Ayreon – “The Source”

Lunes, 17 de Julio de 2017 | 12:44 am | No hay comentarios
Ayreon – “The Source”

Artista:

Ayreon

Álbum:

The Source

Año:

2017

Sello:

Mascot Label Group

Hablar de Ayreon y Arjen Anthony Lucassen, significa hacerlo de uno de los referentes más destacados de la escena progresiva europea. No sólo por su calidad musical y la de sus invitados en cada producción, sino también por ser un gran narrador en cada uno de sus trabajos, principalmente con su historia de los Forever, la raza anterior a los humanos que pertenecen a la galaxia Andrómeda. Justamente “The Source” nos lleva de vuelta a ese mundo, ubicándose como una precuela del aclamado “01011001” (2008). Tal como nos tiene acostumbrado el holandés, cada disco trae consigo un amplio número de invitados, donde se repiten nombres como James LaBrie (Dream Theater), Floor Jansen (Nightwish) o Simone Simmons (Epica), y debutan otros como Michael Eriksen (Circus Maximus) y Nils K. Rue (Pagan’s Mind). Además, se incluyen colaboraciones de músicos de la talla de Guthrie Govan, Paul Gilbert y Mark Kelly (Marillion).

“The Day That The World Breaks Down” abre los fuegos, y no podía ser de mejor manera. Una canción de más de doce minutos que nos transporta a los grandes momentos de Ayreon, lleno de matices y cambios, donde además cuenta con la participación de los once cantantes invitados. Un clásico instantáneo para repetirlo una y mil veces. Al pasar por “Sea Of Machines” y “Everybody Dies” llama la atención que este disco está más cargado a las guitarras que producciones anteriores, siendo una constante ametralladora de riffs pesados que logran combinar de gran forma con los distintos instrumentos y melodías, sobre todo con esos teclados y sintetizadores a los que nos tiene tan acostumbrado Lucassen. Y es en “Star Of Sirrah” donde se consolida esta tendencia.

Viendo hacia atrás, este debe ser el trabajo más variado de Lucassen en cuanto a diversidad de estilos. Podemos encontrar sonidos cercanos al folk con toques modernos en “All That Was” o “Journey To Forever”, así como también aires neoclásicos en la desenfrenada “Run! Apoclaypse! Run!”, con riffs más modernos y pesados en “Aquatic Race” o la setentera “Into The Ocean”, que está en clave Rainbow. En todos estos ejemplos, los distintos estilos son llevados a un denominador común llamado Ayreon y que los hace sonar de manera única. Sin embargo, un momento que merece ser destacado es “The Dream Dissolves”, canción que comienza como una balada melancólica y que se vuelve cada vez más grande y épica, donde los trabajos de voces destacan enormemente, junto a los solos de sintetizador y guitarra. “Deathcry Of A Race” es otro momento donde estilos como el folk, el sinfónico e incluso melodías orientales se unen de tal manera, que logran un resultado digno de admiración.

Ya entrando en recta final, “Planet Y Is Alive!” sorprende con su intensidad que no da piedad en ningún momento. Es de los temas más pesados e inspirados de este disco, con un coro muy pegajoso, algo que hasta entonces este trabajo carecía por completo. Aun así, no parecen echarse de menos en esta producción, gracias a la estrecha conexión que existe canción tras canción y que finaliza con “The Human Compulsion”, en donde Lucassen nos entrega un clímax de dos minutos que crece hasta una intensidad que llega a colapsar como una gran explosión, para finalizar con “March Of The Machines”, dejándonos ad portas del mencionado “01011001”.

En definitiva, podríamos catalogar a “The Source” dentro de lo mejor que va del año. Un viaje que merece ser escuchado como toda buena historia, de principio a fin sin saltarse ningún capítulo, ya que los atributos de este trabajo se desbordan en cada una de sus canciones y logra que el relato fluya de manera muy orgánica. La capacidad que tiene Lucassen de reinventarse debe ser su principal virtud, y no sólo en Ayreon, también podríamos destacar proyectos como Stream Of Passion, Star One o The Gentle Storm. Quizás el hecho de que no tenga el gusto por las giras le permita lograr un mejor resultado en el estudio, o al menos él así lo ha dicho. Es un alto costo para sus fanáticos, pero a la vez es una bendición que nos regale álbumes de esta calidad.

Por Matías Alarcón

Enlace corto:

Comentar

Responder