Chris Cornell – Higher Truth

Miércoles, 18 de Noviembre de 2015 | 10:41 am | Comentarios (3)
Chris Cornell – Higher Truth

Artista:

Chris Cornell

Álbum:

Higher Truth

Año:

2015

Sello:

Universal Music Enterprises

Hablar de “Higher Truth” sin repasar lo ocurrido con el disco “Scream” (2009) es casi imposible, principalmente porque, en el ánimo de explorar nuevos sonidos, Cornell se debe haber anotado uno de los traspiés más impactantes de la escena rock, de los que hay memoria en el último período. Ahora, para ser justos, lo cierto es que lo ocurrido con “Scream” no debería haber sido tan sorprendente, sobre todo si consideramos que Cornell ha puesto desde siempre en su carrera solista un sello que lo distancia considerablemente de lo realizado con sus bandas.

CHRIS CORNELL 01En esta nueva entrega encontramos a Brendan O’Brien en las perillas, un viejo conocido de la escena noventera (Pearl Jam, Soungarden, Stone Temple Pilots), sin embargo, para los que crean que el productor podría haber impregnado el álbum de aires grunge, con una sola escuchada de “Higher Truth” notarán que Cornell no vuelve con la intención de reconquistar a su fanaticada de antaño. En ese sentido, el mayor parentesco con su obra previa probablemente va por el lado de “Euphoria Morning” (1999), pero si bien el fondo lírico explora temáticas similares, las diferencias en lo musical pasan fundamentalmente por el marcado protagonismo de las guitarras semiacústicas del nuevo disco.

La mandolina que abre “Nearly Forgot My Broken Heart” pone el sello de un tema que engancha muy bien en lo melódico, sin abusar de sus recursos y que, con frases bien pensadas como “cada sensación me dice que esto va a terminar / con un corazón / destrozado en pequeños pedazos y tú sabes que necesito eso / tanto como necesito un agujero en mi cabeza”, alude a lo poco recomendable de los “segundos tiempos” cuando de amor se trata. “Dead Wishes” inicia con aires que recuerdan el lado acústico de Led Zeppelin, y se desarrolla de forma agradable sobre una base que nuevamente se acompaña de una acertada letra, esta vez en relación a esos sueños que en algún momento del camino se van quedando atrás. “Before We Dissapear” vuelve sobre el lado romántico de Cornell y destaca por la presencia de cuidados arreglos de piano y cuerdas, que aportan complejidad a un álbum que, hasta acá, se desarrolla sin grandes pretensiones.

CHRIS CORNELL 02En adelante, el predominio de los momentos de calma se mantiene, en un disco que de manera deliberada y, a riesgo de sonar monótono, evita romper la identidad definida desde el inicio. “Through The Window” y “Murderer Of Blue Skies” destacan en esa línea, sin embargo, ambas siguen en lo lírico por un camino de tintes oscuros, que sólo la rasgueada “Only These Words” llega a modificar. Esta última (muy probablemente dedicada a sus hijas) se anota uno de los escasos y agradables momentos de luz de “Higher Truth”. Hacia el final, el corte dance pop, “Our Time In The Universe”, cargado de reminiscencias árabes, nos vuelve a recordar lo poco predecible que puede ser Cornell cuando se trata de innovar.

Después del mal trago de “Scream”, Cornell vuelve con un disco que destaca fundamentalmente por estar muy bien escrito, íntimo sin ser confesional y musicalmente tan compacto, que a ratos puede sonar monótono. En este sentido, vuelve a dar una clara señal respecto a cómo ha decidido desarrollar su carrera solista, en esta oportunidad tributando un estilo claramente más cercano al folk rock que al rock alternativo que alguna vez lo caracterizó. Como sea, no se trata del primer ícono de los noventa que se deja seducir por estos sonidos, ya lo hizo Eddie Vedder con “Into The Wild” (2007) bajo la excusa de una banda sonora, y luego lo repitió en esa especie de “tributo instrumental” que fue “Ukulele Songs” (2011). Con seguridad, no es una buena noticia para los eternos seguidores del sonido noventero, no obstante, mientras Cornell siga escribiendo discos tan bien logrados como este, no parece tan mala idea seguir atentos a lo que tenga que decir en el futuro. Como para no perder la esperanza al menos.

Por David Martínez

Enlace corto:
(3)
  1. Alvaro says:

    Interesante muestra en solitario de Cornell. es verdad que en algunos pasajes se torna algo monotono pero tambien con puntos altos. Sin duda vale la pena escucharlo, se agradece el analisis del disco, las reseñas a caidas basadas en experimentos musicales. que te parece este disco comparado con por ejemplo Carry on?? distinto estilo, renovacion en el tiempo?

    • Yo diría que en Carry On ya se notaba a Cornell buscando otro sonido, de hecho es un disco súper irregular, más de singles, que un trabajo compacto. Por el momento se le ve cómodo donde está ahora. Veamos que sigue. Saludos!

  2. Me gustaría algún día ver la reconstrucción del scream, si le pones oreja y cabeza. Le daba los arreglos e imaginas una banda de rock. Vaya que hubiese sido bueno. La mano de un productor dice mucho.

    Pero el punto alto es el higher truth, buen disco, incluso a mi parecer mejor logrado que el carry on. Se deja reproducir desde cualquier momento y logra un sello de cornell y de calidad.

    Oh y si bien en vivo pierde su voz. En estudio sabe trabajar y potenciar lo que nos da al parecer cornell para rato. Ojalá siempre bien acompañado.

Comentar

Responder