Albert Hammond Jr. – Momentary Masters

Lunes, 24 de Agosto de 2015 | 2:15 am | No hay comentarios
Albert Hammond Jr. – Momentary Masters

Artista:

Albert Hammond Jr.

Álbum:

Momentary Masters

Año:

2015

Sello:

Vagrant

Es difícil zafar del efecto que genera en un músico el pertenecer a una banda ampliamente conocida, como es el caso de Albert Hammond Jr., que ha debido construir su carrera solista en constante lucha contra la sombra de The Strokes. Algo paradójico si se piensa que, como artista en solitario, ha seguido más fielmente la línea de los primeros años de la banda liderada por Julian Casablancas. Albert ha demostrado ser parte importante del sonido del grupo neoyorkino, específicamente los dos primeros discos, “Is This It” (2001) y “Room On Fire” (2003) Analizamos ahora la tercera propuesta de larga duración, tras el EP “AHJ” (2013).

ALBERT HAMMOND JR 01El disco inicia con una grata bienvenida, como haciéndonos pasar a un lugar familiar, con un sonido reconocible para los seguidores de la carrera solista de Albert Hammond Jr., en donde “Born Slippy” presenta juegos de guitarra que hacen perfecta armonía entre sí, llenando los diferentes espacios de la canción. Cabe destacar que en esta canción se observa una clara influencia del proyecto Paul McCartney & Wings, entendiendo que el artista rinde tributo a sus influencias en cada uno de sus álbumes. “Power Hungry” se impregna de la vibra del nuevo indie pop a través de una incipiente batería que contagia con su juego de platillo y caja, sumado al acompañamiento conciso del bajo, estructurando un tema que escapa a lo antes expuesto por el artista, y afianzando su cercanía con las actuales composiciones de su compañero de banda, Julián Casablancas, flirteando de cerca con ritmos de los 80.

“Caught By My Shadow” es el ejemplo de riff potente y memorable que contagia con su línea rítmica, generando una interesante vinculación al escucharla. Irradia potencia a través de una batería con menor compresión de sonido y armonías que tienden a ser más oscuras de lo que usualmente ofrece en sus canciones. El track que le sigue inicia de manera intrigante; “Coming To Getcha” parece un interludio musical transformado en una canción completa, explorando ritmos más pausados y un minimalismo de progresión musical. Una vez que da comienzo el coro, se presenta un cambio en la atmósfera de la canción, marcado por la voz cargada de una reverberación que genera una amplificación en la intensidad vocal. El tema emblemático de esta placa es “Losing Touch”, que desde el primer instante provoca un enganche a la nostalgia de los mejores días de la banda de origen del guitarrista. Es un tema que va creciendo de manera exponencial, para instalarse de manera inmediata en la memoria musical.

“Don´t Think Twice” es ingenuo por donde se lo mire, con una sección de percusión tremendamente sencilla y una guitarra que busca de manera casi forzada calzar dentro del tempo de la canción. Recuerda a las bandas amateur que hoy por hoy invaden la escena indie norteamericana, pero que no hace justicia a un artista con trayectoria como lo es Albert. “Razors Edge” es por lejos el más lúdico del disco, llegando a generar la sensación de estar ante una rendición bien guitarreada de un tema de consolas de 8 bits. Dando continuidad a la explosión de energía que demuestra el artista en la ALBERT HAMMOND JR 02canción que le antecede, avanzamos con “Touché” y “Drunched In Crumbs”, que sorprenden con una excelente performance del baterista Jeremy Gustin, donde la resistencia le permite sacar chispas entre hi-hat y caja, lo que le da acceso a un ritmo de rock que roza en lo bailable. El ocaso del disco se da con “Side Boob”, que sigue con la fórmula de los anteriores dos tracks y que parecieran ser una triada aislada dentro del disco, reafirmando la consistencia del álbum.

Albert Hammond Jr. ha ido progresivamente mostrando una faceta más arriesgada y creativa en el plano de la composición, lo que produce una mayor cantidad de matices en sus canciones y que, a su vez, demuestra que una banda o artista que cuenta con buenas guitarras no tiene necesidad de acudir a instrumentos poco tradicionales o electro para poder reinventarse. Quienes referían que, al escuchar el EP de 2013, se apreciaba un estancamiento creativo del artista, encuentran en “Momentary Masters” el argumento más sólido para retractarse, debido a que es el larga duración que más estilos ha logrado abarcar, no significando necesariamente que cada una de esas variaciones sean totalmente efectivas. Consta de tracks que de seguro serán consideradas las joyas de Albert Hammond Jr., como también cuenta con algunas canciones que pasarán más bien desapercibidas. Tras esta degustación agridulce, uno puede decantar por reconocer a un artista con identidad propia y que no busca notoriedad, sino la redención en base a una nueva etapa de su vida fundamentada en la lucidez, y que es fiel reflejo de la energía que transmite el disco.

Por Andrés Pino

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...