Siniestro

Miércoles, 31 de Octubre de 2012 | 2:19 pm | No hay comentarios

Título original:

Sinister

Dirigida por:

Scott Derrickson

Duración:

110 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Ethan Hawke, Juliet Rylance, Fred Dalton Thompson, James Ransone, Michael Hall D'Addario, Clare Foley

El terror en occidente se ha arraigado a los cánones y tópicos que estableció con mucho éxito durante los primeros años del nuevo milenio. Niños espeluznantes de largas cabelleras, el uso de la tecnología como medio de manifestaciones demoniacas y giros de guión que pillan por sorpresa al espectador, muchas veces, como un salvavidas para entregar algo de chispa a un producto genérico. “Siniestro”, de los creadores de la saga “Actividad Paranormal”, parte con buen pie, sin entregar nada nuevo, pero de a poco cae en la repetición y en los giros de guión que terminan por mandar a una propuesta que se avistaba como interesante, a la infinita lista de cintas de terror olvidables.

Ellison Oswalt (Ethan Hawke) es un escritor de novelas basadas en horribles asesinatos que han ocurrido en diferentes lugares de Estados Unidos, por este motivo, él y su familia se mantienen en un constante peregrinaje por el país, asentándose en los lugares en que han ocurrido los brutales crímenes que inspiran a Ellison. Habiendo conocido su único gran éxito hace más de una década, Ellison está empeñado en escribir su siguiente éxito en la casa donde murió una familia completa, en un misterioso caso donde, además, se mantiene desaparecida la hija más pequeña de la familia. Después de encontrar un proyector con unas perturbadoras filmaciones, Ellison comenzará a descubrir que detrás del macabro asesinato, se esconde una serie de sucesos paranormales que comienzan a afectar a su propia familia.

Lo que comienza como un relato interesante, y que despierta las expectativas del espectador en el sentido de mostrar algo que ya conocemos bajo una mirada fresca e intrigante, termina por convertirse en la película que ya hemos visto miles de veces gracias a una trama que se desinfla estrepitosamente en su conclusión, cambiando totalmente el tono de “menos es más”, para caer en la sobrexposición de sus ingredientes en imágenes complacientes y que sólo buscan la impresión “cool” de la audiencia adolescente.

La primera mitad no sorprende, pero se sustenta en las interrogantes que plantea la película, principalmente, en él no saber lo qué está pasando. Avanzamos por la historia junto al protagonista, en una suerte de complicidad entre espectador y personaje que funciona muy bien, hasta que la película comienza mostrar su verdadero rostro. El drama de Ellison es creíble, incluso su terquedad por querer seguir adelante con su investigación, a pesar del horror que se le viene encima, su pasión lo lleva a sobrepasar todas las barreras. Ethan Hawke interpreta con consistencia a su personaje, caminando sobre un terreno inestable y que porfía ante cada advertencia. Como único protagonista y responsable de que se desate el horror, el resto del reparto cumple el rol de los familiares que sufren las consecuencias de sus actos, siendo la más destacada Juliet Rylance en el papel de Tracy, la fiel esposa que apoya a su marido en su incansable búsqueda del éxito, pero que sólo quiere que se dedique a su familia. Sin querer caer en spoilers –aunque el póster de la película ya es bastante revelador–, Ashley, interpretada por Clare Foley, hace el papel de la “niña maldita” responsable de llevar a la cinta por los lugares comunes que dejaron de inquietar desde hace mucho tiempo.

Sin ánimos de sonar majadero, “Siniestro” se presenta interesante en su primera mitad, utilizando de forma inteligente los elementos que tiene a mano y, a ratos, haciéndonos creer que por fin vamos a encontrar una cinta de terror que sobresalga y pueda mostrarnos algo más de lo que estamos acostumbrados a ver. Lamentablemente, la película no quiere tomar riesgos, y los golpes de efecto terminan por imponerse como el principal factor de terror en una película que pudo haber sido más, pero que convenientemente decide asegurar la taquilla, entregando lo que hemos visto una y otra vez.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:

Comentar

Responder