Cavalera Conspiracy – Pandemonium

Miércoles, 10 de Diciembre de 2014 | 12:19 pm | Comentarios (2)
Cavalera Conspiracy – Pandemonium

Artista:

Cavalera Conspiracy

Álbum:

Pandemonium

Año:

2014

Sello:

Napalm Records

Desde hace al menos tres o cuatro años que Max Cavalera viene siendo un personaje recurrente en la escena metalera, transformándose en alguien que nos sale hasta en la sopa, llenándose de proyectos hasta el punto de que sus publicaciones, a simple oído y en profundidad, son una en el calco casi idéntico de la otra. Entre Soulfly y a pocos meses del homónimo debut de Killer Be Killed, le toca representar a Cavalera Conspiracy, identidad que por sobre las demás debería acercarse a lo que era Sepultura en un comienzo. Con su hermano Igor en la batería y percusiones, el fiel Marc Rizzo en la guitarra principal y en el bajo Nate Newton, último en unirse al grupo, Max dispara directo a los oídos CAVALERY CONSPIRACY 01este “Pandemonium”, que se hace notar desde el primer momento con una carátula que irradia una violencia impulsiva.

Las declaraciones de Max en relación a lo nuevo de Cavalera Conspiracy sonaron a notición: “El próximo disco será grind, hiperveloz y telúrico”. ¿Y es grind “Pandemonium”? La verdad es que no. No es Napalm Death ni Carcass, es simplemente un álbum violento donde, además del factor velocidad, encontramos los riffs groovy que tanto parecen gustarle a Max, explosiones hardcore, partes thrash-death y los clásicos coros que, casi como himnos se cantan en los conciertos, están compuestos el noventa por ciento de las veces por la repetición del título de las canciones.

No hay que dejarse engañar por el trío inicial. “Babylonian Pandemonium” es un golpe en plena cara, con un Igor desenfrenado y un Max que descarga violencia a más no poder; “Bonzai Kamikaze” uno de los mejores momentos del disco, gracias a un trabajo impecable con los riffs; y “Scum”, que resulta tan breve como pesado. Después de los primeros diez minutos, el álbum empieza a emanar un aire más groove, solos y melodías sicópatas inspiradas en Soulfly, que nos llevarán a recordar las declaraciones pro grind como una simple salida irónica.

“I, Barbarian” es una demostración arrogante de autoconocimiento destructivo, “Cramunhão” es obsesiva, marcada de instantes parecidos a los ladridos de un perro rabioso, con una guitarra potente y la trabajada aplanadora de Igor Cavalera. “Apex Predator” remueve el cerebro hasta hacer perder el conocimiento, mientras empiezan a llover efectos cibernéticos, transformándola en una canción extraña, pero que cautiva desde la primera oída. “Insurrection” también es un tema diferente, pero representa –como sugiere el título- una verdadera insurrección sonora.

CAVALERY CONSPIRACY 02“Not Losing The Edge” resucita el lado más thrash para después perderse en un punk con sabor oriental y, si hablamos de experimentar, “Father Of Hate” es el mejor ejemplo, aquí la mezcla de emociones y potencia detona una verdadera pandemia agresiva que se contagia hasta “The Crucible”, que sin notarlo invade nuestros oídos haciéndonos esclavos de este “Pandemonium”.

Así, Cavalera Conspiracy compuso un disco complicado, agresivo y opresor, al que es difícil acercarse, pero que de seguro no desilusionará a los seguidores de la banda. Sin embargo, es necesario decir que, a pesar de que la suma final de “Pandemonium” no dé números rojos, la fuerte marca registrada de un músico que parece no darse cuenta de la necesidad de parar un segundo con la composición en masa, para crear una verdadera identidad que se diferencie del resto de sus proyectos,  resta cada vez más interés a los anuncios de un nuevo trabajo.

Por María José Frazzoni

Enlace corto:
(2)
  1. Fernando says:

    Si debo describir el album en una sola palabra solo puedo decir… REPETITIVO

  2. Jorge says:

    La verdad, es un disco diferente a lo que ha hecho, es agresivo hasta más no poder, pero cae en lo repetitivo, Max debería, parar tanto en lo fisico como en lo musical esta deteriorado, lejos quedaron las epocas gloriosas de Soulfly, lo mejor hasta el momento es Killer be killed.

Comentar

Responder