Cult Of Luna & Julie Christmas – “Mariner”

Martes, 3 de Mayo de 2016 | 11:53 pm | No hay comentarios
Cult Of Luna & Julie Christmas – “Mariner”

Artista:

Cult Of Luna & Julie Christmas

Álbum:

Mariner

Año:

2016

Sello:

Indie

Hace tres años apareció el último disco de estudio de Cult Of Luna, “Vertikal” (“I” y “II”), ubicándose, al menos de acuerdo a lo que se ha señalado en la crítica, como la cúspide de una historia que comenzó en el amanecer de este milenio y que cada vez ha empujado un poco más allá los límites del metal oscuro y espeso que mostraron al principio de su carrera. Para aquellos que seguimos el crecimiento del colectivo sueco desde aquellos días, la incertidumbre y las ansias respecto al próximo material eran sofocantes, puesto que igualar o superar el resultado del trabajo anterior era un desafío de gran envergadura, cuyo tenor se vio agravado por todo lo que significó la salida de Erik Olofsson, guitarrista y uno de los fundadores, situación que a su vez fue precedida por la partida del tecladista Anders Teglund. Pese a la adversidad, este período de tres años ha sido el más provechoso de su carrera, gracias a la venia de los medios y del público, más el girar constantemente junto a otras agrupaciones de metal que cultivan un perfil similar en términos de originalidad y vanguardia, como Katatonia, Intronaut o TesseracT, lo que ha devenido en que todas las partes vean en ellos a uno de CULT OF LUNA 01los máximos exponentes de una estirpe híbrida que incluye a otros actos como Neurosis, Godflesh o los extintos Isis.

Si se tiene en cuenta que la búsqueda por innovar y enriquecer su propuesta es constante, era lógico entonces preguntarse qué sería lo que ofrecerán en una eventual nueva obra, lo que al mismo tiempo alimentó el crecimiento de las expectativas al respecto. Es probable vaticinar que nadie esperaba que la gran novedad de este capítulo fuese la participación de la intérprete estadounidense Julie Christmas (antes vocalista de Made Out Of Babies y Battle Of Mice, ambas difuntas), por lo tanto la espera por “Mariner” tuvo matices inéditos, que se vieron recompensados con un disco catalogable como soberbio y rotundo.

“A Greater Call” abre la experiencia y de a poco nos sumerge en una pasividad que luego muta hacia una pieza que encaja perfecto en el arranque, debido a que plantea una continuación en cierta medida de lo hecho en “Vertikal”, pero con un espectro lleno de capas que jamás tuvieron antes, gracias al rango vocal de Christmas, que es capaz de abarcar desde lo etéreo y lo volátil, hasta pasajes llenos de vigor y potencia. La inclusión de la cantante no es una mera invitación para aparecer en algunas secciones, sino que se hace cargo de la mayoría de las canciones casi en su totalidad y la verdad es que el resultado es sobresaliente, como queda de manifiesto en “Chevron”, donde pareciera que la comunión entre la composición y la voz es natural, como si ella siempre hubiese estado ahí. El contraste necesario lo da la fuerza de Johannes Persson, quien se limita a apoyar algunas estrofas y deja que fluya la inspiración de su compañera en la labor, mientras el tema avanza y se desenvuelve en diferentes direcciones, pero bajo una atmósfera donde convergen emociones y melodías que abrazan la parsimonia para mostrar su esencia.

JULIE CHRISTMASCada corte dura un poco más que el antecesor y de forma paulatina nos vemos hipnotizados por la amalgama que se produce gracias al espectro sónico creado por Cult Of Luna para “Mariner”, fundamentado en la idea de una travesía espacial que de alguna manera se conecta con “Vertikal”, pero a modo de consecuencia, puesto que en ese disco la fuente de inspiración fueron las características y los defectos propios de la urbe que aparece en la cinta de ciencia ficción  “Metrópolis” de 1927; una ciudad mecánica y deshumanizada que provoca el colapso espiritual de sus habitantes, pero principalmente de la clase trabajadora. Es así como este reciente álbum representa el cambio del paradigma y habla de cómo la búsqueda interna de respuestas de cada persona dirige ahora su mirada hacia las estrellas, hacia el universo, para así cruzar las fronteras de lo humano y adentrarse en la exploración de la vastedad cósmica.

Todas esas sensaciones quedan plasmadas en cada composición, transformando a “Mariner” en un trabajo muy orgánico y honesto, que tiene como una de las muestras mejor lograda a “The Wreck Of S.S. Needle”, que se alza como una de las cumbres dentro de un registro que no sabe de debilidades. “Approaching Transition”, por su parte, se presenta como la última barrera antes de dejar atrás los confines de las leyes físicas de la Tierra y así pasar a otras dimensiones materiales, siendo la instancia donde es posible observar por última vez la vida como la conocemos antes de embarcarse en un viaje hacia lo desconocido.

CULT OF LUNA 02Ya desprendidos de todo lo que en conjunto constituye a la humanidad, se atraviesa una “puerta estelar” que conduce hacia un área inexplorada de la que no se puede regresar, experiencia sensorial que se traduce en “Cygnus”, corte de casi quince minutos que es el encargado de cerrar el larga duración mediante una estructura progresiva que, si bien es repetitiva, al final estalla y embarga con su energía al oyente, quien ha viajado junto a los músicos hasta este punto que es una traducción fiel del concepto que hay detrás:  la catarsis, la culminación, una iluminación espiritual; un instante crítico en donde se abandona este plano para pasar a otro que no se rige ni se compone de los elementos que existen en la Tierra; es la musicalización de una odisea que traspasó los límites del tiempo y del espacio.

Sin duda, “Mariner” estará dentro de las listas de mejores discos del año y lo hará con mucha autoridad, acrecentando el prestigio de Cult Of Luna y, por añadidura, el de Julie Christmas, quienes en conjunto propiciaron un trabajo único en su especie dentro del mundo del metal más experimental, y que se ubica en un nivel superlativo que muy pocos son capaces de alcanzar.

Por Hans Oyarzún

Enlace corto:

Comentar

Responder