Resucitados

Miércoles, 17 de Junio de 2015 | 12:42 am | No hay comentarios

Título original:

The Lazarus Effect

Dirigida por:

David Gelb

Duración:

83 minutos

Año:

2015

Protagonizada por:

Olivia Wilde, Mark Duplass, Evan Peters, Sarah Bolger, Donald Glover, Bruno Gunn, Jennifer Floyd, Emily Kelavos, Ator Tamras, Scott Sheldon, Scott L. Treger

Una película puede tener distintas intenciones. Puede querer plantear una pregunta sobre la cual reflexionar, discursear respecto a un asunto importante o filosófico, simplemente entretener y lograr que el público tenga una buena experiencia viéndola, o un sinnúmero de otros propósitos. Todas las razones mencionadas pueden estar presentes en una película de terror y, enfrentándonos a una premisa como la de “Resucitados”, que también incluye ciencia ficción para hablar sobre la muerte y la posibilidad de volver de ella, se podría creer a primera vista que este es uno de aquellos casos.

Frank (Mark Duplass) y Zoe (Olivia Wilde) son una pareja de científicos, que priorizan su trabajo y el progreso de su investigación por sobre una relación que tienen algo desatendida. El proyecto en el THE LAZARUS EFFECT 01que están trabajando es un suero que permitiría revivir a los muertos, pero al probarlo en un animal, este presenta un comportamiento violento una vez que es regresado. En un experimento, un accidente eléctrico resulta en la inesperada muerte de Zoe, y Frank no lo piensa dos veces antes de utilizar el suero en ella. Zoe revive, pero, como era de esperarse, no es la misma que era antes.

La idea de la muerte, su significado y lo que hay después de ella, pudo haber sido el gancho más atractivo que le inyectara algo de novedad a esta historia de terror, por lo demás, convencional. La inclusión de la ciencia ficción que permite traer de vuelta a los muertos, serviría, en teoría, para explorar asuntos más grandes y decir algo al respecto, pero esta es sólo una de las oportunidades que esta película desaprovecha. Hay un par de discusiones superficiales al respecto, pero la trascendencia que buscan alcanzar aquellos argumentos es tan nula, que ni siquiera se puede deducir que la cinta esté intentando hacer algún punto al respecto, en absoluto.

Podemos pasar a pensar entonces que lo que la película busca es simplemente asustar, y es sólo para esto que utiliza esa premisa. Trata con tanta liviandad los temas de vida o muerte, que termina siendo chistoso notar que se toma tan en serio en todos los otros ámbitos, recurriendo a los tipos de sustos más básicos e imaginables, con golpes de sonido que pueden predecirse segundos antes de que aparezcan e imágenes impactantes que salen de la nada en momentos de tensión pobremente THE LAZARUS EFFECT 02creados. En ese sentido, “Resucitados” es poco ambiciosa, cliché y no es fácil entender lo que quiere ser. La resurrección de Zoe ocurre hacia la mitad de la película, que antes de esto tenía una trama distinta y contaba con otro tipo de recursos para crear miedo y tensión. Es sólo hacia el final que se transforma en un tipo de película de terror más clásica, con un grupo de personajes encerrados que van muriendo uno a uno (donde, por supuesto, el personaje de raza negra es el primero).

También es cuestionable el hecho de que se logre generar esta situación en primer lugar. Porque sí, puede ser inverosímil que Olivia Wilde interprete a una científica, puede ser inverosímil que un líquido tenga la capacidad de revivir a alguien y que además lo traiga de vuelta con una capacidad cerebral mayor (como “Lucy”, pero con otro tipo de lógica interna fallida), pero para poder involucrarnos en la historia y lo que ocurre –y recién ahí entrar en la atmósfera necesaria para que el terror se genere–, tenemos que poder entender cómo llegamos a la situación final, que en este caso no tiene mayor sentido. No hay razón para que la capacidad cerebral aumentada de Zoe le otorgue tales poderes, y el personaje no tiene ninguna motivación para que ella suponga una amenaza para sus compañeros y empiece a atacarlos. La premisa falla en niveles demasiado imperdonables como para que nos pueda importar lo que sustenta.

THE LAZARUS EFFECT 03Porque además nos es imposible empatizar con los personajes y así, por último, preocuparnos por su supervivencia, ya que a estos sólo se les otorga una que otra característica. Por ejemplo, entre los integrantes del grupo está Niko (Donald Glover), quien siente una atracción por Zoe, y Clay (Evan Peters), un payaso que es usado exclusivamente con fines cómicos, estos siendo los únicos atributos que definen su personalidad. Estos errores comunes dentro del género de terror reducen a los personajes, desaprovechan una oportunidad de que a la audiencia le importe lo que ve y desperdician un elenco mucho más capaz de lo que aquí demuestra.

Son demasiadas falencias desde demasiados ángulos distintos como para poder involucrarnos en lo que se cuenta, ser capaces de dejar la historia de lado y ser capaces de sentir miedo o al menos entender qué era lo que la película buscaba generar. Un poco más de humor o de autorreferencia hubieran sido bienvenidos (como los que, irónicamente, hacen funcionar medianamente a la mencionada “Lucy”), pero todo se toma demasiado en serio. Al tener un bajo presupuesto y un reparto que ha indagado en el mundo mumblecore, se podría esperar más innovación o ingenio a la hora de desarrollar la historia, las caracterizaciones y los mismos sustos, pero “Resucitados” termina siguiendo el camino muchas veces transitado por otras olvidables y mediocres cintas de terror, dejándonos con la pregunta de por qué estos actores decidieron involucrarse en esta, e incluso la de por qué se decidió hacer en primer lugar.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:

Comentar

Responder

¿Cómo te enteras de los conciertos que se realizan en Chile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...