Coheed And Cambria – The Afterman: Descension

Lunes, 28 de Enero de 2013 | 10:15 am | Comentarios (1)
Coheed And Cambria – The Afterman: Descension

Artista:

Coheed And Cambria

Álbum:

The Afterman: Descension

Año:

2013

Sello:

Hundred Handed/Everything Evil

La espera terminó y por fin podemos degustar la segunda parte del último álbum de los neoyorkinos de Coheed And Cambria. Este volumen es el complemento de la placa “The Afterman: Ascension”, editada en octubre de 2012 y, al igual que su predecesor, está compuesto por nueve temas de corte conceptual. Junto a la edición de este álbum se pondrá a la venta un set de lujo, compuesto por dos vinilos, dorado y plateado, además de un libro tapa dura de 64 páginas escrito por Claudio Sanchez, en donde se hace un recorrido por la historia de cada uno de los 18 tracks que componen ambas placas, y con el arte expansivo de Heidi Taillefer y Nathan Spoor. Adicionalmente, esta edición especial contendrá un set de cuatro uñetas, que para las primeras 1500 copias estarán firmadas por cada uno de los miembros de la banda.

COHEED AND CAMBRIA 01“Pretelethal” marca el comienzo del viaje a través del álbum, en donde el delicado sonido acústico de la guitarra introduce la característica voz de Claudio Sanchez, que rápidamente se complementa con toda la potencia de la batería y enérgicas secuencias de cuerda. El ambiente se llena de intensidad y fuerza de la mano de “Key Entity Extraction V: Sentry The Defiant”, una canción plagada de dinamismo y potentes riffs de guitarra, en donde cada uno de los instrumentos estructuran un corte extremadamente sólido. Llega el turno de “The Hard Sell”, que irrumpe con una buena dosis de rock progresivo, con Sanchez exigiendo al máximo su capacidad vocal al ritmo de una furiosa y veloz melodía. En “Number City” el protagonismo lo asume el bajo de Zach Cooper, que desde el principio marca la pauta de la canción, ganando en energía con la incorporación de elementos electrónicos y el lúdico sonido de la trompeta, que en algunos pasajes lo acerca a la línea del ska. “Gravity’s Union” se fundamenta sobre una melodía de corte más áspero y agresivo, con toda la intensidad que aporta la guitarra de Travis Stever y la sólida ejecución de Josh Eppard en la batería.

Las revoluciones decaen con “Away We Go”, un tema mucho más melódico, agradable y de fácil digestión. En este corte los sonidos potentes dan paso a progresiones más alegres y llenas de vitalidad, que por su particularidad lo encumbran dentro de lo más destacable de la placa. En “Iron Fist”, los nativos de New York siguen apelando a una melodía más relajada, que es adornada por precisas pinceladas de batería y solos de guitarra perfectamente ejecutados. La penúltima canción del disco, “Dark Side Of Me”, es también el primer sencillo que se dio a conocer, cumpliendo de excelente manera su misión de matizar los múltiples estilos que ofrece esta segunda parte de The Afterman. En este track podemos distinguir fácilmente las diversas facetas de Coheed And Cambria, melodías sensibles y delicadas que se transportan con relativa naturalidad a sonidos intensos y potentes. El cierre del viaje corre por cuenta de “2’s My Favorite 1”, donde nuevamente vuelven a ser protagonista las secuencias más dinámicas y abundantes de energía, con todos los elementos funcionando en perfecta armonía y complicidad.

COHEED AND CAMBRIA 02En octubre del año pasado me aventuré a comentar que el único defecto de este álbum era tener que esperar cuatro meses para degustar su segunda entrega, y tras escuchar “The Afterman: Descension”, no sería para nada arriesgado afirmar que el producto final justificó totalmente la espera, logrando lo que a simple vista parecía utópico, superar todo lo bueno que ofreció su predecesor. Esta segunda parte carece de puntos débiles, donde cada uno de sus cortes parece encajar a la perfección con el resto del álbum, eliminando por completo la sensación de que existen temas de relleno o fuera de lugar. Coheed And Cambria sigue sorprendiendo con cada nueva placa que nos ofrece, y es precisamente en este punto que radica su genialidad, esa capacidad inagotable para generar verdaderas obras maestras.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:
(1)
  1. Alguien says:

    Concuerdo completamente con el review. Qué bueno saber que no soy el único que disfrutó mucho de este disco en su totalidad.

Comentar

Responder