S.O.S.: Familia En Apuros

Miércoles, 30 de Enero de 2013 | 11:15 am | No hay comentarios

Título original:

Parental Guidance

Dirigida por:

Andy Fickman

Duración:

104 minutos

Año:

2012

Protagonizada por:

Billy Crystal, Bette Midler, Marisa Tomei, Tom Everett Scott, Bailee Madison, Joshua Rush, Kyle Harrison Breitkopf, Jennifer Crystal Foley, Rhoda Griffis

Comedia ligera, típica de “las tardes de cine en familia” en algún canal de televisión local, es lo que ofrece “S.O.S.: Familia En Apuros” (2012), película dirigida por Andy Fickman, experto en este tipo de cintas, ofreciendo cada uno de los clichés a los que estamos acostumbrados cuando nos enfrentamos a las desventuras de familias disfuncionales en plan sitcom.

Artie Decker (Billy Crystal) es un relator de partidos de béisbol, que termina despedido al terminar la temporada porque sus jefes consideran que es “anticuado” y necesitan dar nuevos aires a la liga. Cabizbajo, Artie recibe la llamada de su hija,  Alice Simmons (Marisa Tomei), quien les pide su ayuda para cuidar de sus hijos mientras ella sale de viaje de negocios junto a su marido. Es así como las costumbres de la vieja escuela de Artie y su esposa, chocaran de frentón con la idea de crianza moderna de Alice y su marido, causando más de un problema en una semana que cambiara sus vidas para mejor.

La comedia familiar parece haber alcanzado el máximo de su potencial hace mucho años, porque “S.O.S.: Familia En Apuros” no hace ningún esfuerzo por salirse del molde que hace décadas está establecido en este tipo de cintas. La música al estilo “Tom y Jerry” para cuando toca acompañar una situación jocosa; algo de escatología amigable y tierna; dramas provocados por las diferencias generacionales, que finalmente son resueltos bajo la premisa de que la familia debe permanecer PARENTAL GUIDANCE 02unida. En fin, nada que no hayamos visto en el pasado; esta película cumple con estar en cartelera para completar el abanico temático, como la opción “para la familia” entre la película de acción, el drama, la de terror y alguna miscelánea.

El reparto funciona y cumple. Billy Crystal es el abuelo tradicional que no sabe cómo acercarse a sus nietos y mantiene rencillas con su hija, una Marisa Tomei que pasa frente a la pantalla jugando a ser la madre obsesiva y sobreprotectora, en un papel que nadie recordará en un par de meses (como a la película). Bette Midler hace el papel de la abuela “chora” y juvenil, mucho más a la onda que su hija, obvio. Tom Everett Scott es el joven padre que no se mete mucho en los asuntos familiares, a sabiendas del conflicto de su esposa con sus suegros. El resto de los niños siguiendo al pie de la letra la receta; son niños genéricos cumpliendo los PARENTAL GUIDANCE 03roles del “desordenado”, el “introvertido”, y la “niña genio, que no quiere serlo”, quienes se transforman en los principales focos de discordia de los adultos.

Difícil se hace seguir hablando sobre esta película. Es tan genérica que es mejor ahorrar palabras para cuando toque escribir la crítica de la próxima y no quedarse corto de argumentos. Se puede rescatar el hecho de poner en discusión los métodos de crianza. ¿Qué es mejor? ¿La modernidad o la tradición? Pero tampoco es la primera película en tratar estos temas, y lo hace de forma tan superficial, que es difícil realizar un análisis más profundo sobre el tema.

Destinada al olvido, presente sólo hasta que llegue la próxima cinta que la remplace,  “S.O.S.: Familia En Apuros” es la comedia familiar de la temporada. Lamentablemente.

Por Sebastián Zumelzu

Enlace corto:

Comentar

Responder