Beardfish – +4626 Comfortzone

Viernes, 13 de Febrero de 2015 | 12:29 pm | No hay comentarios
Beardfish – +4626 Comfortzone

Artista:

Beardfish

Álbum:

+4626 Comfortzone

Año:

2015

Sello:

Inside Out Music

¿Cómo podemos definir el rock progresivo actual? Quizás muchos afirmen que es una pelea de egos de nunca acabar, de solos tediosos y eternos, que su ejecución es prolija pero aburrida, o que la cohesión dentro de cada banda es nula, e incluso creer que muchas agrupaciones resultan ser una copia redundante y excesiva de exponentes consagrados. Bueno, todo esto es lo que precisamente Beardfish no es. Una propuesta singular en cuanto a estructura, cargada a un sonido envolvente, el cual hace rememorar a bandas del género como Yes, Jethro Tull e incluso a los nacionales de Congreso, posicionando, sin ser insulsos, un sonido clásico sin caer en lo obvio, y trayendo de vuelta la destreza ligada con la naturalidad y la simplicidad melódica agradable de digerir de los 70, hoy en día casi extinta.

BEARDFISH 01Su octava entrega, nos sumerge en una historia bárdica de antaño, relatando distintos parajes emocionales. “The One Inside: Part 1 (Noise In The Background)” es el prólogo de voz discursiva que nos sitúa en la antesala de lo que escucharemos. Con un riff muy pausado, junto al sonido de un violín ahogado, da la cuota de nerviosismo por lo que vendrá, y es así que de inmediato se presenta “Hold On”. El bajo de Robert Hansen se introduce de manera muy dinámica a una canción que tiene el poder de despertar la expectación de este trabajo. “Comfort Zone” resulta ser un bálsamo después de dos tracks potentes en destreza e intensidad; una muestra limpia y homogénea en ejecución y técnica, potenciada por la guitarra melancólica e in crecendo de Zackrisson, acompañada de una voz que hace gala especial de su gran registro y una ejecución del teclado impecable por parte de Sjöblom, dando la cuota exacta de melancolía y sobrecogimiento al relato.

El caso de “King” al principio puede sonar desconcertante en su forma conceptual, pero se hacen notar casi de inmediato que lo que proponen los suecos es mantenernos con el factor sorpresa, dando la impresión que en este caso quieren honrar el legado que los precede. Con riff de guitarras y tonos característicos en ellos, pero acompañado de intenciones en voz y fraseos que hacen eco a un Dream Theater de a mediados de los 90’, nos apronta al clímax de la obra. Esto, sin dejar de lado el sello particular de la banda.

BEARDFISH 02“The One Inside: Part 2 (My Companion Through Life)” es el que da inicio al segundo acto, mostrándonos acordes de guitarra acústica que la hacen particularmente única. En este punto no hay duda de que Beardfish sorprende, pero con “Daughter / Whore” demuestran su versatilidad. Al principio impacta  por acordes y solos reconocibles en el thrash noventero, para luego cambiar a una melodía gratamente reconocible en ellos, pero sin dejar de lado la intencionalidad crossover, haciendo la voz de Sjöblom irreconocible a ratos. “If We Must Be Apart (A Love Story Continued)”, el track más largo del disco, es una catarsis que recorre todo lo que hemos escuchado con anterioridad, para cerrar con  “Ode To The Rock ‘N’ Roller” y “The One Inside: Part 3 (Relief)”, este último un epílogo que sella la obra de los suecos con una despedida que está lejos de ser un adiós, sino la culminación de un capítulo más para la banda. Sin la necesidad de rebuscar en la ejecución, se involucran en algo más actual dentro de lo que es la escena del rock progresivo, dejando en evidencia que su propuesta no es por carencias de interpretación, sino todo lo contrario: están cimentadas bajo la búsqueda y la reinvención perpetua.

“+4626 Comfortzone” hace precisamente eso, situarnos en nuestra zona de confort, a diferencia de sus antecesores “The Void” (2012) y “Mammoth” (2011). En esta oportunidad nos entregan la posibilidad de escucharlos y deleitarnos con un sonido prolijo y sin mayores pretensiones, pero sin dejar de evolucionar musicalmente. Nos hace ser capaces de entender que estamos frente a un álbum con una estructura que nos cuenta una historia; conceptual y fácil de interpretar sensorialmente, con actos y tiempos que varían en intensidad y matices en cuanto a estilo, sin dejar posibilidad alguna al aburrimiento o a la monotonía, reacción que suele pasar al escuchar este estilo.

Por Ilse Barahona

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...