Cradle Of Filth – Hammer Of The Witches

Lunes, 5 de Octubre de 2015 | 10:26 am | No hay comentarios
Cradle Of Filth – Hammer Of The Witches

Artista:

Cradle Of Filth

Álbum:

Hammer Of The Witches

Año:

2015

Sello:

Nuclear Blast

Hay bandas que parten con todo en contra. Existen alambicados prejuicios que minan el valor de sus trabajos y su trayectoria por el mero hecho de ser quienes son. Es decir, parte del público juzga a estas agrupaciones no en función de su labor, sino en relación a lo que representan. Tal es el caso de Cradle Of Filth, quienes constantemente son sindicados como una parodia del black metal, como aquellos “poseros” que hicieron de un estilo cuasi ocultista, algo masivo y un producto vendible. Por eso, hasta el día de hoy, son condenados ex ante por algunas voces que desean mantener el estatus de la música extrema lo más alejado de las luces.

CRADLE OF FILTH 01Por eso, un disco de esta banda –en específico el que nos ocupa ahora, “Hammer Of The Witches”- representa para el oyente un doble desafío: en primer lugar, está el hecho de que Cradle Of Filth se ha caracterizado por enriquecer (a veces en exceso) sus composiciones con variopintos elementos, que suponen una atención exclusiva de quien escucha. Y en segundo lugar, porque siempre estará presente aquella obcecación con la banda que, querámoslo o no, provoca que se le exija un poco más para que sus álbumes puedan ser catalogados como buenos. Eso ocurrió principalmente con “Midian” (2000) un disco que –a juicio de este redactor- es de los mejores de la banda, pero que no fue reconocido por la crítica, quizás sólo por ser de COF. Lo mismo puede ocurrir con su undécimo álbum de estudio, el que probablemente no será incluido dentro de las listas de los mejores de este año únicamente por llevar el nombre de la banda en su frontis. Y es una pena, porque es un opus rico en texturas, matices y calidad.

A estas alturas, no se sabe con certeza qué tipo de metal hacen Dani Filth y compañía. Lo que sí es prístino como el agua, es el hecho de que hoy conservan una creatividad plástica que sorprende. En este último álbum, una vez más vuelven a hacer gala de ella en temas como “Deflowering The Maidenhead, Displeasuring The Goddess”, “Blackest Magic In Practice” u “Onward Christian Soldiers”, canciones que muestran una expansión sonora de una banda que ha hecho de la ornamentación acústica su leitmotiv. Mención aparte merece la contribución de las guitarras de Marek Šmerda y Richard Shaw, que han aportado unos riffs inspirados en la escuela de Gotemburgo bastante interesantes, en composiciones como “Yours Immortally…” y “Enshrined In Crematoria”, las que suenan pesadas para los estándares más iconoclastas de Cradle Of Filth.

CRADLE OF FILTH 02En lo que respecta a la voz, cuesta encontrar vocalizaciones más variadas como las entregadas por Dani Filth. El tipo puede jugar con los tonos más agudos dentro de su visceralidad y, a la vez, entregar evocaciones profundas. Ejemplo de lo anterior es el tema “The Vampire At My Side”, en donde pareciera que los años no han pasado y, salvo por una producción más insípida, su garganta parece ser la misma que sorprendió en el año 1994 con el disco –a estas alturas un imprescindible- “The Principle Of Evil Made Flesh”. “Right Wing Of The Garden Triptych”, lejos uno de los mejores temas de esta versión 2015 de la banda, señala con claridad que, además, su voz aun cuando es bestial, se puede encajar a la perfección con sonidos más accesibles, como lo es la voz femenina.

Es difícil encontrar algún defecto a “Hammer Of The Witches”. Poniéndonos en un plano quisquilloso, quizás el único desperfecto que se pueda encontrar, sea el hecho de que el álbum al principio pareciera ser sólo una pieza dividida en once partes. No obstante, si se considera que es una elaboración conceptual y que, además, los interludios aportan una diferenciación importante entre la sonoridad, tal defecto queda sólo en la academia. Es algo triste lo que ocurrirá con este disco: no será considerado dentro de los mejores de este año, en desmedro de otras producciones que, si bien podrán tener mérito, quizás no lo sobrepasen en calidad. Y es que Cradle Of Filth está en la mitad del camino: muy plástico para aquellos ocultistas, y muy vampiresco para el mainstream. Justamente esa es la gran virtud de los ingleses: ser uno de los mejores exponentes de música extrema, pero realizada sin tapujos, sin someterse al orden preestablecido. “Hammer Of The Witches” es una joya que quedará olvidada.

Por Pablo Cañón

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...