Relatos Salvajes

Jueves, 21 de Agosto de 2014 | 11:26 am | Comentarios (1)

Título original:

Relatos Salvajes

Dirigida por:

Damián Szifrón

Duración:

122 minutos

Año:

2014

Protagonizada por:

Ricardo Darín, Darío Grandinetti, Leonardo Sbaraglia, Diego Peretti, Érica Rivas, Oscar Martínez, Rita Cortese, Julieta Zylberberg, Osmar Núñez, Nancy Dupláa, Germán de Silva, María Marull, Marcelo Pozzi, Diego Gentile, María Onetto

No son muchas las películas argentinas que llegan a salas nacionales, y con la variedad de títulos y géneros que produce aquella industria, es una pena que nuestro país no se someta a más cine latinoamericano. Afortunadamente, el estreno de “Relatos Salvajes”, producida por Pedro Almodóvar, estrenada en el festival de Cannes y con elogios casi universales por parte de quienes la han visto, logra hacerse un cupo entre los estrenos de esta semana. Este compilado de historias unidas por la RELATOS SALVAJES 03rabia y la venganza, es una mirada a una sociedad impotente al límite de la explosión, tratada con el humor negro que se le da tan bien a los trasandinos.

Son seis las historias las que componen “Relatos Salvajes”, la segunda película del director y guionista Damián Szifrón. De unos veinte minutos cada una, son relatos que parten desde lo cotidiano –una boda, un viaje en carretera, un avión a punto de despegar–, para sufrir rápidamente una serie de peripecias que los hacen escalar en tensión paulatina, pero sofocantemente, con resultados brutales, retorcidos y oscuros, aunque siempre cómicos.

Esta mezcla de humor y violencia caracteriza a los varios cortos que, más allá de su temática, no comparten una línea de tiempo ni actores, ni presentan una mayor conexión. Pero todos nos muestran personajes que, buenos o malos, culpables o inocentes, sufren las vueltas y los giros que la imaginación de Szifrón les presenta. Son ciudadanos promedio empujados a su punto de ebullición, ya sea por la sociedad corrupta en la que están insertos, por la naturaleza egoísta de un prójimo que vela por sí mismo, o por las injusticias aleatorias que la vida les pone delante.

RELATOS SALVAJES 02Son casos que podrían sucederle a cualquiera, e incluso algunos que hemos escuchado en las noticias o en mitos urbanos: una mesera que se topa con el hombre que arruinó su vida y tiene la oportunidad de vengarse, un joven acomodado cuya familia intenta cubrir un crimen que cometió accidentalmente, y un hombre abatido por el estrés de la vida cotidiana que finalmente estalla, son algunas de las premisas con la que parten historias que rápida y deliciosamente se descarrilan. El efecto acumulativo que tiene la película es el de tener a la audiencia consciente de la forma en que operan estas viñetas, intentando anticipar a cada momento lo que va a suceder al momento siguiente, al borde de su asiento, atenta a cualquier indicio que pueda significar peligro para estas víctimas que son los personajes.

La producción es impecable, las actuaciones son fuertes y la cámara es pulcra, buscando simetría y encuadrando cuidadosamente, sugiriendo un mundo en orden que no tardará en desmoronarse. Y aunque parece haber un discurso antisistémico detrás de las historias –señalando que se sería más libre estando fuera de la sociedad rígida y opresora, y que la misma corrupción es la que genera violencia-, la película no discrimina a la hora de infligir daño a sus personajes, alejándose de una RELATOS SALVAJES 01crítica social más dura y sugiriendo que, quizás, las cosas estarían mejor si fuéramos un poco más amables con el resto, y con un final que insinúa que todos necesitamos vivir con algo de caos en nuestras vidas.

Si hay algo negativo que decir de la película, es que no es una propuesta muy original en su punto de vista, carece de profundidad más allá de lo que se ve en pantalla y puede resultar un ejercicio incluso infantil en su concepción. Pero “Relatos Salvajes” es recomendable por la pura entretención que genera y el involucramiento de la audiencia, algo que logra en una serie de historias uniformemente ingeniosas, impredecibles y atrapantes, de las cuales ninguna puede ser señalada como un eslabón débil, dejando al espectador ansioso por someterse a la siguiente aventura que Szifrón ha diseñado.

Por Ignacio Goldaracena

Enlace corto:
(1)
  1. Simón says:

    Coincido. Por el tráiler se vé que tiene rasgos de comedia europea, característica de Szifrón, al igual que en Tiempo de Valientes… no sé si el público CHILENO lo disfrutará…

    Una sugerencia, para la próxima ahórrense tanto palabrerío… la redacción con relleno le baja el perfil a la página… saludos, y sigan con el buen trabajo.

Comentar

Responder