Buckcherry – Confessions

Lunes, 25 de Febrero de 2013 | 11:59 am | No hay comentarios
Buckcherry – Confessions

Artista:

Buckcherry

Álbum:

Confessions

Año:

2013

Sello:

Century Media Records / Eleven Seven Music

Los californianos de Buckcherry vuelven a la carga de la mano de su sexto larga duración titulado “Confessions”, un álbum de corte conceptual que se fundamenta en los siete pecados capitales, asociados a experiencias de vida del vocalista Josh Todd, y que forma parte de un proyecto mayor que también contempla la realización de un cortometraje a cargo del director Billy Jayne. El arte del disco es obra del grafitero Ewok, quien dibujó la carátula, además de diseñar las portadas de los siete pecados.

BUCKCHERRY 01El álbum fue grabado en los estudios “The Bastard Ranch” propiedad del guitarrista Keith Nelson, y la producción del trabajo estuvo a cargo de Marti Frederiksen. La placa será editada en Estados Unidos bajo el sello Century Media Records, mientras que para el resto del mundo su distribución correrá por cuenta de la discográfica Eleven Seven Music. El disco estará disponible en dos presentaciónes, la edición normal que consta de 13 canciones, y una edición de lujo que incluirá dos tracks adicionales: “Give ‘Em What They Want” y “When The Fire Starts”,  además del video del primer single, “Gluttony”, con su respectivo making of.

El sencillo “Gluttony” es el primer pecado en mostrar sus credenciales, una canción que derrocha energía y dinamismo con las poderosas secuencias de guitarra de Keith Nelson y la sólida voz de Todd. El álbum continúa con el tema “Wrath”, en donde el riff del bajo de Jimmy Ashhurst brilla con luces propias, y que paradójicamente no entrega toda la fuerza y violencia que su título sugiere. El comienzo de “Nothing Left But Tears” ofrece una melodía mucho más relajada y pausada, para posteriormente explotar en una base mucho más intensa, pero sin escaparse de su estructura de sonidos enérgicos y contenidos. La tendencia a los ritmos calmos se mantiene con “The Truth”, una pieza que destaca por su optimismo y vitalidad, y donde el sonido de las cuerdas asume un segundo plano, para delegar el protagonismo en la batería de Xavier Muriel y la depurada voz de Josh Todd. “Greed” vuelve a subir las revoluciones, incrementando la intensidad con la vehemencia de potentes ráfagas de energía, destacando los precisos solos de guitarra y los constantes cambios de ritmo. Con “Water” se comienza a evidenciar la falta de matices en la propuesta de Buckcherry, no existiendo un afán por incursionar en otras líneas musicales.La energía de “Seven Ways To Die” rompe el letargo, con una instrumentación que suena potente, pero cuya base rítmica no encaja del todo. Sin ser una track descartable, deja la amarga sensación de no estar completamente depurado.

BUCKCHERRY 02“Air” presenta una melodía con una textura más áspera, repleta de secuencias energéticas y aceleradas, marcando pauta la perfecta ejecución de Nelson y la batería de Muriel que no cesa de golpear. El sensible sonido del piano marca la introducción de “Sloth”, una composición que ofrece sufrimiento y amargura en cada una de sus líneas, con un latente tinte fúnebre que termina por fundamentar uno de los mejores cortes de la placa. “Pride” destaca por combinar el canto con una suerte de discurso, todo amalgamado con una entretenida y dinámica melodía. El sonido del bajo vuelve a aparecer en toda su magnitud en “Envy”, una canción que no logra sobresalir por sobre el resto del álbum, limitándose en su ambición por experimentar. El último de los pecados en tentarnos es “Lust”, cumpliendo su misión en base a sonidos nítidos y sintetizados, además de secuencias que suenan sólidas y demoledoras. El viaje a través del disco tiene una hermosa última parada con “Dreamin’ Of You”, una pieza sensible y delicada, adornada a la perfección por el sonido de la guitarra acústica de Stevie D. que estructura una inmejorable manera de terminar la experiencia de “Confessions”.

Con esta nueva entrega, Buckcherry se mantiene en su zona de confort, no arriesgándose a incursionar en nuevos estilos y tampoco matizando una propuesta ya conocida, siendo precisamente esta característica la mayor falencia que se puede encontrar en el álbum. “Confessions” no constituye para nada un paso en falso en la carrera de los norteamericanos, muy por el contrario, estamos en presencia de uno de los buenos elementos dentro de su discografía, destacando excelentes cortes, como lo son “Gluttony”, “Sloth” y “Dreamin’ Of You”. El día que los oriundos de California superen el principal de sus pecados, la pereza, y se decidan a aventurarse en otros terrenos, seremos testigos de la consagración de una de las bandas insignes del sleaze rock.

Por Gustavo Inzunza

Enlace corto:

Comentar

Responder