Wakolda

Jueves, 12 de Diciembre de 2013 | 10:46 am | No hay comentarios

Título original:

Wakolda

Dirigida por:

Lucía Puenzo

Duración:

93 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Àlex Brendemühl, Natalia Oreiro, Diego Peretti, Elena Roger, Guillermo Pfening, Ana Pauls, Florencia Bado, Alan Daicz, Abril Braunstein, Juani Martínez

El tema de los Nazis lleva muchos años siendo uno de los recursos clásicos del cine, puesto que su asociación con la maldad más pura lleva a que suelan servir como villanos, o como contexto para WAKOLDA 03situaciones o hechos increíblemente adversos como en “Schindler’s List” (1993), o “Inglourious Basterds” (2009) como su extremo absurdo. En “Wakolda” se aborda esta temática, pero como un vehículo para desarrollar temas valóricos fundamentales.

En la patagonia argentina de principios de los 60s, una familia traba amistad con un misterioso médico Alemán (Àlex Brendemühl), quien demuestra un especial interés en Lilith (Florencia Bado), la hija menor de la familia, que sufre problemas de crecimiento. A medida que vayan conociendo al médico, Eva (Natalia Oreiro) y Enzo (Diego Peretti) irán dudando de sus intenciones, a pesar de la dedicación que este muestra en su familia.

Si no fuera porque la cinta es hispanoparlante, “Wakolda” daría para confundirse con una producción hollywoodense, ya que la estética en general es bella y profesional, destacando los amplios planos WAKOLDA 01panorámicos del paisaje, que resplandecen junto a la banda sonora, tan lastimera como simple. Al mismo tiempo, los primeros planos de los rostros de los actores rebosan expresividad, debido a que las actuaciones, en especial de los protagonistas, son solidísimas, en especial Àlex Brendemühl, tan calmo como perverso, y Florencia Bado, encarnando la inocencia e inseguridad características de la pubertad.

A lo largo de toda la película, la tensión va aumentando constante pero sutilmente, al nivel de que ni siquiera es necesario que se pronuncie el real nombre del médico, sino que queda de manifiesto desde el principio que su identidad e intenciones no pertenecen a una mente WAKOLDA 02equilibrada. Quizás el único defecto que muestra la cinta, es la sensación de que el último tercio se apura demasiado, ocurriendo los sucesos desmesuradamente seguidos, llegando a veces a tropezarse unos sobre otros.

La película llega finalmente a estar muy cerca del “nivel” Hollywood, pero sin dejar de lado nunca el sello del cine argentino, que a estas alturas no tiene nada que envidiarle a las producciones del país del norte; de hecho, pareciera ser que es al revés, ya que “Wakolda” está pre-seleccionada al Oscar a mejor película extranjera, donde no sería raro que triunfe sin demasiado problemas.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...