Beach House – Bloom

Martes, 15 de Mayo de 2012 | 12:30 pm | No hay comentarios
Beach House – Bloom

Artista:

Beach House

Álbum:

Bloom

Año:

2012

Sello:

Sub Pop

Una de las cosas que más se habló al momento en que Beach House lanzó “Teen Dream” (2010), era la tensión sexual que existía en el disco, apoyado por los –supuestos- sentimientos amorosos existentes entre Victoria Legrand y Alex Scally. Algo que ambos siempre negaron. Pues si existió o no, la tensión terminó. Porque con este nuevo trabajo, la pareja (musical) nos relaja y nos calma; con “Bloom” nos invitan a soñar.

Cuando “Myth”, primer single del disco, comienza a sonar, entramos de inmediato en la hipnosis de un track que, con sólo un quiebre en medio de la canción donde el ritmo de la batería aumenta su intensidad, no nos muestra más que la nostalgia y los recuerdos, rematada por el sonido del teclado que concluye de repente, como cerrando una cajita de música. Y cerrando esos recuerdos.

Oposición perfecta con “Wild”, que nos lleva hacia el otro extremo, donde aún hay esperanzas; una canción que suena muy linda sin ser en extremo limpia. Uno de los mejores elementos que componen “Bloom”. Y siguiendo con esta tónica, en que la voz de Victoria parece ser la mejor inducción hipnótica, aparece el segundo sencillo del álbum, llamado “Lazuli”. Aquí, el teclado suena casi como de juguete y, combinado con los coros de Legrand, se transforma en una pieza melancólica que si bien mejora en su desenlace, al resto de la canción le hace falta esa profundidad que sentimos hacia el final.

Con estos primeros temas, ya es posible visualizar los distintos matices que componen este larga duración, un trabajo muy bien armado que, en su totalidad, gira sobre un mismo eje. En “Other People”, Victoria nos regala su voz más melodiosa y relajante; bajo la misma tónica de “The Hours”, en la que además pareciera decirnos que dejemos ir las imágenes y los recuerdos que tenemos; llama a despreocuparnos.

Las primeras notas del teclado en “Troublemaker”, de a poco, empiezan a desenmascarar a una de las mejores canciones del disco. Una sucesión de sonidos hermosos, provocados por la prolijidad de Alex, se entrelazan con los tonos angelicales de Legrand en un tema que es capaz de dejarnos distintas postales a lo largo de sus casi cinco minutos de duración. Si pudiésemos definir a “Bloom” con sólo una canción, esa sería “Troublemaker”.

“New Year” aumenta levemente sus revoluciones y podría estar hablándonos con la misma temática que “The Hours”: superemos las etapas, no volvamos atrás, olvidémonos de todo y sigamos viviendo. Otra muy bonita canción. Y con “Wishes” entramos en la recta final de “Bloom”, siendo una sucesión muy acorde a “New Year”, como momento cúlmine antes del quiebre que viene a continuación.

En “On The Sea”, el teclado nuevamente se alza con el papel estelar, con una melodía como sacada de una feria, en la que, a medida que la canción avanza, se le van agregando pequeños actores secundarios, como si fueran niños jugando, ganando osos de peluche o comiendo algodón de dulce, pero que de repente les llega la hora de irse, dejando la feria abandonada.

Y la última gran canción llega justo al cierre. Por momentos minimalista, por otros muy shoegaze, “Irene”, a medida que va creciendo, se va convirtiendo en un espectáculo mágico del que, lamentablemente, hay que despertar.

El dúo Legrand-Scally, con este trabajo, no interviene en nuevos sonidos, ni tampoco explora caminos distintos, sin embargo, maximizan sus posibilidades, transformando a su LP 2012, en el mejor de su carrera: hipnótico, atmosférico y lleno de imágenes. “Bloom” es un sueño. Un sueño creado por Beach House.

Por Bastián García

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...