Violette

Jueves, 9 de Julio de 2015 | 12:10 am | No hay comentarios

Título original:

Violette

Dirigida por:

Martin Provost

Duración:

139 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Emmanuelle Devos, Sandrine Kiberlain, Catherine Hiegel, Olivier Gourmet, Olivier Py, Jacques Bonaffe, Nathalie Richard, Stanley Weber, Fabrizio Rongione

Como si cargar con la cruz de ser bastarda no fuera suficiente para sabotear las aspiraciones de una persona en una sociedad donde el qué dirán lo es todo, el haber abortado y no ser heterosexual constituyen un disparo en el pie. Semejante existencia problemática parece extraída de una novela de VIOLETTE 01lo más pesimista, pero en la realidad corresponde a la vida de la francesa Violette Leduc, fallecida escritora marginada del reconocimiento oficial del circuito letrado de su país no por lo que hizo y escribió, sino por lo que hizo y escribió siendo mujer. Por ser una historia olvidada merecía ser contada.

Desafortunada en el romance y subestimada por su madre, Violette Leduc (Emmanuelle Devos) viaja del campo a la ciudad con su permanente sueño de ser escritora bajo el brazo. Allí conoce a la reconocida Simone de Beauvoir (Sandrine Kiberlain), quien tras leer el borrador de su primera novela, confía en ella y la ayuda a impulsar su carrera, forjándose entre ellas una amistad cargada de tensión lésbica.

Nunca es positivo validar estereotipos, pero el asunto es que basta con ver un par de minutos de metraje para identificar los viejos códigos y saber que estamos en presencia de una película típicamente francesa, con su heroína atribulada y/o incomprendida, sexualmente curiosa y cigarro dependiente de turno. Esto no constituye un defecto; en vez la enmarca dentro de un estilo que, de hecho, es coherente con lo que narra. Envuelta en una estética nebulosa y subexpuesta, y dividida en VIOLETTE 02capítulos, el director Martin Provost, quien desplegó un trabajo similar en “Séraphine” (2008), fabrica una obra visualmente fría y algo empalagosa en el desarrollo de su punto de vista.

Violette es el centro indiscutido y en su totalidad no está perfilada como una mujer querible, lo que podría ser leído como un dispositivo de lamentación que trata de ser somero. Se le muestra poco agraciada en términos físicos y expresivos, además de bastante bruta, rasgos alejados de la romantización que se podría hacer de una escritora de su nacionalidad y contexto. Devos es clave en esta caracterización, poniéndose en la piel de ella sin aire pretensioso, pero sí algo forzado, porque la fidedigna experiencia de Leduc ya es lo bastante dramática como para subrayarla con una actuación que es a momentos exacerbada.

Hay delicadeza e incluso impersonalidad en el lente que la registra, aunque es una delicadeza que está en constante conflicto con el carácter conciliador que comparte con un buen puñado de las producciones biográficas a las que estamos habituados. Independiente de su intención detrás, en este mismo dibujo balanceado entre lo frágil y crudo se transparenta un respeto a su humanidad, VIOLETTE 03perfilándola como el ser a ratos desagradablemente dual que cada uno de nosotros es de forma más frecuente que aislada.

Como cinta biográfica quizás intenta demasiado reivindicar a su protagonista en cuanto a su sufrimiento, lo que desentona dada la pluma insurrecta de su objeto de inspiración. La virtud, no obstante, responde a la mera necesidad por recoger su historia, renegada a un ingrato segundo plano en los recuentos de la literatura. La vivencia de ella es, después de todo, la puesta en escena en micro de toda una tradición marcada por la supremacía del sexismo y el prejuicio, el elitismo y las apariencias. Es importante porque hasta el día de hoy es posible encontrar a una Violette, en cualquier rincón del mundo, y en cualquier ámbito. Es importante porque aún muchos conflictos de género pasan colados con descarada espontaneidad, hasta el punto en que la mera mención de ellos es vista como un acto de amargura femenina en vez de la auténtica denuncia que es.

Por María José Álvarez

Enlace corto:

Comentar

Responder