Tierra de Sangre

Jueves, 5 de Junio de 2014 | 10:45 am | No hay comentarios

Título original:

Tierra de Sangre

Dirigida por:

James Katz

Duración:

106 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Aislinn Derbez, Aurélien Wiik, José María de Tavira, Cosmo Gonik, Francisco Pizarro Saenz de Urtury, Mark Weiler, Alisha Seaton, William Charlton, Nicolás Saavedra, Erto Pantoja, Camila Hirane, Sergio Hernández, Francisca Walker

La inspiración para una película puede venir desde cualquier lado. Novelas, historias de la vida real, comics, películas ya filmadas, mitos o, incluso, juguetes, como “La Gran Aventura Lego” (2014). Esta última resulta de especial relevancia, ya que antes de su estreno se corrían los rumores de que no sería más que una publicidad de dos horas, y resultó una de las mejores películas de animación de los últimos años. A la que sí se le podría aplicar ese rumor es a la que nos concierne en este texto, “Tierra de Sangre”.

TIERRA DE SANGRE 01Cuando dos turistas norteamericanos llegan por casualidad a la viña Tierra de Sangre, Luisa (Francisca Walker), la encargada del lugar, les contará la historia de la viña. Con amores, demonios y un vino milagroso, la narración va mucho más allá de lo aparente, al estar inevitablemente entrelazada con la de sus fundadores, Louis (Cosmo Gonik) y Magdalena (Aislinn Derbez).

Además de ser un instrumento barato para dar inicio a la trama, la introducción de los turistas gringos revela lo que pareciera ser la real intención detrás de “Tierra de Sangre”: ser un extenso comercial para publicitar el prestigioso vino chileno a los extranjeros. La pareja de norteamericanos no hace más que deleitarse tomando Carménère en cámara, cuando no están siendo una caricatura grotesca del arquetipo que representan.

El resto de la película es un entramado de clichés exagerados al nivel de perder el sentido, dentro de los cuales destacan los personajes ridículamente estereotipados (basta con ver a los dos franceses hablando español), y de un actuar extremadamente errático, incluso para los estándares del cine. No TIERRA DE SANGRE 02ayuda en lo absoluto la pronunciación de los diálogos que, en el intento de sonar de época, pierden absolutamente la naturalidad y humanidad, tornándose en un inesperado elemento de comedia.

Las actuaciones son deplorables, al mismo tiempo que homogéneas, dando la sensación de que gran parte de la culpa recae en el trabajo del director, el norteamericano James Katz. Especialmente opaco es el personaje de Louis, interpretado por Cosmo Gonik, quien hace gala a lo largo de la película de su incapacidad para variar su expresión facial. Su hermano Etiene (Aurélien Wiik) lo hace mejor, pero su personaje cae de todas formas en el ridículo, debido a las constantes caras y muecas de maldad que le regala al resto.

Dentro de lo predecible y poco original que es la historia, logra al mismo tiempo sentirse increíblemente enredada, con giros y cambios que no hacen más que confundir, y que muchas veces quedan sin explicación. A esto hay que sumarle que la relevancia y el papel de los personajes en la historia cambia constantemente, a medida que el improvisado guión lo va requiriendo.

TIERRA DE SANGRE 03Quizás un elemento rescatable es la ambientación. Filmada en las viñas Santa Rita y Tarapacá, además del castillo Las Majadas en Pirque, los escenarios en que transcurre la acción son bellos y están bien aprovechados. Además de esto, la dirección de arte tiene cierto oficio destacable, logrando algunas tomas preciosas.

En su totalidad, “Tierra de Sangre” está llena de defectos, y sería muy difícil que llegara a funcionar, a menos que conlleve cambios estructurales muy profundos. Cabe mencionar, además, que su temática absolutamente superficial termina por desterrarla como una obra absolutamente innecesaria, que debió haber sido abortada cuanto antes. Mejor hubiera quedado como un spot publicitario de tres minutos para la televisión y la sensación que deja sería la misma.

Por Lucas Rodríguez

Enlace corto:

Comentar

Responder