DIIV – Is The Is Are

Lunes, 1 de Febrero de 2016 | 11:45 am | No hay comentarios
DIIV – Is The Is Are

Artista:

DIIV

Álbum:

Is The Is Are

Año:

2016

Sello:

Captured Tracks

Es bastante arriesgado presentar canciones que no tienen un sustento discográfico, desafío que DIIV asumió hace años en sus directos, entregando constantes adelantos de lo que posteriormente sería su segundo trabajo de estudio. Luego de liberar una serie de éstos, “Is The Is Are” (2016) llega como el tan esperado sucesor de “Oshin” (2012), otorgando un viaje por cielos pintados de dream pop, con guitarras y distorsión en grandes dosis y un espíritu que profesan desde sus inicios.

DIIV 02De manera plena, DIIV entrega un manifiesto de su esencia desde “Out Of Mind”, canción que da la partida al álbum con esa guitarra tan shoegaze transformada al dream pop. La voz de Zachary Cole Smith permite transportarse a un mar de nubes, en un viaje que se prolonga hacia el comienzo de “Under The Sun”, donde la batería y el bajo marcan el ritmo necesario, con el encargado de las cuatro cuerdas, Devin Rubin Perez, demostrando con creces lo clave que es en el especial sonido cultivado por los neoyorkinos. “Bent (Roi’s Song)” pone la cuota decadente y melancólica, elementos fundamentales en el amorfo sonido de la banda; los instrumentos se funden en un constante ejercicio, algo repetitivo pero lleno de concentración, sin ninguna nota fuera de lugar, ni detalles que sobren. Es así como todo sigue su curso con “Dopamine”, ilustrando lo ordenado y claro de este disco, que entrega una propuesta concisa y sin titubear entre una idea y otra.

La creación musical basada netamente en la guitarra, algo tan característico del quinteto, se sostiene bajo las influencias del indie noventero, lo que se evidencia en “Blue Boredom (Sky’s Song)” –que cuenta con la colaboración vocal de la artista Sky Ferreira, novia de Zachary–, una composición inspirada absolutamente en Sonic Youth y esos recordados duetos guitarra-voz de Thurston Moore y Kim Gordon. “Valentine” se desliza bajo oscuros sonidos, en lo que pareciera ser un sample del solo de guitarra presente en “Ode To Viceroy”, canción de su compañero de sello, Mac DeMarco. El bajo de Devin se mimetiza con las cinco cuerdas ejecutadas por Zachary y Andrew Bailey, con un manejo y fiato sonoro increíblemente sincronizado en canciones como “Yr Not Far” o la melancólica “Take Your Time”, que además expresa una mayor demostración de su influencia cargada al indie.

DIIV 01“Is The Is Are” le da una pausa a la distorsión acelerada, para luego suavizarla ligeramente en “Mire (Grant’s Song)”, que hace enloquecer todos los instrumentos, concentrándolos en una sola idea sonora, una pared de ruido que cobra vida propia para desvanecerse en lo que es “Incarnate Devil”, que cierra el pasaje principal del álbum. “Healthy Moon”, que es antecedida por el pequeño interludio “(Fuck)”, irrumpe prácticamente como un bis para la banda, tal como si fuera una presentación en vivo. Esa delicadeza tiene continuidad en “Loose Ends”, que empieza a despedir el disco con todos los elementos desplegados en los tracks anteriores. Un nuevo interludio, “(Napa)”, precede la descarga de ruido y guitarras cargadísimas al shoegaze de “Dust”, y a la desoladora y pausada “Waste Of Breath”, que cierra el álbum con una tranquilidad interrumpida por las distorsionadas guitarras que se desvanecen en el aire, ejecutando notas que explotan hacia la eternidad.

Con solo dos LP’s en su carrera, DIIV ha sabido dar forma a un sonido propio y plasmarlo en sus discos y presentaciones en vivo. Si bien 2016 recién comienza, este álbum se alza como uno de los puntos más destacados de lo que va de año. Zachary y compañía entregan frescura, actitud y dedicación en una placa que demuestra que las segundas partes pueden ser mejores.

Por Manuel Cabrales

Enlace corto:

Comentar

Responder