Atoms For Peace – Amok

Viernes, 1 de Marzo de 2013 | 11:15 am | Comentarios (1)
Atoms For Peace – Amok

Artista:

Atoms For Peace

Álbum:

Amok

Año:

2013

Sello:

XL Recordings

Más de dos años se tomaron los integrantes de Atoms For Peace para lanzar su álbum debut. Y Thom Yorke quizá un poco más. La superbanda, que también cuenta con Flea de Red Hot Chili Peppers y el productor de Radiohead, Nigel Godrich, nos trae “Amok”, un trabajo que, independiente de los nombres estelares, une lo mejor de cada músico. Como un rompecabezas de cinco piezas.

ATOMS FOR PEACE 01Alcanzamos a notar la humanidad de los músicos al comienzo del disco. El cóctel formado por el bajo de Flea y un punteo de guitarra, incluso logra disfrazar durante unos minutos toda la maquinaria que hay detrás, como si estuviese escondida. Y los arreglos en percusión hasta los hacen parecer orientados al dub. Pero a medida que “Before Your Very Eyes…” avanza, todo se transforma. Porque una atmósfera futurista comienza a construir el relato de Atoms For Peace, creando escenarios que van variando con cada nota. Así, la irrupción de todos esos elementos con que Nigel Godrich va jugando, nos llevan al punto natural de este disco: la experimentación constante.

En la misma línea suena “Default”, que podría representar una oscura máquina Arcade, donde el eco bajo el falsete de Thom espera atento e inquieto el fin del juego. A la inversa de “Ingenue”, un track más calmo y alegre. Y el tempo vuelve a intensificarse en “Dropped” que, al igual que la canción que abre el disco, combina a la perfección la fuerza del bajo y de los arreglos electrónicos, haciendo que cada uno luche contra el otro sin que exista un ganador, como una rutina ensayada, y ambos haciendo de actor principal.

Hasta allí, cada canción nos muestra a cabalidad lo prolijo del trabajo de cada uno de los componentes de Atoms For Peace, porque aunque lo pareciera, no hay nada al azar; cada una de las notas, de las interacciones, de la irrupción de las máquinas, o de los instrumentos análogos tiene un fin: el de hacer estallar nuestra mente. Pero si bien la gama de matices parece vasta, el disco se mueve dentro de márgenes que no deberían existir. Yorke y compañía podrían apostar por lo infinito sin problema alguno.

ATOMS FOR PEACE 02Por eso es que “Stuck Together Pieces”, la canción más Red Hot de “Amok”, llega para refrescar y dar descanso (de dos minutos) a los sintetizadores que poco a poco comienzan a llenar pequeños espacios, como esas dosis justas de percusión que entregan Mauro Refosco y Joey Waronker. Y si el final durase un minuto más, sería el doble de bueno. Y el disco toma un segundo aire. Si hasta la voz del frontman parece tomar un nuevo impulso en “Judge, Jury And Executioner”; y mayor profundidad en “Reverse Running”, con Thom dirigiendo una orquesta mitad humana, mitad robótica, que mientras avanza logra una altura inmensa y que, de repente, nos hace caer al vacío al momento de soltar los equipos.

Pero, premeditadamente, nos detienen con el último juego de teclas y perillas que se permite Yorke y Godrich. Porque la canción que da nombre al debut de Atoms For Peace define lo impulsado por las siete composiciones anteriores: una lucha constante y coreográfica entre el bajo, la batería y las guitarras, los teclados y sintetizadores. Es imposible dejar de lado la historia de cada músico. Sobre todo la de Yorke. Porque, por momentos, lo expuesto en Amok puede parecer la continuación del sonido que el líder de Radiohead viene acentuando desde “In Rainbows” (2008). Sin embargo, el combo que completa Flea, Nigel, Mauro y Joey, logra ejecutar una pieza llena de matices constantes, donde cada músico saca lo mejor de su repertorio para llevar un paso más adelante todo aquello que Thom ha desarrollado durante la última década.

Por Bastián García

Enlace corto:
(1)
  1. Cristian says:

    Esta wena la volaita!

Comentar

Responder