funk-soul, apoya con las segundas voces, incrementando levemente las revoluciones e inyectando buenas dosis de dinamismo. El ambiente vuelve a llenarse de reggae con la versión de “Till Your Well Runs Dry”, de Peter Tosh, un tema desbordante de energía, vitalidad y sentimiento, en donde los exquisitos solos de guitarra del inglés terminan por fundamentar una de las mejores canciones de la placa. El cierre de la primera mitad del álbum es cortesía del jazz de “All Of Me”, que cuenta con la célebre colaboración de Paul McCartney en el bajo. Propio de su estilo, el corte destaca por el característico acompañamiento de piano y la solidez del sonido de la guitarra.

ERIC CLAPTON 02El blues vuelve a marcar presencia en “Born To Lose”, un tema a medio tiempo que se mueve sobre un terreno ya recorrido, no arriesgando en nuevos matices. En “Still Got The Blues”, original de Gary Moore, Clapton comparte créditos con un viejo conocido de Blind Faith, Steve Winwood, quien aporta con la exquisita ejecución del órgano. Una canción que continúa en la senda de las melodías más tranquilas, pero que saca buenos dividendos de una inmejorable interpretación. Llega el turno de “Goodnight Irene”, versión del clásico folk de la década del treinta que popularizó Huddie “LeadBelly” Ledbetter, y que revive de la mano de los tintes propios del blues que impregna Slowhand. En “Your One And Only Man” vuelve a aparecer en toda su magnitud el bello sonido de la armónica, que comparte el protagonismo con acotados, pero precisos solos de guitarra, generando una melodía rebosante de buenas vibras. “Every Little Thing”, el segundo de los temas inéditos de la placa, evidencia de inmediato la impronta de Clapton, con una hermosa melodía, llena de sentimiento y un pegajoso estribillo que saca ventaja de las voces femeninas del coro, y que alcanza su punto más importante cuando este rol es asumido por niños. El cierre del viaje tiene textura jazz con la ejecución del tema “Our Love Is Here To Stay”, propiedad de George e Ira Gershwin, y que cuenta con la colaboración de Jim Keltner en la batería.

Eric Clapton suele ser sinónimo de éxito y “Old Sock” no será la excepción a la regla, con una propuesta sólida y bien estructurada que le permite unificar diversos estilos y hacerlos funcionar en perfecta sincronía. Independiente de que hacer versiones no sea el camino más adecuado para alguien tan talentoso, resulta innegable su innata capacidad para tomar canciones clásicas, sin importar la época en que hayan sido concebidas, y hacerlas propias, inyectando esos rasgos característicos que tan buenos réditos le han traído durante sus 50 años de trayectoria. El tiempo no hace mella en Slowhand, muy por el contrario, con cada nuevo trabajo nos demuestra que su música se encuentra más vigente que nunca.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder