Si Dios Quiere

Jueves, 30 de junio de 2016 | 9:36 am | No hay comentarios

Título original:

Se Dio Vuole

Dirigida por:

Edoardo Maria Falcone

Duración:

87 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Marco Giallini, Alessandro Gassman, Laura Morante, Ilaria Spada, Edoardo Pesce, Enrico Oetiker, Carlo De Ruggeri, Giuseppina Cervizzi, Alex Cendron, Fabrizio Giannini, Silvia Munguia

Cuando se trata de representar comedia de situaciones, el cine italiano tiene una tradición en poder hacerlo, al saber manejar ciertos códigos en cuanto a la idiosincrasia del país europeo, y cómo el paso del tiempo y la evolución generacional han podido entregar nuevas visiones sobre temas que pueden ser controversiales, sobre todo si el grupo de personajes es una familia de tradiciones conservadoras, donde los lazos se podrían ver en juego si alguno de ellos rompe con el molde esperado socialmente. Es así que, de la mano del director Edoardo Maria Falcone, llega una comedia que pondrá a una familia a enfrentar su posición religiosa, cuestionar sus vínculos e incluso la relación padre e hijo.

SE DIO VUOLE 01Tomasso (Marco Giallini), un exitoso y conocido cardiólogo, se ve en conflicto cuando su hijo menor decide abandonar sus estudios de medicina para convertirse en cura. Andrea (Enrico Oetiker) contará con el apoyo de su madre y su hermana.  Sin embargo, será Tomasso quien, siendo ateo y firme con sus ideas, rechazará la decisión de su hijo, pero no se lo hará saber. Para persuadirlo, se acercará a Pietro (Alessandro Gassmann), el carismático sacerdote a quien Tomasso culpa de arrastrar a su hijo en esa decisión.

“Si Dios Quiere” es en esencia una comedia de confusiones que logra trabajar el humor adecuadamente, partiendo por la forma en que Andrea contará lo que ha decidido a su familia, hasta la manera en que Tomasso intentará entablar una relación con Pietro para desenmascararlo y persuadir a su hijo de la decisión que les ha comunicado. Estas situaciones, y el resto que componen la trama, hacen de esta cinta una comedia situacional graciosa, que sabe cómo dosificar esas cuotas de humor, jugando con la ironía de manera astuta, y creando personajes que puedan desarrollar diálogos ingeniosos que logren sostener el relato. La narración es dinámica y fluida, avanza a un ritmo calmado, pero todo lo que se muestra en pantalla está puesto para aportar en distinta medida para conseguir sus objetivos.

SE DIO VUOLE 02La fuerza narrativa de la cinta radica en la lucha entre dos grandes doctrinas representadas primero en Tomasso, como un hombre ateo y de ideas claras en cuanto al cristianismo y la iglesia católica, en oposición a Pietro que, siendo un ex convicto, terminó generando interés en el catolicismo y finalmente se convirtió en sacerdote. Estas dos ideas chocan cuando el hijo de Tomasso decide seguir los pasos de Pietro. Tomasso rechaza cualquier tipo de acercamiento a la religión y no concibe aceptar que su hijo abandone la prominente carrera que él también ejerce por algo, según su visión, mucho menor y sin importancia. Y teniendo estas dos visiones completamente opuestas, la cinta aprovecha de plasmar el cómo afecta a los personajes más allá de profundizar en argumentos religiosos. Por lo tanto, no se advierte como una película de propaganda o tratando de convencer al espectador de una posición en particular, como hiciese, por ejemplo, hace un par de meses “Miracles From Heaven”.

Otra de sus fortalezas radica en la construcción de sus protagonistas. Siendo Tomasso un hombre orgulloso, arrogante y algo distante, es un personaje que logra avanzar y cambiar de tal manera, que el espectador logra sentir empatía por él. Y si bien sus decisiones pueden ser cuestionadas, la relación que genera con Pietro ayuda sustancialmente a cambiar la visión que se tiene de él. Sin SE DIO VUOLE 03embargo, son los personajes secundarios los que no alcanzan a ser lo suficientemente fuertes para apoyar la trama central, esto debido a que sus motivaciones se pierden en el desarrollo, restando importancia a las subtramas, y los conflictos terminan por resolverse de manera simple y superficial, dejando incluso algunos cabos sueltos, tal como la madre resuelve y encuentra su nuevo propósito y vuelve a su familia o la propia motivación de Andrea por seguir el camino del sacerdocio.

Sosteniendo un ritmo constante de comedia y a ratos drama, “Si Dios Quiere” es sincera en cuanto a sus intenciones, explorando las temáticas de la familia, paternidad y, sobre todo, la fe y cómo cada uno de los personajes se relaciona con ella. Esto lo hace de una manera sencilla y sin grandes pretensiones, cumpliendo su objetivo al ser una comedia placentera y lo suficientemente divertida, pero que no trata de ir un paso más allá, prefiriendo quedarse en lo simple.

Por Ángelo Illanes

Enlace corto:

¿Cuál es la banda que más quieres ver en RockOut Fest 2016?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...