Warcraft

Jueves, 30 de Junio de 2016 | 11:18 am | No hay comentarios

Título original:

Warcraft

Dirigida por:

Duncan Jones

Duración:

123 minutos

Año:

2016

Protagonizada por:

Travis Fimmel, Paula Patton, Ben Foster, Dominic Cooper, Toby Kebbell, Ben Schnetzer, Robert Kazinsky, Clancy Brown, Daniel Wu, Ruth Negga, Anna Galvin, Callum Keith, Burkely Duffield, Ryan Robbins, Dean Redman, Glenn Ennis, Terry Notary, Elena Wurlitzer, Michael Adamthwaite, Anna Van Hooft, Callan Mulvey

La relación entre películas y videojuegos no siempre ha sido la mejor. Adaptación tras adaptación, los títulos –cada vez más periódicos– no logran convencer ni a la crítica ni a un público más general; no así a los fanáticos que, aunque tengan sus reparos, habitualmente disfrutan ver sus juegos favoritos en pantalla grande. Si bien, desde “Super Mario Bros.” (1993) las adaptaciones live action han mejorado en cuanto a calidad visual, efectos e historia, pocas de las cintas que han llegado desde la década pasada han podido levantarse por sí solas, llevando tras sí la estampa del videojuego en cuestión. Y lo que podría ser una bendición para atraer a nuevo público y a la vez dejar satisfecho a los videojugadores, las cintas acaban por seguir un canon desastroso.

WARCRAFT 01Es cierto que los gamers corresponden todavía a un público de nicho (algo que obviamente está cambiando, pero que tomará más tiempo), por lo que intentar inyectar historias pensadas para otro tipo de pantallas hacia un grupo masivo es una tarea difícil. No pudo “Lara Croft: Tomb Raider” (2001) o “Hitman” (2007) –ni su sucesora 8 años después–; tampoco “Prince Of Persia: The Sands Of Time” (2010) y ninguna de las cinco películas de la saga “Resident Evil“. Sea acción o fantasía, hay un elemento con el que directores y guionistas no consiguen dar para completar una cinta redonda y exitosa por donde se le mire. Por ello aún se le tiene tanta esperanza a “Assassin’s Creed“, que se estrenará a fin de año, porque “Warcraft” también dejó a su haber algo que desear.

El mundo de los orcos está quedando sin recursos, por lo que, guiados por el brujo Gul’dan (Daniel Wu) y su control sobre la terrible magia Fel, se abrirán paso hacia el reino humano de Azeroth. Al ver amenazado la ciudad de Ventormenta, el Rey Llane (Dominic Cooper) indica al comandante Lothar (Travis Fimmel) averiguar la motivación de la horda que ha venido a atacarlos y buscar ayuda en el poder del Guardián Medivh (Ben Foster). Pero todo se complicará cuando en su camino se encuentren a la mitad orco mitad humana Garona (Paula Patton), quien intentará crear un pacto con el líder del clan Lobo Gélido, Durotan (Toby Kebbell).

WARCRAFT 02Basado específicamente en el juego de estrategia “Warcraft: Orcs & Humans” –la primera entrega de Blizzard Entertainment sobre este universo en 1994–, y tal como indica su nombre, la dinámica humano-horda es lo principal. Aunque otras especies hacen apariciones breves, protagonistas y antagonistas corresponden exclusivamente a estos dos mundos. Así, casi como un tutorial al comenzar un nuevo juego, se nos va entregando información por goteo, tanteando camino para que vayamos comprendiendo los alcances básicos de personajes, magia, poderes y lugares. Se vaya con conocimiento previo o sin tener idea de nada, el planteamiento inicial queda completamente claro.

No obstante, pasado este primer obstáculo, las cosas se comienzan a enredar. Por un lado, hay información que se repite innecesariamente a lo largo de la cinta, mientras que van quedando en el camino algunas acciones sin explicación alguna. Siguiendo la misma línea, el guión resulta bastante pobre en su historia. Con pocos momentos de reflexión y, si los hay, forzados, más una profundidad WARCRAFT 03indigna comparándola con otros títulos fantásticos con toques medievales, la propuesta es insuficiente. No porque haya gran cantidad de personajes y subtemas la historia es rica, al contrario: si no se sabe trabajar con toda esta información disponible, resolver cada conflicto será insostenible o terminará por enredar lo que a primeras era un relato interesante, perjudicando su desempeño y el desarrollo posterior. Y a duras penas, “Warcraft” logra zafar.

A pesar de lo anterior, que se quiera o no son elementos de peso para cualquier tipo de cinta, tiene unos momentos espectaculares que rememoran partes del juego: planos cenitales de batallas, de ciudades y guiños a lugares y personajes que se harán conocidos para los fans. En este sentido, el trabajo es excepcional: efectos especiales sobresalientes y un CGI que en su mayoría asombra por la fineza y el cuidado de sus detalles.

Uno de los principales elementos que ayudaron al hype de esta película es el hecho de que el director Duncan Jones es fanático hace 20 años de este juego de estrategia. Tras enterarse que Sam Raimi WARCRAFT 04dejaría la silla directoral, allá por 2012, fue personalmente a hablar con los productores para dirigir la cinta. Por ende, el que su posición fuera tanto profesional como de fanático lo convertían en una jugada ganadora. Sin embargo, y en perspectiva, la cinta concluye siendo bastante genérica en sus temáticas y en la línea que va siguiendo, aunque tenga algunos puntos de inflexión riesgosos que descolocan y funcionan, ayudado también por un soundtrack ad hoc.

Se tenga como finalidad el ser un arma para atraer a nuevos jugadores, o para cumplir el deseo de la gran legión de fanáticos por todo el mundo –cuya capital es China–, lo cierto es que, si bien no logrará convencer a los más escépticos o inexpertos del universo de los videojuegos, resulta una atractiva y lograda épica cinematográfica tanto para el hard fan del juego, como para aquel de la fantasía dura y pura.

Por Daniela Pérez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...