Alabama Shakes – Sound & Color

Lunes, 18 de Mayo de 2015 | 2:11 am | No hay comentarios
Alabama Shakes – Sound & Color

Artista:

Alabama Shakes

Álbum:

Sound & Color

Año:

2015

Sello:

ATO

El centro de Alabama Shakes es su vocalista, Brittany Howard, de eso no hay duda. Es en torno a ella que el resto de la banda articula los sonidos de este entretenido nuevo disco, “Sound & Color”, y son más que dignos acompañantes, puesto que entregan matices y sonidos muy diversos, pero anclados en lo que se conoce como southern rock y también con una fuerte influencia del blues. Se podría decir que este trabajo es una especie de viaje sonoro; una experiencia con visitas en distintos paisajes musicales, donde la estación principal es el Estados Unidos profundo y tradicional.

ALABAMA SHAKES 01“Sound & Color” es un disco con diferentes experimentaciones en sonidos que conforman un abanico intenso y muy logrado. Destaca, por cierto, la canción y single “Dont’t Wanna Fight”, siendo en esa melodía donde se mueven en una zona que conocen. El gutural comienzo de Brittany nos invita una alegoría de la vida en pareja muy alegre y optimista, ejecutada de forma fluida con esa cadencia que sólo ofrece el funky y el soul. Pero el disco no se queda ahí, también hay “canciones lentas”, donde la voz de Brittany luce todos los matices que se pueda imaginar. Es el caso de “Over My Head”,  la que abre los fuegos, “Sound & Color”, y también de Gimme Your Love. Tienen aire de noche y de bar, como para ir cerrando el boliche e irse a la casa, ojalá acompañado. Son románticas (en el musical sentido de la palabra), intensas y llenas de una pasión que Howard se encarga de transmitir.

Con “The Greatest” nos brindan un poco de garage rock, composición que pareciera musicalizada por The Strokes: guitarras sucias y la melodía de la voz casi a destiempo de los instrumentos, pero con cambios de ritmo que nos recuerdan que este grupo tiene una voz propia que siempre está creciendo. Incluso hay una incursión en el rock psicodélico, lo que aporta mucho a la experiencia final del disco y que es otra muestra de que esta banda es versátil, dúctil y que no siempre opta por lo mismo. Es una larga canción, arrastrada con una guitarra aullante, donde la agrupación experimenta con música poco habitual para sus parámetros, pero muy coherente con la experiencia final del disco. “Gemini” es una prueba de que Alabama Shakes tiene mucho que mostrar, y que su estilo más característico está lejos de limitarlos, por el contrario, los incentiva al riesgo.

ALABAMA SHAKES 02Cabe destacar que la banda no es una mera comparsa de la destacada vocalista. Se nota que el grupo de músicos está más afiatado que en el disco anterior, y las experimentaciones y búsquedas musicales de “Sound & Color” encuentran una buena respuesta en Heath Fogg, Zac Cockrell y Steve Johnson, guitarrista, bajista y baterista, respectivamente. Alabama Shakes tiene sonidos simples, es decir, no encontramos en este disco grandes efectos de sonido o una producción muy invasiva. Es música que experimenta y busca, pero lo hace básicamente desde una cuidada ejecución y desde la excelencia de músicos que saben que menos es más, y que para hacer buena música no es necesario jugar mucho en el estudio. Nos encontramos con canciones que suenan como si hubieran sido grabadas en vivo.

“Sound & Color” es un disco amable al oído, variado y con canciones para casi todos los gustos. En este camino de consolidar un estilo propio, nos encontramos con el talento de una banda que sabe vestir distintos ropajes sin complicarse ni perder un ápice de creatividad o de credibilidad artística. Cada canción provoca alguna imagen o escena de película, o también puede ser la visión de alguna ciudad o pueblo norteamericano de noche. Es un disco evocador, de música popular que canta temáticas de fácil identificación: el amor de pareja, la cotidianeidad de las relaciones humanas y las dudas constantes de las personas. Alabama Shakes no inventa la pólvora musical, pero su aporte actualiza el catálogo clásico, dotándolo de fuerza nueva y renovada. Lo que hacen está teñido con una forma de ver y encarar el trabajo musical, o sea, está presente la diversidad, pero siempre reconocemos a Alabama Shakes, hay una marca de fábrica. Definitivamente, la aparición de este disco consolida a una interesante banda de músicos que, agrupados en torno a una carismática vocalista, ha hecho música con tradición, pero actualizada y mirando el futuro. “Sound & Color” es un buen augurio de lo que podemos seguir esperando de Alabama Shakes.

Por José Alvear

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...