EL VY – Return To The Moon

Miércoles, 25 de Noviembre de 2015 | 2:13 am | No hay comentarios
EL VY – Return To The Moon

Artista:

EL VY

Álbum:

Return To The Moon

Año:

2015

Sello:

4AD

Cuando se plantean fusiones musicales entre un frontman de una banda y otro, automáticamente el fan promedio de una u otra banda va a tener subjetivas ganas que el producto resultante se acerque al sonido que más le acomoda. Por otro lado está el especulador esperando un resultado sorprendente o al menos interesante, distinto, o que le acerque en algo al sonido de la otra banda. Ese oyente puede haber tenido resultados satisfactorios, por ejemplo, en discos como el homónimo debut de Divine Fits, conformado por Britt Daniel de Spoon y Dan Boeckner de Handsome Furs y Wolf Parade. En lo que respecta a EL VY, proyecto conformado por Matt Berninger, actualmente en The National, y Brent Knopf, ex miembro de Menomena y actualmente embarcado en su proyecto Ramona Falls, el resultado de ambas fuerzas decantó en este debut bajo el nombre de “Return To The Moon”.

EL VY 01Tal vez sea por el timbre abaritonado de Berninger, más ligado a corrientes oscuras u opresivas, es que resulta algo confusa la obertura del disco con “Return To The Moon (Political Song For Didi Bloome To Sing, With Crescendo)”, plena de guitarras alegres que rasguean y de baterías que electrifican el sonido, en detrimento de la melancolía que los neoyorkinos de The National exudan en cada disco; incluso “bailable” es el adjetivo que le cabe a esta canción. Por lo mismo, desde la partida es difícil asignarle un sonido. Lo que sí es fácil afirmar es que esto no es un disco de The National ni uno de Menomena, pero la cosa se complica a la hora de definir qué es o hacia dónde va. Esto es aún más confuso en “I’m The Man To Be”, pero acá ya es posible notar cierta fusión de sonidos, donde la disonancia de Knopf se suaviza, mientras que el timbre de Berninger se sirve del pop y se alimenta de él para lucir como nunca antes.

En “Paul Is Alive”, aparte del guiño popular al clásico mito de la supuesta muerte de Paul McCartney, se nota aún más el trenzado de sonidos: parte como un The National audaz y más ganchero, para terminar en un Ramona Falls más propositivo y arriesgado; hasta ahora, ganancia pura por donde se le mire. “Need A Friend” toma todo lo que ya se ha expuesto y lo cuaja en uno de los imprescindibles de este disco. Tal vez no es la canción más ganchera ni la más emocionante, pero sirve muy bien como depósito de lo que ya se está construyendo. “Silent Ivy Hotel” parte como si estuviera manejada por los dirigidos por Berninger, pero pareciera que Knopf y su lo-fi le robaran el volante hacia la mitad, y de ahí en adelante. “No Time To Crank The Sun” suena como la continuación de “England” del maravilloso “High Violet” (2010) de los neoyorkinos, pero dispuesto a arriesgar más y de mejor forma.

EL VY 02Da la sensación que cada canción que compusieron sirvió para compenetrarles, y que cada una de ellas fue progresivamente dándose, porque “It’s A Game” compagina y ordena lo mejor de los dos mundos; la simpleza semi-acústica de Berninger se entrega al pop experimental de Knopf para desembocar en una canción que se queda en la cabeza por mucho rato. A ese mismo juego apuesta “Sleeping Light”; los casi inexistentes teclados en los álbumes de la banda madre de Berninger casi por asociación ya casi resultan naturales en el universo de Knopf, mucho más rico en texturas más alegres. “Sad Case” sigue la tendencia, aunque le otorga matices más progresivos, y el hecho que no usen métricas estándar a esta altura del disco, donde se suele optar por el relleno, le hace muy bien a la percepción general.

Hay que agradecer que no hayan terminado el disco con una canción lánguida y que el resultado de esta elección sea “Careless”, una balada que, continuando con la tónica del disco, agarra la voz de Berninger y la somete a la forma más natural que Knopf tiene para ofrecer. “Return To The Moon”, si bien es levemente chocante debido a que la voz está muy asignada a un estilo, a la segunda vuelta es menester darle el beneficio de la duda, porque durante los once tracks está claro que la dupla se entendió bien.

Por Danny Arce

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...