Thor: Un Mundo Oscuro

Miércoles, 6 de Noviembre de 2013 | 11:24 am | No hay comentarios

Título original:

Thor: The Dark World

Dirigida por:

Alan Taylor

Duración:

120 minutos

Año:

2013

Protagonizada por:

Chris Hemsworth, Natalie Portman, Anthony Hopkins, Tom Hiddleston, Christopher Eccleston, Idris Elba, Kat Dennings, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Jaimie Alexander, Tadanobu Asano, Stellan Skarsgård, Ray Stevenson, Alice Krige, Zachary Levi

Si hay una veta que la industria ha explotado con descaro en lo recorrido del siglo XXI, esa es la del cine de superhéroes. Quién sabe hasta cuándo jugarse tanto por esta clase de filmes le siga funcionando tan bien, pero por el momento estas cintas reinan con comodidad en las boleterías y, en general, cuentan con un estándar superior a la media del cine palomitero. La posta del estudio líder de este segmento ha sido cogida por Marvel, que desde el estreno de “Iron Man” en 2008 ha desarrollado una serie de películas cuya primera etapa culminó con aplastante éxito en “The Avengers” (2012). Como toda moda, este buen pasar es apenas temporal, así que la puesta en marcha de la fase dos de la franquicia no se ha hecho esperar: hace unos meses comenzó con “Iron Man 3”  y tiene su segundo miembro en “Thor: Un Mundo Oscuro”.

Thor (Chris Hemsworth) ha dejado de ser el arrogante aspirante al trono de Asgard y ahora parece estar preparado para asumir el desafío de suceder a Odin (Anthony Hopkins). Tras haber frenado con éxito a su hermano Loki (Tom Hiddleston) en la Tierra, el dios del trueno trabaja en devolverle la paz a los Nueve Reinos, mientras que al mismo tiempo anhela ver de nuevo a la astrofísica Jane Foster (Natalie Portman). Los caminos de ambos se volverán a cruzar luego de que una antigua raza liderada por Malekith (Christopher Eccleston) regrese con el objetivo de sumir al universo en la oscuridad.

La franquicia que Marvel viene desarrollando desde hace seis años, ha tenido como peculiaridad transversal un elevado cuidado al momento de ejecutar las cintas de sus distintos superhéroes. Sus filmes pueden conservar elementos de mayor o menor gracia, pero al menos está asegurada una disposición eficiente y atractiva de sus recursos. Esto se traduce en que resulte inusual que haya piezas que no calcen en un conjunto aterrizado en cuanto a la proyección de metas. A modo de ejemplo, la acción, cualidad preponderante en estos terrenos, jamás se sale de control, incluso en instantes tan grandiosos como el clímax de “The Avengers”. En consecuencia, está incorporado un piso mínimo de diversión, que en “Thor: Un Mundo Oscuro” sigue totalmente presente.

THOR THE DARK WORLD 02La película se alza firme desde el tratamiento dado al personaje. Thor no proporciona las opciones de levantar una cinta similar a las Iron Man –donde la mesa está servida para el lucimiento de Robert Downey Jr.-, pues la naturaleza del personaje lo impide. Y eso Marvel lo comprende muy bien; un pleno entendimiento de las potencialidades de los superhéroes que acá una vez más es demostrado. Al igual que “Thor” (2011), se opta por prácticamente descartar ocuparse de la psicología del personaje. No se fuerza un tormento interior, como queriendo apuntar más alto, sino que se blinda todo con acción bien suministrada. Así es como el protagonista en esta segunda parte está en una encrucijada inicial que rápidamente es relevada por otras impuestas por el vértigo de la aventura.

Si hay una mirada bien pensada en el acercamiento al protagonista, en otro plano estrechamente vinculado el filme no da el ancho. La encarnación de turno del mal raya en lo simplón, con casi insignificante esmero en darle una vuelta interesante. Debe ser  la enésima película que ubica a un milenario ejército como amenaza de los protagonistas, cuyo plan es nada más y nada menos que acabar con todo. Las motivaciones  y personalidades de los villanos poco importan, así que ni hablar de alguna posibilidad remota de comprender sus acciones. Afortunadamente no se juega todas sus fichas en ese sentido, ya que escolta el discreto choque bien-mal con conflictos laterales ejecutados apropiadamente. En rigor, es el cómo evolucionan los pequeños conflictos definidos con anterioridad al surgimiento de esta amenaza lo que le termina otorgando altura a la cinta.

THOR THE DARK WORLD 03Uno de los principales atributos que hacía funcionar “Thor” era la presencia de Loki como el máximo villano. En la secuela el mando lo toma un tal Malekith que no se le acerca ni un ápice en cuanto a magnetismo, y a decir verdad en cuanto a nada. Afortunadamente, el hermano del dios del trueno acá sigue siendo relevante en la trama. Tanto así, que buena parte del gancho de la filme recae en este secundario, un personaje empapado en una mezcla de cinismo, maldad y encanto. En suma, Loki proporciona toda la chispa y lucidez que la película echa de menos en parte de su armado, mientras que el actor que lo encarna, Tom Hiddleston, se come a bocados cada una de sus escenas.

Alan Taylor –director de algunos episodios de la serie “Games Of Thrones”- se despacha una labor atinada, pero sin una impronta clara. Como tantos otros, se limitó a cumplir lo encomendado al pie de la letra en esta cinta que, tal como su predecesora, es una eficiente pieza en el camino hacia algo más grande, en este caso “The Avengers 2”. Si bien es con holgura más uniforme, enérgica y, a fin de cuentas, mejor blockbuster que “Thor”, está a unos cuantos kilómetros de la inventiva alcanzada por “The Avengers”. Acá todo es bastante tenue y de modesto vuelo. En efecto, no mucho más que un correcto preludio de la fiesta mayor.

Por Gonzalo Valdivia

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...