Si No Despierto

Jueves, 11 de Mayo de 2017 | 1:11 am | No hay comentarios

Título original:

Before I Fall

Dirigida por:

Ry Russo-Young

Duración:

98 minutos

Año:

2017

Protagonizada por:

Zoey Deutch, Halston Sage, Jennifer Beals, Logan Miller, G. Hannelius, Elena Kampouris, Diego Boneta, Alyssa Lynch, Nicholas Lea, Kian Lawley, Liam Hall, Medalion Rahimi, Erica Tremblay

Con el título de “Si No Despierto” llega a la pantalla grande esta película basada en la novela del mismo nombre de Lauren Oliver, publicada en 2010 y con críticas dispares, pero que cultivó una legión de fanáticos. Teniendo en cuenta su target, sin lugar a dudas inclinado hacia el público juvenil femenino, la guionista María Maggenti siguió al pie de la letra las 290 páginas de la novela y se arriesgó, junto a la directora Ry Russo-Young, a dar vida a singulares 98 minutos de película.

Samantha Kingston (Zoey Deutch) es una joven bien posicionada en el rango social de su escuela; tiene al novio perfecto, problemas comunes con su familia y un grupo de amigas inseparables, quienes dedican su tiempo a ser populares, destacar en su entorno y molestar a quienes no son como ellas. Samantha se levanta, acude a la escuela; el día termina en una esperada fiesta y todo se vuelve a repetir una y otra vez, despertando siempre en el mismo día.

Bajo esta premisa, Samanta relata que para ella sólo existe este día. Dicho día, que vemos como “día 1”, es todo el primer acto de esta historia, una que ya corre peligro de fracasar por dónde se le mire. Siendo este primer acto más largo de lo normal, vemos la incurrencia de recursos que ayudan a entender la trama de forma fácil, pero sin ayudar elevar la calidad del film, sino que todo lo contrario. Entre ellos encontramos las figuras comunes y caricaturizadas de los personajes, ayudados por el casting, en donde reconocemos las figuras de los personajes más por su físico que por sus acciones.

Hasta acá la película no sorprende, sin embargo, las posibilidades de la trama son amplias y pueden cargar un segundo acto completo de un fascinante y enigmático mundo de dimensiones paralelas o viajes a través de agujeros de gusanos, o alguna mágica resolución a la gran incógnita de despertar siempre en el mismo día y tener consciencia de ello, pero la historia, fiel a su estilo, se queda en nada. La teoría de un nuevo “Donnie Darko” (2001) queda descartada y, a pesar de la inevitable similitud con la incomparable “Groundhog Day” (1993), en donde Bill Murray logra un papel excepcional e inolvidable, esta película pasa a ser algo así como el libro “Muchas Vidas, Muchos Maestros” de Brian Weiss. Aceptando esto, “Si No Despierto” se torna en cierto modo interesante, y es aquí donde Zoey Deutch saca las garras como actriz y revela un arsenal de tipos de personalidad en un solo personaje, mostrando el gran trabajo que hay tras la construcción de este.

Detalle tras detalle, la película comienza a cautivar con su forma narrativa y rítmica. El punto de vista de Samantha se ve abordado desde diferentes teorías; una especie de aprendizaje a corto plazo que nos va dejando pequeñas, pero, a la larga, grandes reflexiones. Pareciera que aquí todo tiene sentido: los personajes caricaturizados, el universo dramático alejado de una posible catarsis mediática y los pequeños dramas sin valor alguno, adquieren sentido. La cinta, que optaba por una partida para el olvido, empieza a justificar lo plástico de su narración con una especie de apología al verdadero sentido de la vida.

En lo visual y sonoro, “Si No Despierto” fluye de forma un poco forzada, pero precisa en la resolución de problemáticas. Las pocas cámaras en mano que maneja el film son de gran precisión, creando así un ambiente “estable”, contrastado por esta pugna interior entre la protagonista y el mundo. No obstante, el exceso de banda sonora contamina en cierta medida el film, con la extradiégesis buscando más un éxito sonoro que un recurso sensorial.

Si se quiere ver una película donde el mensaje psicológico prima por sobre la acción y las grandes extravagancias, “Si No Despierto” puede resultar una buena alternativa. Sin un gran presupuesto, pero con una enorme pretensión, esta producción deja en evidencia una historia que se puede tornar compleja con la misma facilidad que en un principio parecía simplona. “Si No Despierto” es como aquel hombre que corre y se detiene justo pisando el límite del acantilado.

Por Eduardo González

Enlace corto:

Comentar

Responder